Cansada de que le preguntaran por qué no tenía hijos a los 30 años, esta mujer ideó la respuesta perfecta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La escritora estadounidense, Emily Bingham, publicó un mensaje contundente que dio la vuelta al mundo. Éste iba dirigido a todas aquellas personas que le habían preguntado alguna vez a alguien “¿Cuándo tendrás hijos?”, por el sólo hecho de estar cerca de los 30 años.

Su mensaje tuvo tal repercusión que la autora hasta fue invitada al programa televisivo Good Morning America e inspiró un reportaje de la BBC sobre el tema.

emily bingham y lo que opina sobre ciertas preguntas

Pero, ¿quieres saber qué decía este mensaje que ya recorrió el mundo? La escritora publicó la foto de un ultrasonido para captar la atención de sus amistades en Facebook y dejó este mensaje:

“¡Hola a todos! Ahora que tengo su atención con esta foto de un ultrasonido cualquiera que encontré en una búsqueda en Google, sólo quería dejarles un amistoso mensaje de utilidad pública y es que los planes reproductivos y procreacionales de las personas no son de su incumbencia. ¡No son de su incumbencia!.

Antes de preguntarle a un matrimonio joven, que parecen haber estado juntos desde siempre, cuándo empezaran una familia… Antes de que le pregunten a los padres de un pequeño que es hijo único cuando llegará un hermano o hermanita… Antes de preguntarle a una treintañera si tiene planes o, más bien, cuando planea tener hijos porque, tú sabes, el reloj no se detiene… Simplemente no lo hagan. Por favor, no lo hagan.

No sabes quién está sufriendo con problemas de fertilidad o llorando un aborto espontáneo, o luchando con problemas de salud. No sabes quién está teniendo problemas con su pareja o está bajo mucho estrés o el momento simplemente no es el adecuado. No sabes quién está en la duda sobre si tener hijos o tener más hijos. No sabes si han decidido que no es lo adecuado en ese momento, o que nunca será lo adecuado para ellos. No sabes cómo esa pregunta, aparentemente inocente, puede reavivar una pérdida o causar dolor, estrés o frustración. De acuerdo, para algunas personas esas preguntas pueden no significar ninguna molestia — pero te puedo decir, por experiencia propia y las de muchas amistades — es bastante probable que sea una molestia.

En conclusión: ya sea un ansioso futuro abuelo o un amigo bien intencionado o un miembro de la familia o un vecino intruso, no es de tu incumbencia. Pregúntale a la persona qué le hace ilusión en este momento de su vida. Pregúntale a la persona cual fue la mejor parte de su día. Y si una persona te quiere involucrar en algo tan personal como son sus planes de tener o no hijos, te lo dirá. Si te sientes curioso, sólo ten paciencia y espera que te lo cuenten por iniciativa propia y cuando estén listos”.

¿Qué te parece su respuesta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO