Cenotes en México: qué son, por qué se forman y cuáles visitar

Portada Cenotes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Para los mayas -civilización mesoamericana- los cenotes se consolidaron como sitios sagrados. De hecho, depositaron tanta fe en estos espacios que dicen que aquello que pedimos en los cenotes en México se cumple.

Cenotes En México

Reciben el nombre de cenotes gracias al vocablo maya tz’onot, que significa “abismo”. Para la población mexicana, los cenotes pueden ser considerados como un oasis en medio de la selva, manantiales de paz y energía, lugares donde realmente suele emanar la magia como espejismo. Se trata de lugares que eran sagrados, donde las comunidades practicaban todo tipo de rituales y ceremonias.

Cenotes En México

¿Cómo se formaron los cenotes en México?

Los cenotes mexicanos se han compuesto a partir de depresiones geológicas formadas por procesos naturales. Por su apariencia física, los cenotes se conocen como grandes pozos o lagos con gran cantidad de agua. Estos espacios se presentan conectados por túneles subterráneos, por lo que tanto personas del lugar o visitantes turistas pueden acceder fácilmente a estos sitios para vivir la experiencia única de bañarse dentro de los cenotes.

Los agujeros fueron expandiéndose con el paso de los años, y en cuanto a sus formas, se pueden encontrar cenotes abiertos debido a que sus techos se han desplomado por el peso del agua y cenotes cerrados, que son los cenotes más “nuevos” -o de menor antiguüedad- que se encuentran formados por apenas un pequeño orificio que genera una apertura en su parte superior.

Además, lo más característico de los cenotes es que allí en el trayecto por los ríos subterráneos se pueden reconocer restos de estalactitas, estalagmitas y columnas que se fueron originando a partir de la filtración del agua y la combinación con sedimentos de las cuevas.

¿Cómo Se Formaron Los Cenotes En México?

¿Cuáles cenotes visitar en México?

Si te encuentras de visita en México, no puedes perderte de conocer los cenotes para explorar su lado más asombroso, misterioso y al mismo tiempo espiritual. La mayoría de ellos los encuentras en las zonas de Tulum, en la península de Yucatán, Playa del Carmen, también en Cancún.

En Playa del Carmen se pueden disfrutar algunos de estos legendarios espacios, y fuentes de energía: Chaak Tun, Azul, Cristalino, Jardín del Edén, Xcacelito

Cenote Chaak Tun
Cenote Chaak Tun
Cenote Azul
Cenote Azul
Cenote Ik Kill - Jardín Del Edén
Cenote Ik Kill – Jardín del Edén

Entre los favoritos de la zona de Tulum, puedes optar por conocer los cenotes Dos Ojos, Gran Cenote y Chac Mool.

 Cenote Dos Ojos
Cenote Dos Ojos
 Cenote Dos Ojos
 Gran Cenote
Gran Cenote

Para llegar a Tulum puedes viajar en autobús o taxi. Si te encuentras en Playa del Carmen puedes dirigirte a Tulum a través del transporte colectivo, que es más económico.

Como mencionábamos antes, también existen cenotes en la península de Yucatán: algunos de ellos son Cenote Lol-Ha, Cenote Na Yah, Cenote Palomitas.

Cenote Lol-Ha
Cenote Lol-Ha
Cenote Na Yah
Cenote Na Yah

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *