China confesó tener 1.300 muertes más por Covid-19 y confirmaría la hipótesis del ocultamiento de datos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Conforme avanzó el coronavirus en países de Europa y América, provocando daños irreparables como los registrados en Italia, España y Estados Unidos, el mundo despertó ante la insólita gestión de la pandemia en China.

¿Cómo es posible que en China, país en el que se originó el Covid-19 y que presenta un nivel de superpoblación inédito, la cifra de víctimas y personas contagiadas haya sido considerablemente “baja”?

Se supone que, comparando con escenarios como Italia y Estados Unidos, el surgimiento de un suceso inesperado e imprevisto debería haber ocasionado mayores víctimas que las que se han pronunciado por parte de las autoridades.

Si bien durante gran tiempo se confió en los datos brindados por el Gobierno chino, ahora el escenario parece volverse en contra. Inmediatamente, todas las miradas apuntan al país asiático como responsable por ocultar información y no ser sincero ante las consecuencias que el coronavirus podría haber ocasionado en su país. De hecho, uno de los personajes más destacados del mundo en hacer eco de esta situación es Donald Trump quien, más allá de su repudiable gestión de la pandemia a nivel nacional, parece querer saber a ciencia cierta qué fue lo que ocurrió realmente.

Las denuncias dirigidas a las autoridades chinas indican que han buscado minimizar en gran parte el impacto que el brote podría haber tenido en su país, al mismo tiempo que desperdiciaron oportunidades para controlarlo antes de que se propagara de manera ilimitada.

La polémica se reanuda y parece alimentarse con el paso del tiempo. Durante las primeras horas de este viernes, China ha anunciado el reconocimiento de 1.300 muertes más por Covid-19 en su nación. Todos estos “nuevos” casos de fallecidos reportados tuvieron lugar en la ciudad de Wuhan durante el peor momento de la epidemia.

Especificamente, agregó 1.290 muertes a su total de fallecidos de COVID-19 y añadió 325 casos nuevos a la lista. De esta manera, el número de víctimas fatales asciende a 4.632.

Cabe destacar que, como mencionábamos anteriormente, considerando el nivel de población en China, la cifra de fallecidos se encuentra realmente en un índice muy bajo. Aún así, un error de contar o no contar casi 1.300 nuevos fallecidos a la lista no es algo que cualquiera pueda “olvidar” ni justificarse con un “no nos dimos cuenta”.

Según ha argumentado el Centro de Control de Enfermedades Epidémicas de Wuhan, la actual revisión suma nuevos casos debido a que algunos fueron erróneamente reportados en el punto más alto de la epidemia y hubo pacientes que murieron en sus casas porque no pudieron ser atendidos en hospitales.

2 respuestas

  1. Si hubo muchos muertos en casa por covid 19 entonces en proporción hubo mucho más infectados y por consiguiente aumenta aún más la cifra de fatalidades. Es obvio que China oculta los verdaderos resultados.

  2. Entonces vamos a regresar al pasado y comensaremos a cobrarles a toda EUROPA sus crimenes y las muertes que trageron a nuestro continente con sus placas una por ejemplo el piojo que acabo con la mayor parte de la civilizacion azteca en mexico y el sagueo que hiso hernan cortez pa llevarce las riquesas de nuestros antepasados .
    Hay que cobrarles a los alemanes por la muerte de cada uno de los 5 000 000 de judios que fueron asecinados a manos de ellos .
    A EEUU por ser complice y autor de los asecinatos a nivel mundial .
    Por el lansamiento de la bomba nuclear en hiroshima japon matando a niños inocentes junto a sus madres entonces hay que comensar a cobrarles por todos los crimenes q ellos an causado a nivel mundial a EEUU Y A EUROPA los asecinos y sagueadores de nuestros pueblos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
vacuna coronavirus

Conservacionistas advierten que 500.000 tiburones podrían ser asesinados por la vacuna Covid-19

Los conservacionistas han advertido que se podría matar hasta medio millón de tiburones para obtener sus aceites naturales para su uso en una vacuna contra el coronavirus.

El escualeno, un aceite natural elaborado en el hígado de los tiburones, se utilizará en varios candidatos a la vacuna Covid-19.

El ingrediente se conoce como adyuvante y ayuda a aumentar la eficacia de una vacuna al provocar una respuesta inmunitaria más fuerte.

Actualmente se utiliza en las vacunas contra la gripe fabricadas por la empresa británica GlaxoSmithCline.

Great White Shark

La compañía ha dicho que produciría mil millones de dosis de las sustancias para su uso en una posible vacuna Covid-19, según Sky News.

Se necesitan alrededor de 3000 tiburones para producir una tonelada de escualeno.

Shark Allies, un grupo conservacionista con sede en California, ha dicho que será necesario matar alrededor de 250.000 tiburones para cosechar suficiente escualeno para proporcionar a la población mundial una dosis de una vacuna contra el coronavirus que contiene el aceite.

Los investigadores han dicho que cualquier vacuna podría necesitar dos dosis para proporcionar una inmunización adecuada, elevando ese número a medio millón de tiburones.

Shark

Stefanie Brendl, fundadora y directora ejecutiva de Shark Allies, dijo: “Cosechar algo de un animal salvaje nunca será sostenible, especialmente si se trata de un depredador superior que no se reproduce en grandes cantidades”.

“Hay tantas incógnitas de cuán grande y cuánto tiempo podría durar esta pandemia, y luego cuántas versiones de ella tenemos que atravesar, que si continuamos usando tiburones, la cantidad de tiburones capturados para este producto podría ser realmente alta, Año tras año tras año”.

Para evitar el mayor impacto en las poblaciones de tiburones, los científicos están probando una alternativa sintética al escualeno hecho de caña de azúcar fermentada.

Los conservacionistas estiman que alrededor de tres millones de tiburones mueren cada año por el escualeno, que se usa en aceite para máquinas y cosméticos, así como en medicamentos.

Great White Shark

Shark Allies ha lanzado una petición instando a los EE. UU. y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) a utilizar las opciones sostenibles existentes para una vacuna.

La petición dice en parte: “El uso de tiburones en las vacunas covid-19 es miope, impredecible e insostenible”.

“Hay mejores alternativas. La industria debe escuchar”.

Otras publicaciones que pueden interesarte

2 respuestas

  1. Si hubo muchos muertos en casa por covid 19 entonces en proporción hubo mucho más infectados y por consiguiente aumenta aún más la cifra de fatalidades. Es obvio que China oculta los verdaderos resultados.

  2. Entonces vamos a regresar al pasado y comensaremos a cobrarles a toda EUROPA sus crimenes y las muertes que trageron a nuestro continente con sus placas una por ejemplo el piojo que acabo con la mayor parte de la civilizacion azteca en mexico y el sagueo que hiso hernan cortez pa llevarce las riquesas de nuestros antepasados .
    Hay que cobrarles a los alemanes por la muerte de cada uno de los 5 000 000 de judios que fueron asecinados a manos de ellos .
    A EEUU por ser complice y autor de los asecinatos a nivel mundial .
    Por el lansamiento de la bomba nuclear en hiroshima japon matando a niños inocentes junto a sus madres entonces hay que comensar a cobrarles por todos los crimenes q ellos an causado a nivel mundial a EEUU Y A EUROPA los asecinos y sagueadores de nuestros pueblos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO