in

Cierre de más de 2.000 tiendas Starbucks y suspensión de vuelos en China: la abrupta crisis de una superpotencia mundial

Por supuesto que ningún daño será peor o más trágico de por sí que las consecuencias sufridas por las personas que han sido infectadas por este brote de virus surgido en la región de Wuhan.

Sin embargo, resulta igual de relevante mencionar la otra cara de la realidad que se está viviendo en el país asiático. Es tal la paranoia y temor generado al respecto de esta actual epidemia, que de manera abrupta e inesperada, las actividades comerciales que tienen lugar en China comienzan a sufrir impactos negativos.

Por empezar, China se ha visto en la obligación de extender sus vacaciones de Año Nuevo a fines de evitar encuentro de multitudes que fomenten el Coronavirus. Por lo que, con el objetivo de “limitar los movimientos de población“, los medios de comunicación oficiales han indicado que el receso que se preveía finalizaba el jueves 30 de enero, se extenderá hasta el domingo 2 de febrero. Lo cual, para un país que vive de la producción, la extensión en el periodo de inactividad es algo muy pocas veces visto.

Además, este accionar corresponde en consonancia a determinadas decisiones que se han tomado durante los últimos días en China. Recordemos que tanto la región de Wuhan como otras más de 14 ciudades, se encuentran en cuarentena, lo que ocasiona que más de 56 millones de personas se encuentren totalmente aisladas e imposibilitadas de salir de la zona. Esto también ha de resultar en un impacto económico considerable.

Aún así, durante las últimas jornadas y con el aumento de los damnificados en China y la aparición de posibles casos sospechosos en el resto del mundo se han intensificado las medidas de precaución.

La cadena estadounidense de cafeterías Starbucks, que cuenta con más de 4.300 tiendas en China, ha decidido cerrar “más de la mitad”, lo que se traduce en la no operación de al menos 2.000 locales. A su vez ha indicado que la situación actual del país tendrá un impacto negativo en sus cuentas anuales, aunque esperan que se trate de algo ‘temporal’.

Aerolíneas como British Airways y operadoras turísticas asiáticas de bajo costo Lion Air y Seoul Air han decidido suspender sus actividades y vuelos al país asiático.

A partir del 1 de febrero, se sumarán a dicha medida las aerolineas birmanas Myanmar National Airlines, Air KBZ y Myanmar Airways International, suspendiendo sus vuelos a China.

La empresa de Hong Kong Cathay Pacific, afirmó que “reducirá gradualmente” sus vuelos hacia y desde la China continental por lo menos en un 50%. Esta medida entrará en vigor el jueves y estará vigente hasta finales de marzo. Finnair, de Finlandia, que multiplicó en los últimos años sus vuelos a Asia, suspenderá alguno de sus vuelos pero mantendrá sus vuelos a Pekín, Shanghái, Hong Kong y Guanghzu.

Por su parte, el Grupo Lufthansa suspende vuelos a China (continental) hasta el 9 de febrero. La seguridad de los pasajeros y empleados es una prioridad para el Grupo Lufthansa, quienes después de evaluar a fondo toda la información actualmente disponible sobre el Coronavirus, han decidido suspender los vuelos de Lufthansa, SWISS y Austrian Airlines desde / hacia China con efecto inmediato hasta el 9 de febrero. Por razones operativas, la aceptación de reservas para vuelos a China (continental) se suspenderá hasta finales de febrero. Los vuelos hacia / desde Hong Kong continuarán según lo planeado.

Lufthansa, SWISS y Austrian Airlines volarán a sus respectivos destinos en China por última vez. Esto tiene la intención de dar a nuestros huéspedes la oportunidad de tomar su vuelo planeado y que nuestras tripulaciones regresen a Alemania, Suiza y Austria.

Difunden espeluznantes imágenes del mercado ilegal de Wuhan donde se originó el coronavirus

Mientras las autoridades chinas mantienen cerrado el mercado de mariscos en Wuhan, en el que creen se habría originado el brote del nuevo Coronavirus, se difunden impactantes imágenes que dejan a la vista las pésimas condiciones de higiene y la falta de controles del lugar, en donde cientos de especies de animales eran comercializados en forma ilegal.

Allí se vendían productos del mar y animales salvajes sin ningún tipo de control sanitario: pescados, pulpos, serpientes y murciélagos son apenas algunas de las cien especies de animales que se muestran en las fotos del mercado ilegal de Wuhan.

El 1 de enero, este lugar fue clausurado por las autoridades bajo la sospecha de ser el foco donde se originó el fatal brote. Continuar leyendo…

Escrito por Agustina Fontirroig

Me apasiona contar historias: soy fan de las palabras, las imágenes y la combinación de ambas. De Argentina al mundo como @agusfontirroig 📸

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Barbie incluyó un modelo de muñeca con vitiligo en su nueva colección

Científicos afirman que el Océano Pacífico es tan ácido que está disolviendo los caparazones de los cangrejos