Coca-Cola es el mayor contaminador del mundo: sus botellas de plástico ensucian playas, vías fluviales y calles

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Coca-Cola es la marca de refrescos más grande elegida alrededor del mundo, pero también es el mayor contaminador plástico del mundo.

Una nueva auditoría global, realizada por el movimiento global Break Free From Plastics, que empleó a más de 72.000 voluntarios para recorrer playas, vías fluviales y calles de todo el mundo en busca de botellas de plástico, tazas, envoltorios, bolsas y chatarra, según The Intercept.

Después de la limpieza global, los voluntarios encontraron 50 tipos diferentes de plástico de casi 8.000 marcas diferentes.

Se recogieron un total de 475.000 piezas de desechos y 11.732 de ellos pertenecían a Coca-Cola, los siguientes mayores contribuyentes a la contaminación plástica en la auditoría fueron Nestlé, PepsiCo, Mondelez International.

El resto de las compañías incluyen Unilever, Mars, P&G, Colgate-Palmolive, Phillip Morris y Perfetti Van Melle.

También se descubrió que Coca-Cola tiene la mayor cantidad de desechos plásticos en África y Europa, mientras que ocupa el segundo lugar en Asia y América del Sur.

Sin embargo, fue Nestlé el mayor contaminador plástico de América del Norte, seguido por la Compañía Solo que fabrica los icónicos vasos rojas y, en tercer lugar, Starbucks.

Von Hernández, coordinador global del movimiento Break Free From Plastic, dijo en un comunicado: ‘Este informe proporciona más evidencia de que las corporaciones necesitan urgentemente hacer más para abordar la crisis de contaminación plástica que han creado’.

‘Reciclar no va a resolver este problema’.

‘Las casi 1.800 organizaciones miembros de Break Free From Plastic piden a las corporaciones que reduzcan urgentemente su producción de plástico de un solo uso y encuentren soluciones innovadoras centradas en sistemas de entrega alternativos que no sean contaminantes’.

The Intercept pudo contactar a Coca-Cola sobre la nueva auditoría, que respondió en un comunicado por correo electrónico: ‘cada vez que nuestro embalaje termina en nuestros océanos, o en cualquier lugar al que no pertenezca, es inaceptable para nosotros. En asociación con otros, estamos trabajando para abordar este problema global crítico, tanto para ayudar a cerrar el grifo en términos de desechos plásticos que ingresan a nuestros océanos como para ayudar a limpiar la contaminación existente’.

La firma también compartió que está ‘invirtiendo localmente en cada mercado para aumentar la recuperación de nuestras botellas y latas’, sin embargo, los documentos filtrados, obtenidos por The Intercept, de 2017 sugieren lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Argentina ratificó el Acuerdo de Escazú, convirtiéndose en el décimo país en hacerlo

Argentina ratificó el Acuerdo de Escazú, convirtiéndose en el décimo país en hacerlo

Con 240 votos positivos en la Cámara de Diputados, Argentina se convirtió en el décimo país en ratificar el Acuerdo de Escazú.

El Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, también conocido como Acuerdo de Escazú, permite el acceso a información ambiental y participación de la ciudadanía en la toma de decisiones en cuestiones ambientales. El mismo cuenta con la firma de 22 países que forman parte de América Latina y el Caribe y es necesario que, por lo menos, 11 de ellos lo ratifiquen para que pueda entrar en vigencia.

Argentina había aprobado la ratificación por unanimidad en la Cámara de Senadores y en la madrugada del 25 de Septiembre de 2020 se aprobó en la Cámara de Diputados con 240 votos a favor, 4 en contra y 2 abstenciones.

Los países que previamente ratificaron el acuerdo son Antigua y Barbuda, Bolivia, Ecuador, Guyana, Jamaica, Nicaragua, Panamá, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, y Uruguay, según informó el sitio de noticias BBC. Por otro lado, Chile es uno de los países que rechazó la ratificación del Acuerdo, lo cual generó confusión siendo que el país fue uno de los miembros que presidió el convenio en 2018.

Acuerdo de Escazú, ¿de qué trata?

El Acuerdo de Escazú es un convenio que fue promovido por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en 2018 y contó con la firma de 22 países de la región. La finalidad del acuerdo es “garantizar la implementación plena y efectiva en América Latina y el Caribe de los derechos de acceso a la información ambiental, participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales y acceso a la justicia en asuntos ambientales“.

La medida fue celebrada en las diferentes redes sociales

El mismo también tiene como objetivo garantizar “la creación y el fortalecimiento de las capacidades y la cooperación, contribuyendo a la protección del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible“. Según aseguró Andrés Napoli, director ejecutivo de Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) al periódico La Nación, lo que diferencia al acuerdo es que “Tiene características propias porque normalmente los acuerdos ambientales internacionales tratan temas específicos y este trata de derechos que son herramientas para la sociedad civil”.

Para que el Acuerdo de Escazú, el cual lleva ese nombre por la ciudad de Costa Rica en la que fue promovido, entre en vigor es necesario que sea ratificado por otro país miembro que no lo haya hecho hasta el momento.

Para más noticias como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO