Conoce a “Emma”, el maniquí británico que muestra el peligro de trabajar durante 20 años en una oficina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Se trata de un estudio británico bautizado como “Work Colleague Of The Future“, con fines de demostrar y reflejar el comportamiento y efectos que encontraremos en cualquier empleado colega del futuro.

Para caracterizarlo, Reino Unido ha desarrollado a “Emma“, la dramatización de una oficinista con una apariencia real. En ella, confluyen muchas de las consecuencias sufridas por cualquier trabajador que se encuentre en cargos de oficina durante al menos 20 años.

En efecto, este maniquí cuenta con problemas de salud tales como la presencia de várices gruesas por encontrarse tanto tiempo sentada, una barriga prominente por culpa de llevar una vida sedentaria, los ojos rojos y secos por dirigir la mirada tanto tiempo la pantalla de su computadora y la piel pálida por el efecto resplandor de la luz artificial.

No obstante, las imágenes dirigen también toda la atención a la muestra física de una espalda encorvada, posiblemente por la postura tomada mientras se trabaja frente al ordenador.

A juzgar por este estudio, los empleados que pasen 20 años expuestos a estas condiciones en su entorno laboral, se verán perjudicados por los mismos hábitos y problemáticas.

Lo cierto es que lejos de ser un experimento, podría considerarse algo bastante real. Demasiado real. Según estadísticas oficiales, en Reino Unido al menos el 90% de los trabajadores de oficina padecen problemas de salud debido a sus trabajos: entre ellos trastornos oculares y de espalda.

“A menos que hagamos cambios radicales en nuestra vida laboral, como movernos más, mejorar nuestra postura en los escritorios o tomar descansos regulares para, nuestras oficinas nos enfermarán mucho“, afirmaron quienes han estado investigando este complejo paradigma de los daños ocasionados por el trabajo en la oficina durante mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Beyond Walls: el proyecto de un artista que unió Europa y Asia con arte sobre césped

Beyond Walls: el proyecto de un artista que unió Europa y Asia con arte sobre césped

Beyond Walls es el proyecto de Saype, un artista callejero que recorre el mundo dibujando manos entrelazadas para ir un paso más allá de los límites geográficos. El mismo está separado en etapas y en el día de ayer se estrenó la octava: aquella que una Europa y Asia con dos manos entrelazadas.

Saype es un artista francés que se planteó como objetivo pintar la cadena humana más grande del mundo. Para esto él mismo creó una pintura que es biodegradable, por lo que no daña el ambiente, y la utiliza para pintar sus grandes obras de manos entrelazadas sobre césped. Como explica sobre Beyond Walls en su sitio oficial, “el proyecto muestra manos entrelazadas, en un gesto de amistad, unidas en un esfuerzo común más allá de las paredes que separan a los humanos y los encierra en espacios mentales o geográficos“. A través de su arte, Saype busca abrir una brecha entre esas paredes que la humanidad construyó para sí misma.

Beyond Walls tiene la idea de construir puentes culturales y en esta octava etapa aparecieron tres nuevas piezas. Una de 2500 metros cuadrados en la Universidad de Bósforo, que se encuentra en el lado europeo de Estambul. Otra se encuentra en el barrio de Beykoz, con un tamaño de 1600 metros cuadrados y se encuentra en el lado asiático. Y la tercera, es la conexión entre los dos continentes con una barcaza cubierta de césped y el arte sobre él, por supuesto. “La idea es hablar del convivir y del optimismo porque creo que estamos en un momento de la humanidad en el que el mundo se está polarizando y una parte de la población escoge encerrarse en sí misma“, explicó el artista.

Saype comenzó con Beyond Walls en Junio de 2019 en Francia, en la base de la Torre Eiffel. Luego continuó con su arte desplegado en Andorra, Ginebra, Berlín, Uagadugú, Yamusukro y Turín. Por otra parte, que las manos se unan no elimina lo distintivo de cada una de ellas. “En este trabajo en específico, cruzar esa pared simbólica no elimina la singulariad de cada una de las manos: cada una de ellas cuenta una historia de vida y son sutilmente marcadas con diferentes trasfondos (social, geográfico, étnico, etc)”, explicó sobre Beyond Walls en su sitio oficial.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO