5 pequeñas acciones que puedes hacer desde tu casa para salvar el Amazonas

No es algo lejano. Que no vivas cerca no significa que no te impacte. El Amazonas es una de las zonas naturales más importantes del mundo. Es un gran sumidero de carbono: su suelo y vegetación contienen aproximadamente una cuarta parte de todo el carbono del mundo que se almacena en la tierra. Pero, a medida que el bosque disminuye, también lo hace su capacidad de servir como depósito de carbono masivo para el mundo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Esta publicación es producida en colaboración con Hewlett Packard.

Los árboles de la selva amazónica capturan millones de toneladas de dióxido de carbono para realizar la fotosíntesis. Este proceso posibilita el crecimiento y regeneración de los árboles y, además, reduce la cantidad del CO2en la atmósfera y libera oxígeno.

Con menor extensión de selva, la cantidad de CO2que ahora absorbe la Amazonia se verá reducida, como ya ha ocurrido. Hace tres décadas la selva capturaba el doble de toneladas que ahora (1.000 millones). Como resultado, el CO2se liberará de nuevo hacia la atmósfera, lo que podría acrecentar el calentamiento global.

La importancia de la selva amazónica también radica en garantizar la estabilidad del clima mundial. Sus bosques tropicales y regiones boscosas regulan las lluvias y mantienen el ciclo del agua. Los árboles de la Amazonia intercambian grandes cantidades de agua y energía con la atmósfera. El agua liberada por las plantas asciende hacia la atmósfera mediante la evaporación y transpiración de las plantas y, posteriormente, fluye por el aire a diversas partes de América.

Este fenómeno, junto con la gran cantidad de agua que la cuenca del río Amazonas aporta al océano, influye en el clima mundial y en la circulación de las corrientes oceánicas

La deforestación es más que la tala de árboles

Con la deforestación se pierden servicios ambientales como regulación hidrológica y térmica, polinización, protección ante desastres, alimentos, componentes para la industria farmacéutica y cosmética, entre otros. Los bosques representan el equilibrio y la estabilidad dentro del ecosistema. Sin embargo, cada año perdemos 16 millones de hectáreas de bosque. Estas son cifras asombrosas y deberían ser lo suficientemente fuertes como para impulsar una acción inmediata.

Los bosques suministran oxígeno, filtran el aire, regulan la humedad de las zonas cercanas, absorben enormes cantidades de gases de efecto invernadero y proporcionan refugio y sustento a las poblaciones locales.

Deben ser considerados recursos universales porque garantizan el equilibrio del planeta y porque su protección es la protección de toda la humanidad.

Muchas veces nos preguntamos ¿Cómo podemos ayudar al Amazonas estando tan lejos?  Y creemos que es imposible, pero la realidad es otra, no necesitas estar allí, ni ser un experto o activista, con pequeñas tareas diarias puedes ayudar a salvar el pulmón del mundo.

1. Aprende sobre lo que sucede y sé un vocero del Amazonas.

Todos podemos ser voceros sobre la crisis y deforestación que vive el Amazonas, por eso es importante estar informados, seguir medios, expertos y figuras que ayuden a visibilizar los distintos conflictos que sacuden a esta región.

Uno de ellos es el Instituto Nacional de Investigación de Brasil que, a través de imágenes satelitales registra la cantidad de incendios forestales. Otra es la página web InfoAmazonia, que cuenta con noticias y mapas interactivos que muestran los incendios en tiempo real.

2. Reciclar es la clave. 

Reciclar es una de las formas fáciles y efectivas para combatir el calentamiento global y la contaminación. Al reducir el consumo de plásticos, papel y madera que utilizamos todos los días, ayudamos a salvar la selva, ya que una gran cantidad de estos materiales provienen de la deforestación.  

Debemos preocuparnos por elegir productos que sean amigables con el medio ambiente, colaborar en separar correctamente los residuos en nuestras casas, reciclando envases de plástico, vidrio, y de esta forma, poder reducir la cantidad de basura que generamos diariamente y permitir que la misma vuelva al ciclo productivo.

3. Compra consciente: elegir empresas que ayudan a ONG y apoyan programas sustentables.

Nuestras elecciones diarias, como consumidores, tienen incidencia en el medio ambiente. No puede darnos lo mismo una empresa que se preocupa por la ecología a una que no, y tú tienes el poder de elegir aquellas que sí lo hacen de una manera muy sencilla. Tu compra.

HP Colombia y la fundación OMACHA se unieron en una campaña denominada Ama, Vive, Ayuda Amazonas, en la que apoyan un programa que sembrará más de 10.000 árboles de 40 especies diferentes, para ayudar a reforestar la Amazonía colombiana y colaborar con las comunidades indígenas de Ticuna, Cocama y Yagua; quienes además participarán activamente en el proceso.

Puedes participar y apoyar esta acción simplemente comprando un HP Envy Madera o un HP Spectre X360. Incluso si ingresas awww.ayudaAmazonas.com y registras tu compra,  recibirás un certificado de plantación de un árbol.

La actividad se realizará en conjunto con las 286 familias beneficiadas de las 4 comunidades que participarán. Se les enseñará la elaboración de abono orgánico para realizar las siembras de las especies a germinar que se tendrán en cuenta de acuerdo al conocimiento ancestral de cada una de las comunidades. 

Se capacitará por comunidad mediante actividades de conocimiento y tradición ancestral de árboles.

HP Envy Wood

HP spectre X360

4. Entra a un voluntariado

No necesitas tomar un avión e ir a combatir los incendios del Amazonas, ya que existen muchas formas de ser voluntariado y ayudar con la causa desde casa. 

Con solo firmar una petición, participar en protestas o  con compartir en tus redes sociales proyectos que están realizando las organizaciones sin fines de lucro, ya estás aportando un grano de arena para poner fin a la deforestación del pulmón del mundo.

5. Dona.

Existen seis ONG que se dedican a ayudar y evitar las deforestación en la selva amazónica, donde piden donaciones que ayudan a las comunidades que más lo necesitan, leyes más estrictas o a identificar y visibilizar las áreas más afectadas. 

Estás organizaciones sin fines de lucro la puedes encontrar en Charity Navigator, donde las califica con estrellas en base a su responsabilidad y gestión financiera. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *