Controversia en el aire: Médica se niega a cambiar su asiento de primera clase para niño en vuelo

fjvZJ-Hwm_1256x620__1
Redactora
¡Valora esto!

En medio de las alturas, una situación en un vuelo en Estados Unidos ha generado un intenso debate sobre la etiqueta y la responsabilidad a bordo de una aeronave. Una médica, usuaria de TikTok identificada como @lifewithdrsab, se negó a ceder su codiciado asiento de primera clase para permitir que un niño menor de edad viajara junto a sus seres queridos en la misma categoría.

La usuaria, quien pagó un boleto de avión significativamente más caro para disfrutar de la comodidad de primera clase, explicó su posición en un video que rápidamente se hizo viral en la red social.

Image Image 110

Una azafata de vuelo me preguntó si quiero ceder mi asiento de primera clase para que un niño pudiera sentarse con su familia”, compartió la médica mientras mostraba su asiento que se negó a abandonar.

En la descripción del video, la usuaria añadió: “Eso es un no de mi parte, amigo. ¿Habrías cedido tu asiento? También terminaron encontrando una solución, así que no, no soy un ser humano terrible. Además, el niño tenía como 13 años”.

El video acumula más de 17.8 millones de reproducciones y más de 1.7 millones de «Me gusta», generando una avalancha de comentarios y reacciones en las redes sociales. La mayoría de los usuarios expresaron su apoyo a la médica, argumentando que como pasajera de primera clase, tiene derecho a disfrutar de los beneficios por los que pagó.

«Como madre, estoy de tu lado. Si querían sentarse juntos, deberían haberse asegurado de que los asientos estuvieran juntos”, “¿Por qué su primer instinto no es simplemente cambiar al niño con uno de sus padres para que pueda estar con un tutor?”, y “Lo peor es que el niño suele tener unos 12 años y es perfectamente capaz de estar solo durante el vuelo”, fueron algunos de los comentarios más populares.

La situación plantea la pregunta: ¿qué harías si te pidieran que cedieras tu asiento de primera clase en favor de un niño que quiere estar junto a sus padres? Un dilema que, como demuestra este incidente, despierta opiniones y posturas divergentes entre los viajeros.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *