[Brasil] El Cristo Redentor reabrió tras pasar cinco meses cerrado debido a la pandemia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La famosa estatua del Cristo Redentor de Brasil reabrió al público el fin de semana pasado con una capacidad reducida y menos horas para cumplir con el nuevo protocolo debido al coronavirus.

La famosa estatua de 30 metros de altura, con vista a Río de Janeiro, reabrió con solo un tercio de su capacidad normal, controles de temperatura y desinfectante de manos colocados por todas partes, según Paineiras Corcovado, la empresa administradora del parque. Los cubrebocas también son obligatorios para las visitas.

“Después de casi cinco meses cerrados, pensando en la seguridad de nuestros embajadores y visitantes, ¡Paineiras-Corcovado inició su reapertura gradual!”, la compañía escribió en Instagram el domingo. “Con todas las medidas necesarias, como el uso obligatorio de máscara y la capacidad reducida de personas, podrás visitar nuestro Centro de Visitantes y la estatua del Cristo Redentor, ¡lugar perfecto para esa foto familiar!”.

Christo Redentor, Christ the Redeemer

El parque estará abierto de 8:00 a 16:00 horas y cerrado los martes “para realizar una limpieza a fondo en todos los ambientes”. Las camionetas para turistas también se limitarán a menos del 50% de su capacidad y solo se permitirán siete personas a la vez.

La apertura se produce cuando Brasil ha informado de más de 3,3 millones de casos confirmados de COVID-19, el segundo mayor número en el mundo detrás de Estados Unidos, según la Universidad Johns Hopkins. Brasil también ha registrado más de 108.000 muertes relacionadas con el coronavirus.

Además del Cristo Redentor, la montaña Pan de Azúcar del país, la noria Rio Star y el acuario AquaRio también reabrieron, informó CNN, con controles de temperatura en su lugar.

Cristo Redentor

La estatua del Cristo Redentor lleva meses cerrada, pero se ha mantenido como parte del tejido de la ciudad, iluminándose tanto con el uniforme de un médico como con las banderas de los países afectados por los brotes de coronavirus.

Si bien las atracciones turísticas han comenzado a abrirse nuevamente, el alcalde de Río de Janeiro ha dicho que las famosas playas de la ciudad no volverán a abrir oficialmente hasta que haya una vacuna COVID-19 disponible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Stunning Timelapse Shows Bioluminescent Waves Along Coast || Dogtooth Media

[Video] Este timelapse muestra olas azul eléctrico iluminando una playa australiana

Un video muestra una increíble secuencia de imágenes de olas azules fluorescentes “fuera de este mundo” que se estrellan contra la costa debido a un fenómeno natural poco común.

Fotos asombrosas muestran las olas azules brillantes, causadas por la bioluminiscencia, mientras iluminan el mar nocturno.

Las olas se pudieron ver rompiendo en Spikey Beach en Tasmania, Australia, el 22 de octubre aproximadamente a las 9 p.m.

Afortunadamente, un fotógrafo aficionado estaba disponible para captar todo con la cámara.

Fergus Gregory escuchó que el espectáculo de luz natural se estaba llevando a cabo a solo 10 minutos de donde él vive en Swansea y no podía perdérselo.

Dogtooth Media

Mientras se acercaba a la costa, el hombre de 39 años vio las olas rompiendo sobre la playa y vio el efecto azul brillante e irreal por primera vez.

Fergus, hipnotizado, lo observó durante tres horas y media.

La espectacular escena es causada por organismos unicelulares (llamados dinoflagelados, quédate conmigo), que brillan en azul cuando han sido perturbados.

No queriendo perderse ninguna parte de la escena que se extendía ante él, Fergus fue hasta la cima de algunos acantilados cercanos, capturando hasta dónde se extendían las algas por la costa.

Los parpadeos de los organismos azul eléctrico se podían ver a kilómetros de distancia contra el mar oscuro.

Fergus dijo: “Realmente fue una experiencia fuera de este mundo. Tan pronto como me detuve en el auto, pude ver el océano brillando”.

“Verdaderamente es una experiencia mágica para ver con tus propios ojos. Las olas tenían solo un metro de altura pero emitían una luz tan brillante.

“He visto la bioluminiscencia antes, pero nunca me cansaré de ver cómo las olas azul eléctrico chocan contra la playa. Tan pronto como escuché que estaba sucediendo, tuve que subirme al auto e ir a verlo”.

“Solo esperaba que todavía hubiera algo de brillo azul y ciertamente no me decepcionó cuando llegué. Incluso después de tres horas y media no quería irme”.

“Actualmente estoy entre trabajos, así que me ha dado tiempo para aventurarme y hacer más fotografías, lo que funcionó bien esta noche”.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO