Médicos despiden a un compañero fallecido por COVID-19 con un sentido homenaje de ambulancias en el Obelisco

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Las imágenes registradas por personas que se encontraban en las cercanías al Obelisco, histórico y emblemático monumento que distingue a la ciudad de Buenos Aires, ante un inesperado homenaje a un profesional de la salud fallecido por COVID-19 son escalofriantes y muestran la peor cara del coronavirus en Argentina: el peligro al cual se enfrentan los miembros del sistema de salud.

Tal como ha sucedido en otros países, los médicos y profesionales de la salud que combaten en la primera línea contra la pandemia de coronavirus se llevan la peor parte: desde jornadas interminables de cuidados intensivos a pacientes con cuadros clínicos severos, exposición casi directa al contagio del virus, temor de portar los signos de la enfermedad sin síntomas aparentes y contagiar así a otros pacientes y/o familiares, hasta la trágica muerte.

Así es un poco el panorama desalentador que se vive en Argentina, donde las últimas semanas del mes de agosto han visto un aumento notable en la cantidad de casos positivos de COVID-19 y vaticinan que aún lo peor podría llegar a mediados de septiembre. Mientras tanto, el sistema de salud en los grandes hospitales parece estar saturado, y las pequeñas localidades temen desenlaces catastróficos ante un posible aumento de pacientes en centros de salud que no cuentan con los recursos suficientes.

Desafortunadamente, la ciudad de Buenos Aires se hizo eco durante las últimas horas del fallecimiento de un médico de 47 años a causa del coronavirus. Juan Lobel fue despedido por trabajadores del SAME, quienes realizaron durante la jornada del domingo un sentido homenaje en el Obelisco.

Los trabajadores hicieron sonar las sirenas de las decenas de ambulancias que apostaron contra el monumento mientras un helicóptero sobrevolaba la Plaza de la República.

“Es un día difícil para nosotros. Venimos a despedir a un compañero y amigo. Espero que Dios lo tenga en el cielo; era un buen tipo que nos va a seguir acompañando”

El titular del SAME, Alberto Crescenti, mediante un altavoz al encabezar el homenaje por el médico fallecido por COVID-19.
Médicos despiden a un compañero fallecido por COVID-19 con un sentido homenaje de ambulancias en el Obelisco
Médicos despiden a un compañero fallecido por COVID-19 con un sentido homenaje de ambulancias en el Obelisco

Así, mediante la presencia de numerosas ambulancias ubicadas alrededor del monumento, los trabajadores hicieron sonar las sirenas mientras un helicóptero sobrevolaba la Plaza de la República. Acto seguido, los médicos y otros trabajadores de la salud realizaron un aplauso en homenaje a su compañero fallecido por COVID-19, donde algunos se emocionaron con lágrimas en sus ojos.

Según indicaron desde el SAME (Sistema de Atención Médica de Emergencias), Lobel tenía 47 años, cuatros hijos y es el primer médico del SAME muerto por Covid-19. Estuvo internado durante ocho semanas en el Sanatorio Güemes y no sufría ninguna enfermedad preexistente. El médico ejercía su profesión en el servicio desde octubre de 2017 y durante la jornada del sábado también le realizaron una despedida en la puerta de esa clínica porteña.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO