Dinamarca adopta los cuatro últimos elefantes de circo del país para que puedan disfrutar su retiro en paz

Dinamarca
Editora / Travel Content Editor
¡Valora esto!

En un intento por proteger a los animales y prohibir el uso de los mismos con fines lucrativos y de entretenimiento, son cada vez más los países que deciden tomar cartas en el asunto e imponer medidas para su preservación.

Dinamarca es uno de esos países que parecen dar el ejemplo en cuanto a profesar el bienestar de los animales y resguardarlos: el gobierno nacional pagó aproximadamente 11 millones de coronas danesas (algo así como US$ 1.6 millones) en adoptar los cuatro últimos elefantes de circo que existían en el país.

Ahora, los animales beneficiados podrán disfrutar de su retiro en paz, lejos de la carpa y las imposiciones del ser humano.

Se trata de Ramboline, Lara, Djunga y Jenny, cuatro adorables elefantes que han sido rescatados de los circos en Dinamarca. Tres elefantes vinieron de Circus Arena, mientras que otro era propiedad de Circus Trapez.

En efecto, a partir de ahora y durante seis u ocho meses, Animal Protection Denmark se hará cargo del cuidado de los elefantes. Su nuevo hogar, el Knuthenborg Safari Park, ya se han encomendado en la construcción de un espacio personalizado para ellos mientras se preparan para su llegada.

El bisonte americano regresa al norte de México después de 100 años

Bisontes Americanos Vuelven A Pisar Coahuila Tr...

Tuvieron que pasar cien años para que el bisonte americano volviera a su hábitat natural en las tierras de Coahuila, México.

Con el objetivo de restaurar el ecosistema, 19 ejemplares adultos fueron introducidos en la zona de protección de flora y fauna de Maderas del Carmen, un área privada de más de 140 mil hectáreas al norte de Coahuila, que son una continuación del Big Bend National Park en Texas.

Hace un siglo, este gran mamífero habitaba también Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Durango. Sin embargo, su hábitat se redujo considerablemente ya que los pastizales se convirtieron en ranchos y haciendas.

Y no sólo eso: la caza furtiva constante desde el siglo XVII también hizo que el número de bisontes descendiera drásticamente, a tal punto que a comienzos del siglo XX ya quedaban menos de mil.

Sin dudas, la recuperación de su población es una pieza clave en la restauración del ecosistema de pastizales de la región norte del país, por lo que un grupo de 19 bisontes de esta manada fue introducido en el norte de Coahuila, en donde ya no habitaban desde hace un siglo. Continuar leyendo…

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.