Diseñador francés propone campanas de plexiglás para que restaurantes garanticen el respeto por el distanciamiento social

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Múltiples son las iniciativas que se han desplegado en pos de conservar el distanciamiento social que se promueve como medida de prevención en todo el mundo. Múltiples son también las ideas que han surgido para desarrollar en aquellos sitios donde garantizar un poco o nulo contacto entre personas resulta complejo.

Siguiendo este panorama, el diseñador francés Christophe Gernigon ha implementado una posible idea a implementarse en restaurantes, los sitios más afectados por la contingencia de clientes.

Se trata de Plex’Eat, el diseño de unas campanas de plexiglás transparente, que colgarían desde el techo hacia donde se ubican los comensales y así controlar que los restaurantes garanticen el respeto por el distanciamiento social.

De esta manera, se prevé que cada cliente se situará exactamente debajo de una visera grande, abierta en la parte trasera para facilitar el acceso y evitar una sensación de asfixia. 

De igual modo, también podrá cenar o tomar una copa en silencio sin arriesgarse a las tan temidas microgotas de los vecinos de su mesa, sustancias que podrían ser las causantes de un posible contagio de Covid-19. Sin dudas, deberá ser necesario hablar un poco más alto entre los invitados para poder dialogar y mantener un intercambio.

Por el momento, Plex’Eat está solo en la etapa de proyecto. Un industrial contactó al diseñador para estudiar un posible marketing. Para Christophe Gernigon, es demasiado pronto para tener una estimación del precio de cada protección.

Una plaza italiana fue transformada en un tablero de ajedrez para ayudar a mantener el distanciamiento social

La pandemia lo ha cambiado todo: no solamente nos ha hecho replantearnos por completo nuestros hábitos sino que incluso nos ha alejado (físicamente) de nuestros seres más queridos.

Y la distancia social puede resultar a veces como un gran juego de adivinanzas: podemos estimar, pero es difícil saber si realmente estamos poniendo suficiente espacio entre nosotros para mantenernos seguros, especialmente en lugares públicos concurridos, en donde las multitudes se mueven.

Para intentar resolver este problema, el estudio de diseño con sede en Italia Caret Studio ha creado una instalación en una plaza pública como guía para las personas que regresan a los espacios públicos después del cierre. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá por ingerir alimentos fuera de su dieta habitual

No hace más de diez días que compartíamos una alegre noticia que llegaba desde los Esteros del Iberá a todo el territorio argentino: en la provincia de Corrientes, tres guacamayos rojos recién nacidos parecían marcar un gran avance para la recuperación de la especie, considerada por más de 100 años como en extinción.

Incluso advertíamos que posiblemente, estos guacamayos fueran los primeros en nacer en estado silvestre, luego de 150 años de extinción. Motivo por el cual el acontecimiento había sido muy celebrado por los trabajadores en el predio y la fundación Rewilding Argentina, creada en el año 2010 para enfrentar y revertir la extinción de especies y la degradación ambiental resultante, recuperando la funcionalidad de los ecosistemas y fomentando el bienestar de las comunidades locales.

Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá
Murió uno de los tres guacamayos rojos nacidos en el Iberá

Ahora, tristemente, la misma fundación fue encargada de comunicar la muerte de uno de los tres pichones de guacamayo rojo que habían nacido días atrás en el Iberá. Tras un exhaustivo control y necropsia, detectaron que había sido alimentado con semillas de girasol, una oleaginosa no nativa perjudicial para estas aves.

Las mismas han sido provistas por humanos, marcando la polémica en una práctica que no es la primera vez que se debate: el peligro que podría causar dar de comer a animales con alimentos indebidos o fuera de su dieta habitual.

“Uno de esos pichones a los pocos días aparece muerto y en la necropsia se le encuentran en el buche restos de semillas de girasol, justo en el momento que nos llega la información de que había una mujer, que es operadora de turismo, guía del parque provincial, coordinadora de un Club de Observadores de Aves (COA) de la localidad de Ituzaingó, que estaba cebando a los guacamayos con una bandeja donde ponía diferentes semillas, entre ellas de girasol”

Marisi López, referente de la fundación Rewilding Argentina

Además, López detalló que “se tardan años en lograr que estas aves aprendan a ser libres, aprendan a reconocer los frutos silvestres para poder comer y dejen de comer alimentados por una persona en una bandeja y el hecho de que se las pongan hace que retrocedan en la fase de aprendizaje… El girasol es altamente dañino porque tiene una gran concentración de aceite que hace que los guacamayos se vuelvan adictos y que en largo plazo les ocasione la muerte“.

En efecto, los responsables de la fundación descubrieron que el padre de estos guacamayos recién nacidos iba hasta esas bandejas y después alimentaba a los pichones. En diálogo con la agencia de noticias Télam, desde Rewilding destacaron que se trata de “una noticia tremenda para el proyecto porque pone en riesgo la salud de los guacamayos, de los que ya están libres, de los tres guacamayos rojos recién nacidos, porque volvemos un paso atrás en su libertad y vuelven a ser mascotas“.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO