Dormir en una hamaca a 30 metros de altura, la insólita y vertiginosa alternativa de descanso que ofrece Guanajuato

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Guanajuato es un estado central de México, conocido como la cuna de la independencia del país. Precisamente allí, un predio turístico en el municipio de Tierra Blanca ofrece una experiencia que fusiona descanso y aventura con una propuesta más que insólita. Se trata de la posibilidad de dormir sobre una hamaca colgada a unos 30 metros de altura mientras los visitantes disfrutan de las hermosas vistas del Centro Vacacional El Salto.

No hay dudas de que existen tantas alternativas de turismo como tipos de turistas en busca de experiencias cada vez más exclusivas y anecdóticas. Y es que, mientras que el turismo tradicional se inclina por grandes gastos en servicios “comunes” al resto de los mortales, el turismo extremo requiere mucho menos para poner en marcha un negocio y obtiene como principal atractivo la posibilidad de disfrutar de un contexto inédito y una oferta que excede en singularidad.

Dormir en una hamaca a 30 metros de altura, la insólita y vertiginosa alternativa de descanso que ofrece Guanajuato
Dormir en una hamaca a 30 metros de altura, la insólita y vertiginosa alternativa de descanso que ofrece Guanajuato
hamaca

Allí, los turistas pueden practicar actividades como ciclismo de montaña, rappel, senderismo, paseos en cuatrimotos, tirolesa, escalada y muchas propuestas más para aprovechar al máximo la estadía. Sin embargo, una de las propuestas más destacadas y revolucionarias poco tienen que ver con mover el cuerpo, sino todo lo contrario: ahora los visitantes pueden dormir a nada más y nada menos que unos 30 metros de altura posicionados en una hamaca.

Sí, lo que leíste: casi como dormir sobre el aire. Una vez que se ingresa al predio de El Salto y se realizan las actividades, cuando cae la noche es momento de dar lugar a una iniciativa no apta para fóbicos al vértigo. Para poder vivir la experiencia primero hay que deslizarse por cables de tirolesa, pero el trayecto vale la pena ya que luego podrán disfrutar de un sueño ¿profundo? sobre una hamaca.

Una vez que hayan realizado eso, los turistas que buscan experiencias más extremas pueden quedarse colgados por horas a más de treinta metros de altura tanto para contemplar el paisaje o para dormir un poco. Si poco a poco estás interesándote en esta propuesta, debes saber que las experiencias de este tipo en El Salto tienen diferentes modalidades.

Por un lado, se puede realizar un curso básico de rappel, en rutas que van desde 6 hasta 60 metros. Por otra parte, en la segunda opción, el turista deberá llegar al lugar por la tarde, se le servirá una cena ligera para después trasladarse a la zona de tirolesa donde pasará toda la noche disfrutando de la magia de las estrellas y la naturaleza. Al día siguiente se le servirá un desayuno para continuar con un curso básico de rappel. 

Con respecto a los cuidados durante la pandemia de la COVID-19, El Salto cuenta con el Distintivo Guanajuato Sano que asegura el cumplimiento de todos los protocolos de sanidad para evitar contagios. ¿Te atreves a probar? Para consultar por valores, puedes enviar mensaje a su página de Facebook.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO