in

El aeropuerto de Singapur inaugura la cascada interior más alta del mundo

El Aeropuerto Internacional de Changi, en Singapur, inaugura la cascada de interior más grande del mundo.

La Joya será una nueva terminal en este aeropuerto que va a tener grandes atracciones entre las que se incluye la cascada artificial más grande del mundo, que recibe el nombre de Rain Vortex.

La estructura forma parte de la ampliación de la nueva terminal del aeropuerto Changi, que ofrecerá una amplia oferta de servicios de entretenimiento y alojamiento a los viajeros.

La cascada llamada ‘Rain Vortex’ tiene 40 metros de altura y por sus turbinas fluyen casi 38.000 litros de agua de lluvia por minuto. También cuenta con un juego de luces que ilumina el agua por las noche y crea un espectáculo visual impresionante.

Esta nueva construcción ha sido diseñada por el arquitecto Moshe Safdie y cuenta con una estética de selva tropical en sus 134.000 metros cuadrados que se dividen en 10 pisos (cinco de ellos bajo tierra) en los que los jardines son los grandes protagonistas(2.500 árboles y 100.000 arbustos).

Singapur: por qué ir y qué hacer en este imperdible del Sudeste Asiático

Hablar del Sudeste de Asia para algunos significa playas paradisíacas, paisajes impresionantes, shock cultural y religioso, entre otras cosas. Ó al menos eso era para mí hasta que planeando mi viaje me crucé con Singapur. Esta ciudad-estado que se ubica en la misma península que Malasia, me sorprendió para bien rompiendo todos los esquemas de metrópoli que he visto antes.

Continuar leyendo…

Escrito por Delfina Velarde

Soy un poco de todo. Por momentos escritora, cada tanto fotógrafa y desde siempre una exploradora. Viajar me ayuda a conocer quién soy. Seguí mi ruta de viaje en @travelersintranslation

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

10 lugares para conocer en Roma durante 24 horas

Vivir en Disney ahora es posible