El clásico Hotel Sacher de Viena convierte sus suites en restaurantes privados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

VIENA (Reuters) – Relaciones amorosas secretas, acuerdos de negocios complicados y negociaciones políticas: el opulento Hotel Sacher de 5 estrellas de Viena ha sido un sitio popular para misiones delicadas desde su apertura en 1876.

Ubicado en el primer distrito de Innere Stadt de Viena, Austria, frente a la Ópera Estatal de Viena, es famoso por la especialidad de la casa, el Sachertorte, un pastel de chocolate con relleno de albaricoque. También hay una galería de arte en el hotel con obras del siglo XIX. El hotel está construido cerca de la antigua residencia de Antonio Vivaldi.

Hotel Sacher es miembro de The Leading Hotels of the World, una red de marketing.

Después de estar cerrado 10 semanas por la pandemia de coronavirus, el hotel espera atraer a los huéspedes en su reapertura del viernes aprovechando su tradicional discreción.

“La idea de salir pero no ser visto por nadie ha acompañado al hotel Sacher desde el principio”, dijo el director gerente Matthias Winkler.

Hasta cuatro personas con dos niños pueden alquilar una de las 152 suites o habitaciones del hotel durante hasta tres horas y disfrutar el desayuno, almuerzo o cena servidos por un mayordomo privado. Los precios son de 45 euros (50 dólares) por persona por el desayuno y a partir de 75 euros el almuerzo y la cena.

Refiriéndose a las experiencias posteriores a los ataques del 2001 en Nueva York y a la crisis financiera, Winkler supone que pasarán entre tres y cuatro años y medio antes de que los ingresos alcancen los niveles previos a la crisis. Usualmente más del 90% de los huéspedes del hotel vienen del extranjero.

Los cerca de 800 empleados del Grupo Sacher se encuentran bajo un régimen de trabajo de corta duración introducido por el gobierno para salvar empleos. El personal entregará su característico pastel Sacher-Torte a domicilio y venderá un nuevo helado recién creado para impulsar las ventas.

Pero Winkler dijo que se necesitará una extensión del esquema de empleos, vigente hasta mediados de septiembre, hasta bien entrado el año próximo para evitar despidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO