El itinerario perfecto para 4 días en La Habana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Cuba es uno de esos países que visitamos y llega a convertirse en uno de los favoritos para siempre. Es que después de todo, ¿cómo no amarla? Desde los colores a la arquitectura, de la música y la danza a su gente maravillosa. Dejate llevar por el calor de este hermoso país y deja que tus sentidos se deleiten con las vistas, los sonidos y los sabores.

Si estás buscando planificar un viaje a La Habana, este itinerario te puede servir para que no te pierdas ni una de las experiencias más interesantes de la capital cubana.

Día uno

Nada mejor que empezar el primer día en La Habana Vieja, el hermoso interior colonial de la ciudad. Aunque puede llegar a haber bastantes turistas en ciertas épocas del año, es una de las partes favoritas de la ciudad para explorar. La arquitectura es diferente a cualquier cosa que hayas visto, y siempre hay algo para ver, ya sea de día o de noche. No te pierdas la Catedral de San Cristóbal y el edificio del Capitolio.

Llevate un calzado cómodo para perderte por las calles, los parques, charlar con los locales y aprender un poco más de su particular estilo de vida.

Por la tarde se puede visitar el Museo del Ron, o la destilería de Havana Club, que se encuentra justo en Habana Vieja. Así vas a descubrir el auténtico ron cubano.

Para cerrar el primer día nada mejor que un paseo nocturno por El Malecón, ese paseo frente al mar, donde se reúne la gente para pescar, tomar algo o simplemente socializar con cualquiera que pase por ahí.

Children play on a backstreet in La Habana Vieja

El Capitolio

Havana Club

Un bombero

Día dos: playa

Cuba es famosa por sus playas de arena blanca y aguas turquesas, pero ninguna de estas playas se encuentra en el centro de La Habana. Si bien vas a ver a la gente nadando en las aguas a lo largo del Malecón, las olas pueden ser un poco peligrosas ya que hay muchas rocas.

Playa del Este es lo más cercano a la ciudad, yendo en taxi se está a poco más de 15 minutos, y realmente vale la pena disfrutar un día en estas playas.

Para cerrar este día se puede ir a tomar o comer algo al elegante Hotel Nacional, que tiene unas muy lindas vistas de la ciudad y del mar.

Buick At The Beach

Portuguese Man O' War

Playas del Este - east of Havana, Cuba (5)

Hotel Nacional

Día tres: más historia

Por mucho que te encante La Habana Vieja, hay que seguir recorriendo un poco más la ciudad. Queda visitar el Castillo de Morro y las otras almenas destinadas a proteger la bahía. Este es el lugar para salir a comer para conseguir una comida abundante por un precio razonable.

Después del almuerzo se puede ir a disfrutar del barrio del Vedado. Es una de las mejores zonas de arte y galerías de la ciudad. Los jardines de la universidad son muy lindos para visitar. Muy cerca de la Universidad se encuentra la famosa Plaza de la Revolución. Nadie puede irse sin su foto ahí.

Para esta noche, uno de los lugares favoritos en La Habana es el Jazz Café, que se encuentra en Vedado, ideal para disfrutar de una cerveza escuchando a increíbles músicos.

Havana, Cuba

Universidad de La Habana
La Habana, Plaza de la Revolución buildings, Cuba

Miel en la calle, La Habana

Día cuatro: museo y baile

Nadie puede irse de La Habana sin haber visitado el Museo de La Revolución. Una verdadera muestra de la historia que aún se respira por las calles de toda Cuba.

Para despedirse de la capital cubana, nada mejor que un mojito en La Bodeguita del medio. El mítico bar que solía visitar el gran Hemingway y donde todas las tardes se puede escuchar bandas de salsa en vivo.

Museo de la Revolución (antiguo Palacio Presidencial) - La Habana, Cuba

Museo de la Revolución - La Habana, Cuba

CUBA - LA HABANA

Músicos en La Bodeguita del Medio

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

The New York Times lanza portada con los nombres de las casi 100.000 víctimas de Covid-19 en Estados Unidos

Porque más que los números y estadísticas, importan los nombres. Y vaya que si han de ser nombres trascendentales si se trata de personas que han perdido la vida a causa de la pandemia de coronavirus.

Sin dudas, una portada histórica para un acontecimiento histórico en el país. Desde hace unas semanas, Estados Unidos supera ampliamente al número de soldados estadounidenses fallecidos en la Guerra de Vietnam por culpa de la propagación del virus y la consecuente cuestionable gestión de las autoridades nacionales.

The New York Times es uno de los diarios impresos más prestigiosos del mundo y no ha perdido su importante rol como medio de comunicación ante la sociedad. Más bien estos tiempos que corren han hecho que se reafirmara su misión, algo con lo que a partir del suceso de este domingo se ha valido de un gran aplauso y reconocimiento.

Se trata de su escalofriante portada publicada este domingo 24 de mayo que muestra, sin imagen de por medio, seis columnas dedicadas a homenajear por su nombre a algunas de las víctimas del Covid-19. Así la tapa aparece ocupada por el nombre, la edad y una brevísima pincelada biográfica de 1.000 víctimas del coronavirus en Estados Unidos.

El titular principal que acompaña a las víctimas reza “Las muertes en Estados Unidos se acercan a 100.000, una pérdida incalculable”. Así mismo, el diario estadounidense ha expresado que “no eran simplemente nombres en una lista. Eran nosotros mismos“.

A su vez, han explicado el por qué de la realización de la misma. Simone Landon, editora asistente del departamento gráfico, ha indicado que ante la llegada de la cifra de 100.000 muertos, pretendían “representar el número de una forma que expresara tanto la vastedad como la variedad de las vidas perdidas”.

Por otra parte, el director creativo jefe del diario asumió que no recuerda ninguna portada sin imágenes en sus 40 años de experiencia: “aunque ha habido algunas páginas que solo llevan gráficos, esta es sin duda la primera (sin imágenes) de los tiempos modernos.

La portada se ha vuelto viral de manera inmediata y ha llegado a países de todo el mundo. Desde luego, el gesto tiene mucho que enseñar y servir para la reflexión de sociedades que habitan el planeta. Nadie querrá ver los nombres de una persona que conoció entre las víctimas publicadas en la tapa de un diario. Ni, por supuesto, nadie querrá ser un nombre inmortalizado en una portada que aguarda por algún lector en un puesto de diarios.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Everest a la vista! 🙏🏻♥️

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO