El tierno momento en el que un pequeño elefante juega con turistas en Tailandia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Un reciente video demuestra cómo este adorable bebé elefante recibe a los visitantes que se acercan a conocer el santuario en el que vive. Las imágenes fueron tomadas en un santuario de elefantes, ubicado en Chiang Mai, al norte de Tailandia.

Pero si viajas a Tailandia y quieres visitar un santuario de elefantes, antes es importante tomarse el tiempo para investigar, leer reseñas y asegurarse de que allí los animales no son maltratados.

Según un estudio publicado recientemente por la ONG World Animal Protection, tres cuartas partes de los elefantes destinados a turismo en Asia se concentran en Tailandia y el número de animales se ha incrementado un  30% durante los últimos años.

Según un informe reciente de la ONG World Animal Protection, el número de elefantes en cautividad destinados al turismo en Tailandia se ha incrementado un 30% en cinco años.

Tailandia 434bfc ae122b08823940dd8eb2c2acbc2bc28f mv2

Además muchos de estos elefantes son alejados de sus madres cuando son bebés, obligados a someterse a un duro entrenamiento y a sufrir pobres condiciones de vida durante su vida.

Chiang Mai es una de las zonas con más cantidad de propuestas para ver elefantes en Tailandia. Y muchas de ellas siguen permitiendo los paseos montando elefante o los shows para entretener a los turistas.

Tailandia 434bfc 28c08a0ac55f4475ab3ce724e47328cb mv2

Pero lo que resulta polémico son las condiciones en las que los elefantes son capturados, custodiados y luego sufren un duro entrenamiento para ofrecer las llamadas ‘experiencias con elefantes’, en donde los turistas pueden alimentarlos, bañarlos o hasta verlos pintar un cuadro, jugar a la pelota o mantenerse sobre dos patas. ¿Pero cuántos golpes habrán tenido que soportar para contentar al turista curioso?

En la mayoría de los santuarios los elefantes son encadenados y cuando se enfadan, reciben varios golpes como castigo.

Por otra parte, la necesidad de proveer de animales a estos centros ha hecho aumentar el tráfico ilegal de ejemplares salvajes, cuya captura está ahora prohibida en Tailandia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO