in

En este pueblo francés está prohibido que los perros ladren

Photo by Xan Griffin on Unsplash


Jean-Pierre Estienne , el alcalde de Feuquières, cerca de Amiens (Francia), emitió un decreto que prohíbe a los perros ladrar, lo que provocó una furiosa respuesta de los activistas de “libertad animal” que dicen que está frenando las libertades caninas.

Según él, este decreto “sin precedentes” no es un mero capricho, sino que es la respuesta a una serie de quejas de los habitantes del pueblo, sobre el incesante ladrido de algunos perros que hacía la vida intolerable.

Dog

Los dueños de perros que no mantienen bajo control el “ladrido prolongado o repetido” de sus mascotas tendrán que pagar una multa de € 68

Jean-Pierre Estienne afirma que no tiene nada en contra delos perros, y la idea no es prohibirlos. Sino, lo que pretende, es que la gente los eduque y se haga responsable de ellos.

“Modo perro”, el nuevo invento de Tesla para evitar que las mascotas sufran calor en el auto

Dejar a un animal dentro de un coche, incluso durante unos minutos, puede llegar a ser fatal para él por las altas temperaturas en el verano.

Por eso, ahora Tesla presentó el “Modo Perro”, el cual permite activar el climatizador para que los grados no se disparen aún con el coche apagado.

La idea de Elon Musk, confirmada por él mismo a través de Twitter, consiste en un ‘Modo Perro que sea capaz también de avisar incluso a la gente de fuera de que el coche está climatizado y así evitar que alguien se preocupe por el animal. Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

¡Impactante! Un helicóptero se estrelló y quedó todo registrado desde el interior de la cabina

Un turista pagó 110 mil dólares para matar a una cabra en peligro de extinción