Encontraron una gigantesca ciudad maya en la selva de Guatemala

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Un grupo de investigadores descubrió antiguas casas, edificios, obras de defensa y pirámides mayas en las espesas selvas del departamento de Petén, en Guatemala gracias a la ayuda de una técnica de cartografía aérea. Esto nos permite saber que allí vivían millones de personas más de lo que se pensaba.

Estos descubrimientos, que incluyen campos agrícolas de tamaño industrial y canales de irrigación, fueron anunciados el jueves por una alianza de arqueólogos estadounidenses, europeos y guatemaltecos que laboran en conjunto con la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya de Guatemala.

El estudio calcula que aproximadamente 10 millones de personas podrían haber habitado las tierras bajas mayas, lo que significa que posiblemente se requería producir alimentos en forma masiva.

“Eso es dos o tres veces más (habitantes) de lo que la gente decía que había”,

Los investigadores usaron una técnica de cartografía conocida como LiDAR (siglas en inglés de Detección y Medición de la Luz), la cual hace rebotar en tierra un rayo láser de emisión pulsada, lo que permite leer los contornos ocultos entre el denso follaje.

Los resultados muestran que los mayas alteraron el paisaje en una forma mucho más amplia de lo que se pensaba, ya que en algunas áreas se cultivaba el 95% de la tierra disponible.

“Su agricultura es mucho más intensiva y por lo tanto sostenible de lo que pensábamos, y cultivaban cada pulgada de la tierra”

Los antiguos mayas drenaban áreas pantanosas que desde entonces no han sido consideradas dignas de ser usadas para la agricultura.

Y las amplias cercas de defensa, sistemas de foso y muralla, y los canales de irrigación, permiten inferir que la fuerza laboral estaba altamente organizada.

“El Estado se involucraba aquí, porque vemos la excavación de amplios canales que le dan una nueva dirección a los flujos naturales del agua”

apuntó Thomas Garrison, profesor adjunto de antropología en la Universidad Ithaca de Nueva York.

Los 2.100 kilómetros cuadrados (810 millas cuadradas) de cartografía realizada amplían enormemente el área que se pensaba había sido ocupada intensivamente por los mayas, cuya cultura floreció aproximadamente del 1.000 a.C. al 900 d.C. Sus descendientes aún viven en la región.

Con la cartografía se descubrieron unas 60.000 estructuras individuales, incluidos cuatro centros ceremoniales mayas con plazas y pirámides.

Garrison dijo que este año acudió a la selva con los datos recopilados por medio del LiDAR para buscar uno de los caminos que se encontraron.

“Lo hallé, pero si no hubiera tenido el LiDAR y no hubiera estado al tanto de que eso es lo que era, hubiera pasado caminando justo encima de él debido a lo espeso de la selva“, afirmó.

Garrison hizo notar que, a diferencia de otras culturas antiguas cuyos campos, caminos y cobertizos han sido destruidos por generaciones subsecuentes de agricultores, la selva creció sobre los campos y estructuras abandonadas de los mayas, ocultándolas y preservándolas.

“Esta selva, que ha obstaculizado nuestros esfuerzos de descubrimiento durante tanto tiempo, de hecho ha operado como esta magnífica herramienta de conservación del impacto que la cultura tuvo en todo el paisaje

“Es esta ciudadela en la cima de la colina que tiene estos sistemas de fosos y murallas… cuando fui allí, una de estas cosas mide nueve metros de altura”, señaló. De alguna forma, las estructuras estaban ocultas a plena vista.

“En cuanto vimos esto todos nos sentimos un poco avergonzados”, dijo Canuto con respecto a las imágenes captadas por el LiDAR, “porque estas eran cosas que habían estado ante nuestras narices todo el tiempo”.

El domingo 11 de febrero el canal NatGeo comenzará a emitir una serie documental sobre el descubrimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Dónde será el velorio de Diego Armando Maradona

En medio de la conmoción mundial por el fallecimiento de Diego Armando Maradona, una de las preguntas que todos se hacen es dónde será el velorio, teniendo en cuenta la magnitud de esta figura para la población argentina y el contexto de pandemia, donde se evitan las aglomeraciones de personas.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, confió que le propuso al titular de Argentinos Juniors, Cristian Malaspina, que el velatorio del astro Diego Maradona sea en el estadio del “Bicho”, en el barrio porteño de La Paternal, que lleva su nombre. Aún resta saber qué decide la familia.

“Hablé con Cristian Malaspina para saber si podía poner a disposición el estadio de Argentinos para el velorio, pero solo si la familia lo quiere”, sostuvo en declaraciones a TyC Sports.

El Gobierno también está evaluando dos opciones para el velatorio de Diego Maradona. En primer lugar tienen la idea de hacerlo en la Casa Rosada o incluso, en el Congreso de la Nación. Sin embargo, esto está por verse ya que las hijas estarían por pedir que nadie ajeno a la familia, pudiera asistir. No solo eso, también hay que tener en cuenta el contexto de la pandemia que se vive en toda la Argentina.

Maradona, de 60 años, falleció este jueves 25 de noviembre luego de sufrir un paro cardíaco mientras se recuperaba en una casa del barrio “San Andrés”, en el norte del conurbano bonaerense, de una operación por un hematoma subdural en la cabeza.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO