Esta es la razón por la que Bora Bora está en mi lista de lugares para conocer al menos una vez en la vida

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Casi que desconocía de la existencia de Bora Bora hasta que durante el último fin de semana me topé con una película. 

Una película de amor, de esas que escogí en busca de una historia romántica, de esfuerzo, de atracción, o de quién sabe qué. ‘Coup de foudre a Bora Bora’ su nombre original, ‘El paraíso del amor’ en su traducción al español. 

Esta película francesa, lanzada en el año 2018, cuenta la historia de Valentine y Jérôme, dos compañeros de trabajo que integran una empresa de producciones de realidad virtual. En el afán por convencer sobre su potencial creativo a una nueva cliente -y un tanto exigente-, se embarcan en la aventura de volar hacia Bora Bora, la isla que conforma las Islas de Tahití, en la Polinesia francesa. 

Por detrás del argumento inicial, dos compañeros de trabajo que se miran como algo más que mejores amigos. De esos que han compartido jornadas de trabajo infinitas, que se han acompañado en los mejores y peores momentos: cumpleaños, celebraciones, éxitos profesionales, rupturas amorosas. Y, frente a ellos, un  viaje a un destino paradisíaco que parece ser el lugar por excelencia para rendir culto y animarse al amor. 

Si bien no está en mis planes oficiar de spoiler en esta oportunidad, la trama es por demás cautivante y, más allá de que si la historia pueda ser o no interesante, tiene un condimento especial: los alucinantes paisajes de Bora Bora. A cualquiera le gustaría ser protagonista si el escenario resulta así de espectacular.

Bora Bora
Bora Bora

Un destino paradisíaco en la Polinesia francesa

Ubicadas en el Océano Pacífico, las Islas de Tahití son un destino mítico. La mención de Tahití recuerda las visiones de una idílica isla paradisíaca y una vez que la visites, descubrirás que tu imaginación no está demasiado fuera de lugar. Aisladas, tropicales y exuberantes, estas islas son un universo donde los sueños se encuentran con la realidad.

Bora Bora es una isla volcánica inactiva de una extensión aproximada de 29.3 km² , ubicada en una de las lagunas más bellas y cristalinas del mundo, coloreada en un millón de tonos de azul. Se trata de un destino conocido por sus magníficos resorts de lujo y numerosas actividades de aventura, es una de las islas del noroeste que conforman las Islas de Tahití

El idioma francés y el tahitiano son las principales lenguas que hablan los habitantes en Bora Bora, aún así al ser un destino que se ha consolidado gracias a la recepción de turistas, las personas también suelen tener conocimientos de inglés.

De recorrida por la isla, los visitantes podrán admirar el vasto motu de las playas de arena blanca de Bora Bora bordeadas de cocoteros rodeando la laguna esmeralda que está poblada con una miríada de peces y corales multicolores. Allí el punto más alto es el impresionante Monte Otemanu en el centro de Bora Bora.

Buscando información sobre este destino tan exótico y remoto, descubrí que tan sólo tiene alrededor de 9.596 habitantes nativos y/o residentes en su isla. Algo que, de sólo pensarlo, suma a esa expectativa de escenario natural y tranquilo tan necesario para escapar del frenesí de la rutina 

Es fácil entender por qué esta pequeña isla de 15 millas cuadradas es venerada como uno de los destinos vacacionales más íntimos e idílicos

Descubrir el ‘mana’

Lo que creo que es realmente atrapante de la historia es que el objetivo inicial de la película indicaba registrar las imágenes más hermosas de Bora Bora a fines de dar a conocer la isla con su atractivo turístico. Sin embargo, un personaje llamado Marc emerge en el plan de viaje de trabajo para invitar a Valentine a ver más allá de lo que Bora Bora muestra a simple vista. A registrar el ‘mana’ de la isla, a vivir desde la aventura, desde la intuición, desde el deseo propio.

Respecto al ‘mana’ de la isla, en busca de significados alusivos a su concepción, encontré datos oficiales tales como recomendaciones que indican que “Las islas de Tahití ofrecen algunas de las islas más remotas y vírgenes del planeta. Para experimentar una remota fantasía tropical, dirígete a Manihi. En esta pequeña isla, lejos del mundo moderno, el espíritu de Mana prospera. Visite la laguna cristalina que alberga la primera granja de perlas negras de Las Islas de Tahití, luego explore el pequeño pueblo de Turipaoa, donde los lugareños aún viven el estilo de vida tradicional polinesio”.

El Mana es definido como la fuerza vital invisible y siempre presente que nos conecta con nuestro mundo. Vive en todas las cosas, los animales, la naturaleza, las montañas, el océano y las personas: es todo y en todas partes.

Bora Bora

Mana es una palabra propia de las lenguas austronesias que significa “poder, efectividad, prestigio, y donde las mayorías de las veces se entiende al poder como de naturaleza sobrenatural. La semántica exacta depende del idioma. Se trata de un concepto muy importante en las culturas de Polinesia.

Bora Bora

Experimentar la vida en bungalows

Una de las cosas que más me han impactado de la película es la posibilidad de observar la presencia de bungalows sobre el agua, algo que describen como un elemento imperdible tanto de Bora Bora como de las Islas de Tahití en sí. Desde habitaciones privadas hasta suites de villas flotantes, resulta un espacio ideal para sentirse aún más en contacto con la naturaleza:

Bora Bora
Bora Bora

El lugar perfecto para hacerlo todo o nada

Enloquezco de sólo pensar en ver un amanecer y un atardecer dentro de esos bungalows, posada sobre el marco de una ventana con vistas al mar. Imagino que semejantes paisajes son dignos de una experiencia de relajación absoluta: caminar por la orilla del mar, meditar sentado bajo un árbol, disfrutar de la puesta del sol como si no hubiera un mañana.

Un plan que también genera muchos adeptos en Bora Bora es disfrutar de la Playa Matira, una de las playas públicas más populares pero un poco más apartadas de la isla de Bora Bora. Con una vista de otro mundo, es caracterizada como ‘un lugar maravilloso para nadar, Matira Beach cuenta con aguas cálidas y poco profundas que son perfectas para un día de snorkel. No se pierda una experiencia sin preocupaciones donde el tiempo se detiene a lo largo de la costa azul de la playa de Matira durante sus vacaciones en Bora Bora”.

Y habrá quienes coincidan en la sensación tan placentera de, por un momento, entregarse a la quietud. Aún así, también aseguran que las Islas de Tahití son ideales para moverse y hacer.

En cuanto a las actividades para realizar en la isla, predominan planes tales como el buceo, paseos en crucero, deportes acuáticos como kiteboarding, paddleboarding, paseos en canoa, kayak, excursiones por la isla, caminatas por la orilla.

Bora Bora

¿Cómo llegar a Bora Bora?

Cada 50 minutos, los vuelos a Bora Bora desde Papeete y Moorea están disponibles a través de Air Tahiti para aquellos que buscan ir de isla en isla. Para llegar a Bora Bora desde cualquier punto del mundo es necesario pasar primero por Tahití. La puerta de entrada a Tahití y sus islas es el aeropuerto internacional de Faa’a.

*Nota del editor: Considerando la situación de extrema precaución ante el brote de coronavirus, muchos destinos se encuentran limitando y restringiendo el acceso de visitantes a fines de salvaguardar la salud de sus residentes y evitar la propagación del virus. Para obtener más información al respecto sobre las medidas a tomar por Bora Bora y en especial por las Islas de Tahití, te recomiendo consultar el sitio web de promoción turística de Islas de Tahití.

Si quieres conocer más lugares paradisíacos de playa y sol para planificar tus próximas vacaciones, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Miles de evacuados ante el avance de los incendios al este de la ciudad de Los Ángeles

¡Último momento! Más de 2.000 bomberos combatieron durante el fin de semana un incendio que amenaza a la ciudad de San Bernardino, ubicada al este de Los Ángeles, en Estados Unidos.

Lo cierto es que miles de personas debieron ser evacuadas, debido a que el fuego ya ha consumido casi 5.000 hectáreas en el valle californiano de Cherry, afectando a las zonas del condado de Riverside y San Bernardino.

Al menos 2.600 viviendas han tenido que ser evacuadas por los bomberos de California. 

Según el Departamento de Bosques y Protección contra Incendios de California y el Departamento de Bomberos del Condado de Riverside, aproximadamente 7.800 residentes en más de 2.500 hogares habían recibido la orden de evacuar, informa el diario ‘Los Angeles Times’.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se refirió mediante su red social, Twitter, a estos incendios: “No hay ninguna razón para estos incendios forestales masivos, mortales y costosos en California, excepto que el manejo forestal es muy pobre. Miles de millones de dólares se dan cada año, con tantas vidas perdidas, todo debido a la mala gestión de los bosques. ¡Remedio ahora, o no más pagos de la Fed!”, aseguró.

El humo del incendio era visible a varios kilómetros, lo que llevó a que se emitiera una alerta sobre la calidad del aire el sábado en la noche. Se espera que el incendio siga fuertemente activo en las próximas horas, debido a las altas temperaturas y la sequía.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Increíibleeee 😍♥️

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO