in

Esta mujer llevó su anillo de compromiso colgado en el cuello durante un año sin saberlo

Un joven australiano llamado Terry decidió que era el momento de hacerle la ‘gran pregunta’ a su novia, Anna, con la que lleva saliendo más de dos años. No le costó mucho elegir el anillo que le entregaría, de hecho ella ya lo estaba usando sin siquiera saberlo.

Definitivamente es una de las propuestas de casamiento más creativas (por lo menos de este año), Terry ocultó el anillo de una manera súper original, de tal manera que Anna lo usó durante todo un año sin darse cuenta. Resulta, que para su primer aniversario Terry hizo un collar para Anna de pino Huon, una madera de Tasmania.

Anna usó el collar durante un año (casi todos los días), sin saber lo que significaba realmente. Dentro del colgante, se encontraba el anillo con el que le propondría casamiento. Cuando llegó el momento adecuado, Terry lo abrió con un cuchillo, e hizo su la gran pregunta mientras se encontraban en Smoo Cave (Escocia) -smoo irónicamente significa “escondido” en nórdico antiguo-.

Ella quedó en shock, “Espera… ¿Ha estado allí todo el tiempo? Podría haberlo perdido…”, dijo Anna al enterarse.

Terry se encargó de capturar cada detalle, durante todo el año, con su cámara para que quedara registrada su gran historia. Cuando por fin hizo la pregunta pudo crear un video con las fotos de todo un año y el video del gran momento para subirlo a Youtube.

Se necesita de mucha paciencia para lograr guardar un secreto como éste durante tanto tiempo, pero la historia de Terry y Anna demuestra que vale la pena sorprender a tu enamorado.

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Avianca anuncia una nueva ruta directa de Bogotá a la ciudad de Múnich, Alemania

5 cosas que no podés dejar de hacer en California