La Estación Internacional de Ferrocarril de Canfranc, cerrada entre 1945 y 1949, se convertirá en un hotel de cinco estrellas

Estación-Internacional-de-Ferrocarril-de-Canfranc-se convertirá-en-hotel-cinco-estrellas
Editora / Travel Content Editor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La Estación Internacional de Ferrocarril de Canfranc es un esplendoroso edificio bañado de diversas influencias arquitectónicas que se concibió como gran escaparate de España ante los visitantes extranjeros. Se trata de una estación de ferrocarril situada en el municipio español de Canfranc, muy cerca de la frontera con Francia, que fue inaugurada el pasado 18 de julio de 1928 y debió cerrarse entre los años 1945 y 1949 por desacuerdos políticos con el gobierno francés.

Declarada Bien de Interés Cultural, y catalogada como monumento desde el 6 de marzo de 2002, la construcción de la Estación Ferroviaria Internacional de Canfranc se inscribe dentro del proyecto de creación de un paso fronterizo a través de los Pirineos que comunicase España con Francia, aprovechando la línea el que unía Tardienta con Huesca y Huesca con Jaca. Así, tan sólo se hizo necesario unir mediante el ferrocarril Jaca con Canfranc y abrir el túnel de Somport (finalizado en 1914), situándola en el valle de los Arañones.

Las compañías Midi Francés y Norte de España presentaron el proyecto de la estación internacional entre los años 1909 y 1910, empezándose a construir en 1915, tras la Primera Guerra Mundial, y finalizándose en el año 1925. La estación inaugurada por el rey Alfonso XIII entra en servicio en julio de 1928, y conoce un momento de esplendor en los años treinta. Tristemente lleva más de 60 años sin ponerse en valor.

La Estación Internacional De Ferrocarril De Canfranc Se Convertirá En Un Hotel De Cinco Estrellas
La Estación Internacional de Ferrocarril de Canfranc se convertirá en un hotel de cinco estrellas

El edificio de la estación de Canfranc, que sirvió como vía de escape del régimen de Hitler para muchos judíos y, a la vez, significó un espacio de nido de espías y almacén de oro y wolframio nazis, renacerá como un hotel cinco estrellas, permitiendo a los viajeros más curiosos la posibilidad de hospedarse dentro.

Del abandono a la experiencia de lujo: cómo será el hotel dentro de la Estación Internacional de Ferrocarril de Canfranc

Según ha trascendido, hace tan solo una semanas se han iniciado las obras de transformación con las que se materializará un lujoso proyecto que promete devolver el esplendor a la estación, ubicada en el corazón del Pirineo aragonés, en Huesca. Dicho «renacimiento» será en forma de un complejo hotelero de lujo de 104 habitaciones que operará el grupo hotelero Barceló. La cadena española buscar convertirse en el hotel de referencia en el Pirineo Aragonés.

Ahora, el Gobierno de Aragón invertirá unos 9,8 millones de euros para su transformación con un proyecto elaborado por Ingennus Urban Consulting SLP, que será ejecutado por la UTE Acciona – Avintia en el afán de volver a llenar la estación de vida. Para los interesados, se espera que el mismo abra sus puertas en el año 2023.

Desde el punto de vista arquitectónico, cabe resaltar que la arquitectura comprende un edificio principal, varios muelles para trasbordo de mercancías, y el depósito de máquinas. Tal como es posible de observar, en su construcción se han utilizado diferentes materiales como el cristal, el cemento y el hierro, propios de la arquitectura industrial del momento.

Estación Internacional De Ferrocarril De Canfranc
Estación Internacional De Ferrocarril De Canfranc

El edificio de pasajeros destaca por su desarrollo longitudinal, que se articula gracias a tres volúmenes destacados en altura, que se sitúan en sus extremos y en el centro. El cuerpo central cobija el vestíbulo donde se encontraban las taquillas. Grandes ventanales, pilastras de sabor clasicista y trabajo en madera de gusto Déco se combinan para crear un espacio suntuoso. En los cuerpos laterales, se acomodaban el puesto aduanero, la comisaría de policía, correos y un hotel internacional. Disponía además de dos pasos subterráneos.

Al exterior, estos volúmenes presentan tejado curvo apizarrado a cuatro vertientes, y se coronan con cuatro pináculos apiramidados dispuestos en sus flancos. Los dos pisos del cuerpo se abren mediante arcos de medio punto a la zona de las vías y sobre estas dos galerías se abre una nueva teoría de vanos abuhardillados en la cubierta apizarrada, que denota la clara influencia de la arquitectura francesa.

Actualmente, y desde hace ya varias décadas, el edificio que albergó a la mítica Estación Internacional de Ferrocarril de Canfranc se encuentra cerrado y con un acceso limitado y dispuesto mediante visitas guiadas. Sin embargo, aún es posible pasear por los muelles, contemplar el depósito de máquinas, con su estructura metálica, y las diversas grúas que todavía permanecen a los lados de las vías.

En un intento de rehabilitación de este conjunto histórico es que la cadena hotelera dispondrá en su interior un lujoso hotel cinco estrellas. Las 104 habitaciones estarán dispuestas entre la primera y la segunda planta del magnífico edificio. Habrá un total de 10 tipos diferentes de servicios de hospedaje, incluyendo 4 suites de lujo ubicadas en los torreones. Asimismo, la propuesta hotelera contará con piscina climatizada y zona wellness, biblioteca, restaurante y sala de usos múltiples.

Por su parte, la recepción del hotel estará ubicada en el vestíbulo histórico de la estación, que mantendrá su uso público y seguirá siendo compatible con el paso de viajeros a la nueva estación de Canfranc, ya que desde Aragón se mantiene la reivindicación de recuperar el tráfico internacional.

Estación Internacional De Ferrocarril De Canfranc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hay mucho más sobre