Estudio advierte que en el último año el Amazonas perdió un área siete veces más grande que Londres

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Tras los devastadores incendios forestales que han afectado al Amazonas este año, según indican estudios sobre el tema Brasil alcanzó su máximo de 12 años de deforestación en 2020. Precisamente se han perdido más de 4,280 millas cuadradas de selva tropical destruidas entre agosto de 2019 y julio de este año, proporciones que equivalen a un área igual a siete veces el tamaño de Londres

De igual manera, la pérdida de cobertura vegetal en el bioma, que abarca alrededor de un 60% del territorio brasileño, llegó hasta los 11.088 kilómetros cuadrados en el último año, también equivalente a un área superior a la de países enteros como Líbano o Jamaica. Los datos fueron divulgados el pasado lunes 30 de noviembre por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) de Brasil, entidad vinculada al Gobierno, a partir de imágenes por satélite que confirman la tendencia al alza de la deforestación en el ecosistema amazónico.

Estudio advierte que en el último año el Amazonas perdió un área siete veces más grande que Londres
Estudio advierte que en el último año el Amazonas perdió un área siete veces más grande que Londres
Amazonas

Se trata de la pérdida más considerable desde 2008 y todo apunta a una mala e ineficiente gestión del presidente Jair Bolsonaro como lamentable consecuencia. Según Carlos Rittl, un ambientalista brasileño que trabaja en el Instituto de Estudios Avanzados de Sostenibilidad de Alemania, las cifras récord son un reflejo del daño ambiental consentido por Bolsonaro.

“Esta es un área de un tercio del tamaño de Bélgica… áreas gigantes de bosque que se están perdiendo simplemente porque bajo Bolsonaro los que están haciendo la destrucción no sienten miedo de ser castigados, el gran logro de Bolsonaro cuando se trata de la ambiental ha sido esta trágica destrucción de los bosques que ha convertido a Brasil en quizás uno de los mayores enemigos del medio ambiente global y también en un paria internacional”.

Según reportó The Guardian, el portavoz de Greenpeace para la Amazonía informó que Cristiane Mazzetti expresó: “Esto es un reflejo directo de las políticas anti-ambientales de la administración Bolsonaro que han debilitado a las agencias de monitoreo y han utilizado estrategias equivocadas para combatir la deforestación, como el despliegue fuerzas en lugar de agentes de protección ambiental“.

Como si no fuera suficiente, a pesar de las dramáticas cifras registradas, el gobierno brasileño quiere desarrollar y fomentar aún más el potencial económico de la región a partir de la repartición de más tierras para la agricultura, la minería y la producción de energía.

Cabe destacar que Brasil se comprometió hace años en el Acuerdo de París, tratado que Bolsonaro amagó con abandonar, a dejar en cero la deforestación ilegal hasta 2030. Por lo pronto, muchos esperan que, teniendo en cuenta que Donald Trump se consolidaba como uno de los aliados internacionales clave de Bolsonaro, su caída en las elecciones presidenciales de Estados Unidos resulte en una mayor presión sobre el presidente brasileño para que deje de destruir el ecosistema más importante del mundo.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO