Familia fue echada de un vuelo después de que uno de sus hijos con autismo no quiso ponerse cubrebocas

autismo
Redactora Social
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una familia en los EE. UU. decidió manejar casi seis horas hasta su destino después de ser expulsada de un vuelo de Southwest Airlines por una ‘infracción de máscara facial’.

Cody y Paige Petek llevaban a sus dos hijos a casa en Des Moines cuando se les negó su vuelo de conexión en St. Louis.

El hijo de cinco años de Petek, que tiene autismo no verbal y un trastorno del procesamiento sensorial, tuvo dificultades para ponerse la mascarilla. Según la emisora ​​KCCI, varios pasajeros intentaron convencer al personal de que dejaran entrar a la familia, sin embargo, se mantuvieron firmes.

El Dr. Vince Hassel le dijo al medio de comunicación: «Simplemente no se la quería poner y estaba teniendo un ataque. Solo ver esta jugada fue absolutamente horrible».

Como resultado, el personal de Southwest Airlines se vio obligado a rechazarlos y desde entonces han explicado que solo estaban siguiendo las reglas.

La aerolínea emitió un comunicado a KCCI, que decía: «Si bien lamentamos cualquier inconveniente que esta familia experimentó mientras viajaba, la ley federal requiere que cada persona, de 2 años de edad o más, use una máscara en todo momento durante el viaje».

Cubrebocas
Pixabay

«Para ayudar a los viajeros con discapacidades, existe una pequeña excepción al mandato de la máscara para tipos específicos de discapacidades que impiden que una persona use una máscara».

«Southwest Airlines considera las solicitudes de exención de este requisito de máscara de pasajeros con una discapacidad que no pueden usar una máscara de manera segura debido a la discapacidad».

«En este caso, un viajero no llevaba un cubrebocas antes de abordar y no tenía una exención al mandato federal de máscara. Los empleados de Southwest intentaron ayudar a la familia alentando que se cubriera la boca y la nariz con la mascarilla.

«Una vez que la familia no pudo cumplir con el requisito federal, Southwest le ofreció a la familia un hotel para pasar la noche y volver a reservarlos en un vuelo hoy para permitirles más tiempo para poder cumplir».

Southwest dice que la familia Patek decidió no volar y decidió completar el viaje de casi seis horas en automóvil. Se les concedió un reembolso completo.

La aerolínea agregó que su regla de máscaras es una ley de mandato federal y ayuda a respaldar ‘la comodidad y el bienestar de todos los que viajan con nosotros durante la pandemia de COVID-19 en curso’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *