Guía práctica para viajar con tu perro por toda América

8 min


Cuando decidimos y pensamos el viaje, la idea era que Gala se quede en Buenos Aires. Nos imaginábamos que iba a ser imposible recorrer el continente con un perro. La realidad es que el día que intentamos dejarla, no pudimos. Nos la pasamos llorando y así fue como, una semana antes de salir, decidimos que Gala venía con nosotros. La verdad es que hoy, casi medio año después, podemos reconocer que fue la mejor decisión que podíamos tomar. Ella nos divierte, nos acompaña y nos hace súper felices verla correr y disfrutar en cada lugar nuevo al que llegamos.

Muchos nos consultan sobre los pros y contras de viajar con mascota. Por eso, les preparamos esta nota con las 3 claves a tener en cuenta para viajar con un perro:

Clave # 1: Analizar objetivamente al perrito en cuestión

Todos amamos a nuestros perros, pero al momento de hacer un viaje tan largo, realmente uno tiene que ponerse a analizarlo con otros ojos, más allá del amor. Hacerse preguntas como: ¿Viaja bien o se estresa cada vez que se sube a un auto? ¿Es bueno con otras personas, niños, gatos, perros y otros animales? ¿Sabe andar suelto sin correa? ¿Es obediente? Y responderlas con sinceridad. El perro va a pasar muchas horas en el auto, por su bien y el de los viajeros, tiene que viajar tranquilo. En cada lugar al que lleguen, va a haber otros animales y otras personas. Es fundamental que el perro se adapte y sea bueno con los demás. Si no sabe andar suelto, es una intranquilidad porque el viajero debería estar pendiente todo el tiempo de su amigo de cuatro patas. Si no hace caso cuando lo llamás, te puede traer problemas y se puede poner en peligro. Si te hacés todas estas preguntas, y tenés dudas, tal vez lo mejor sea que tu perrito se quede con alguien que pueda cuidarlo con mucho amor hasta que vos vuelvas.

Para nuestra tranquilidad, Gala viaja durmiendo las horas que dure el recorrido del día. Ama jugar con otros perros, gatos, llamas, alpacas y cuanto animal se le cruce.

Clave #2: Tomarse el tiempo para preparar al perro y sus papeles

Si después de responderte todas las preguntas de la clave #1, crees que tu perro se puede adaptar a una vida nómade, tenés que tomarte un tiempo para prepararlo. Sacalo a pasear, acostúmbralo a estar sin correa. Subilo al vehículo, que encuentre su espacio en él. Y mientras tanto, comenzá a preparar una carpeta con sus papeles:

  • Libreta de Vacunación
  • Certificado Nacional de Vacunación Antirrábica
  • Certificado de Sanidad
  • Certificado de Desparasitación interna y externa (Pipeta)

Todos estos papeles, te los puede dar tu veterinario amigo. Además, sería ideal que prepares su “mochila” con lo que es bueno tener:

  • Collar con chapita y mail.
  • Alimento para varios días.
  • Pipeta de repuesto.
  • Repelente de garrapatas y pulgas en spray.
  • Tachito de comida y de bebida plástico y con tapa.
  • Cinturón de seguridad para animales (nunca nos lo pidieron, pero es bueno tenerlo por las dudas)

La carpeta de papeles de Gala, tiene más papeles que la nuestra.

Clave #3: Prepararse para los trámites, pedidos y algunos de los contras

Al viajar con el perro, lo fundamental es que te hagas responsable de él en todo sentido. Siempre va a haber personas a las que le molesten los perros (para los que los amamos cuesta creerlo, ¡pero existen!). En todo lugar a alguien le puede molestar, aunque el perro no esté haciendo nada. Por ejemplo, en Bolivia y en Perú a muchos les dan miedo los perros. Miedo real. Tenés que explicar con mucha paciencia que no hace nada y la mayoría terminan cediendo.

Siempre siendo respetuoso, pedí autorización para entrar con tu mascota, limpiá sus necesidades, y tenelo a la vista. Nosotros tuvimos muy buenas experiencias: Gala viajó en micro (a Iruya, Salta), en barco (a La Isla del Sol, Bolivia), en remis (a Ollantaytambo, Perú), en mototaxi (en Zorritos, Perú), durmió con nosotros en hostels y hoteles varios. Estuvo en campings y Parques Nacionales.

En algunos lugares te van a decir que no, pero siempre se puede insistir y siendo respetuoso e insistiendo en que te hacés responsable, te pueden dejar pasar. En nuestra experiencia vino con nosotros a TODOS lados, salvo a Machu Picchu (definitivamente es imposible, la dejamos en Aguas Calientes con alguien que la cuidó las horas que nos llevó recorrer el parque).

En los Parques Nacionales, pudimos entrar a todos. Tal vez en algunos se pongan más exigentes (como en Pan de Azúcar, Chile, que nos pedían que la atemos o en Podocarpus, Ecuador, que no nos dejaron pasar la noche) pero en la GRAN mayoría no hay problema. Si te dicen que no, te vas. Y ese contra pesa definitivamente menos que tenerla con nosotros todos los días.

En cuanto a los trámites fronterizos, cada frontera es un mundo. Esta fue nuestra experiencia:

ARGENTINA – CHILE (Paso Los Libertadores, Mendoza)

Es sin dudas la más complicada. Primero tenés que ir al Senasa en Mendoza Capital (atienden solo por la mañana en 9 de Julio 459, Mendoza) y presentar:

a) Certificado de Sanidad con 10 días de antigüedad como máximo, es decir, tenés que ir antes a un veterinario en Mendoza para que te lo haga.
b) Certificado de Desparasitación interna y externa (ídem punto anterior).
c) Certificado de Antirrábica, debe tener entre 30 días y 12 meses de aplicada, sino no sirve.

El nuestro tenía 20 días y tuvimos que esperar.

Con todos esos papeles en orden, en el SENASA te dan una boleta de pago. En un Pago Fácil abonás 314 pesos argentinos, volvés y te dan un permiso para pasar a Chile. Ese mismo será controlado en la frontera por la policía chilena. Te dan 30 días para ir y volver a ingresar al país. Si te pasás de ese tiempo, tenés que hacer todo el trámite de nuevo en el SENASAG Chileno, para volver a entrar a Argentina (o pasar a otro país). En el formulario que llenás, te van a pedir una dirección Chilena donde el perro “pasará 10 días en cuarentena”. Es solo una formalidad, nadie lo va a controlar después.

IMPORTANTE: El papel vale por 10 días de corrido para pasar, hacerlo sólo antes del cruce. Esos mismos 10 días entran en los 30 que te dan para estar en el país. Ojo con las fechas. Otra cosa importante, en esta frontera te prohiben pasar (entre otras cosas) ALIMENTO PARA PERROS por contener harina de hueso. A nosotros nos sacaron una bolsa cerrada de 7 kilos.

CHILE – ARGENTINA (Paso de Jama, Jujuy)

Nosotros teníamos el papel anterior en vigencia. Nos lo sellaron y listo.

ARGENTINA – BOLIVIA (La Quiaca / Villazón)

Ante la experiencia que tuvimos en Chile, fuimos al SENASA de La Quiaca e hicimos todos los papeles correspondientes (esta vez nos cobraron 120 pesos argentinos, no sabemos el porqué de la diferencia). Cuando cruzamos la frontera, no quisieron mirarnos el papel. Insistimos y lo miraron de mala gana, pero no se quedaron con la copia, con lo cual era lo mismo hacerlo o no. Tampoco revisaron la Kombi.

BOLIVIA – PERÚ (Kasani (Copacabana) / Yunguyo)

No tuvimos que presentar ningún papel de Gala, tampoco revisaron la Kombi.

PERÚ – ECUADOR (Tumbes / Huaquillas)

Dado que en las últimas fronteras no nos habían pedido nada, nos mandamos como veníamos. No nos revisaron y Gala pasó sin problemas. En todo caso, se muestra la vacunación antirrábica y la libreta de desparasitación (que hacemos todos los meses).

ECUADOR – COLOMBIA (Tulcán / Ipiales)

En Ibarra, la ciudad anterior a Tulcán, consultamos con un veterinario. Técnicamente, hay que hacer el mismo tipo de papeleo que de Argentina a Chile, pero nos dijo que NUNCA lo piden y sale 25 USD. Por lo tanto nos arriesgamos y pasamos con Gala adentro de la Kombi. No la revisaron (solo piden que calques el número de chasis, o sea que abren la parte de adelante). De todos modos, hemos visto como otros, pasan al perro caminando mientras que uno solo se queda haciendo los papeles.

COLOMBIA – PANAMÁ (Cartagena / Portobelo)

Nosotros cruzamos en velero, por lo cual salimos del Yatch Club de Cartagena y llegamos a la ciudad de Portobelo en Panamá. La oficina de migración de este pequeño pueblo es muy pequeña. No presentamos ningún papel de Gala, de hecho no la vieron.

PANAMÁ – COSTA RICA (Río Sereno / San Marcos de Sabalito)

Es la frontera menos transitada de las tres que existen. Se encuentra en el medio del país. Es muy sencilla porque casi no hay gente. No nos pidieron ningún papel

COSTA RICA – NICARAGUA (Peñas Blancas)

Al salir de CR, un oficial del SENASA nos pidió el papel de entrada de Gala. No lo teníamos, pero mostramos todas las vacunas y la libreta completa. Del lado de Nicaragua, hay que presentarse en Magfor (autoridad nicaraguense) a hacer los papeles. Nosotros no nos presentamos y en los controles no nos pidieron ningún papel por Gala.

NICARAGUA – HONDURAS (Guasaule)

Como se nos venían muchas fronteras seguidas, decidimos hacer los papeles para no tener ningún inconveniente. En León, fuimos a la Veterinaria Central (Esquina sur-este de la Catedral de León 100 mts al este, León, Nicaragua, +505 2311 0272). No es necesario llevar al perro. Allí nos hicieron el certificado de salud, demora 1 día y cuesta 30 USD. Con ese papel, nos dirigimos en bus a la oficina de la autoridad sanitaria que queda en la localidad de Chinandega. Allí, se abonan los 150 Córdobas (5 USD) y con ese papel ya se puede pasar la frontera. El mismo tiene una duración de DOS MESES (el veterinario nos dijo que solo era válido UN mes, pero el papel oficial explicita dos). Y figuran “en tránsito” todos los países del C4, con lo cual es válido hasta Guatemala. Al llegar a la frontera, nadie nos lo pidió y pasamos sin más. En el caso de presentarlo voluntariamente, te exigen el pago de 14 USD (lo sabemos por otros viajeros).

HONDURAS – EL SALVADOR (El Amatillo)

Llegamos con el mismo papel, tampoco nadie nos lo pidió.

EL SALVADOR – GUATEMALA (Las Chinamas)

Ídem frontera anterior, con lo cual hicimos el papel en vano. Aunque recomendamos hacerlo, porque se pasa cada frontera con muchísima más tranquilidad.

GUATEMALA – BELICE (Melchor de Mencos)

Como ya nos habían advertido que Belice era estricto como Chile, hicimos todo al pie de la letra. Entre 7 y 30 días antes del paso por la frontera se debe mandar un mail a animalhealth@baha.org.bz, explicando que se quiere ingresar con una mascota. Te devuelven el mail con un formulario muy simple que debes completar en inglés. Luego de 10 días de enviado (en nuestro caso), nos mandaron un formulario de aprobación. A este papel debes sacarle 3 copias. En la Ciudad de Flores, Peten, fuimos a la Veterinaria ubicada en 6ta Avenida (coordenadas: N 16º55’1.32’’ W 89º53’34.75’’). Allí nos hicieron el certificado veterinario que te exigen en la frontera, el costo es de Q150 (20 USD), sacar dos copias. Con ambos papeles, te dirigís a la frontera, y pagas el derecho de ingreso. En nuestro caso, luego de un ida y vuelta de unos 20 minutos, donde empezaron pidiéndonos 100 USD Beliceños, terminamos pagando 30 USD Beliceños (15 USD). Y con ese último pago, ya podés ingresar.

BELICE – MÉXICO (Chetumal)

Le pedimos al veterinario de Flores que en el certificado nos ponga destino final México, para estar cubiertos. Al pasar la frontera nadie revisó la kombi. Pasamos un control policial en donde vieron a Gala pero nadie dijo nada, así que avanzamos sin mostrar el papel.
El último punto importante: hay que tener en cuenta las enfermedades locales. En la costa norte de Perú y en Ecuador, hay muchas garrapatas. Estas transmiten enfermedades muy peligrosas como la Erliquia y la Babesia. Es indispensable que para ese momento, tengas la pipeta al día y el spray para aplicarlo una vez por semana. Además hay que revisar al perro todas las noches porque si una garrapata pasa 24 horas succionando sangre, puede transmitir la enfermedad. El tratamiento es posible, pero costoso y largo.

Estos trámites y recaudos no son nada comparado a viajar con tu amigo más fiel todos los días por lugares increíbles: ella disfruta con nosotros de todos los paisajes de América. Y nosotros disfrutamos de contar nuestra historia en La Chata por América.


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Carolina Lissoni

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Seleccionar formato
Cuestionario de personalidad
Serie de preguntas que intenta revelar algo sobre la personalidad
Cuestionario Trivia
Serie de preguntas con respuestas correctas e incorrectas que intentan verificar el conocimiento
Historia
Texto formateado con objetos insertados y visuales
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines
Gif
Formato GIF