Identificaron una nueva especie de ballenas en el Golfo de México, pero los científicos advierten que quedan menos de 100

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una especie de ballena barbada que es nativa del Golfo de México, llamada ballena de Rice, ya está amenazada de extinción, a pesar de que recién se ha identificado correctamente.

Los expertos estadounidenses desentrañaron “un complejo rompecabezas de especies” con un análisis del cráneo de una ballena de Rice, que reveló diferencias morfológicas clave en comparación con otras especies de ballenas barbadas.

La ballena de Rice, que tiene su hogar únicamente en el Golfo de México, alguna vez fue considerada una subespecie de la ballena de Bryde, y fue conocida como ‘Ballena de Bryde del Golfo de México’.

Aunque ahora se acepta como una especie distinta y se rebautiza como ballena de Rice, los científicos advierten que quedan menos de 100 de las criaturas en sus aguas nativas.

Las amenazas importantes que enfrenta la ballena de Rice son los derrames de petróleo, los choques de embarcaciones, los desechos oceánicos y el enredo en los artes de pesca.

imagen ballena 2521066

La ballena también tiene un tamaño de población muy pequeño, lo que aumenta la vulnerabilidad de la especie a tales amenazas.

Cuando se la conocía como la ballena de Bryde del Golfo de México, la especie estaba en peligro de extinción, pero con este nuevo nombre conserva su estado de protección bajo la Ley de Especies en Peligro.

También está protegido por la Ley de Protección de Mamíferos Marinos.

Hasta la fecha, quedan menos de 100 ballenas Rice lo que las pone en peligro crítico de extinción.

Si el nombre de la ballena de Rice es aceptado formalmente por el Comité de Taxonomía de la Sociedad de Mammalogía Marina, NOAA Fisheries pasará por el proceso regulatorio para actualizar el nombre utilizado en la lista de especies en peligro de extinción.

“El descubrimiento es emocionante y les permitirá comprender y proteger mejor a esta rara ballena barbada”, dijo la NOAA en un comunicado.

La clasificación correcta de la especie se remonta a unos 30 años atrás: el científico de la NOAA y coautor de este nuevo estudio, el Dr. Keith Mullin y sus colegas, habían estado estudiando las ballenas en el mar desde la década de 1990.

imagen ballena 38829652 9218989 image a 6 1612359796104

En 2008, la científica de pesca de la NOAA y autora del estudio, la Dra. Patricia Rosel, examinó los datos genéticos obtenidos de muestras recolectadas en los estudios de embarcaciones en el Golfo de México y vio que eran bastante diferentes de otras ballenas.

El Dr. Rosel fue el autor de un estudio genético en 2014 que reveló que la ballena de Rice (o la ballena de Bryde del Golfo de México, como se la conocía en ese momento) probablemente representaba una especie o subespecie distinta de ballena.

Ahora, el Dr. Rosel y sus colegas han proporcionado el primer examen morfológico de un cráneo completo de estas ballenas.

El Dr. Rosel identificó características de diagnóstico que la distinguen de las otras especies de ballenas barbadas estrechamente relacionadas.

imagen ballena 38829650 9218989 image a 5 1612359793255

La diferencia morfológica más notable en la nueva especie, en comparación con sus parientes más cercanos, se encuentra en el cráneo de la criatura.

“El tamaño y la forma del cráneo es similar a los otros miembros del complejo de ballenas de Bryde”, dijo el Dr. Rosel a MailOnline.

“Las características distintivas están en la forma y la orientación de varios huesos en la parte superior del cráneo que se encuentran alrededor del orificio nasal”.

El Dr. Rosel pudo examinar el cráneo de una ballena de Rice en 2020 después de que una quedó varada en Florida frente al Parque Nacional Everglades en enero de 2019.

Se tomaron medidas corporales externas para compararlas con las medidas de otras ballenas, incluidas las medidas por el personal de la Universidad de Carolina del Norte en Wilmington de una ballena que anteriormente estaba varada en Carolina del Norte.

Tras el examen y la necropsia realizados por biólogos de pesca de la NOAA y miembros de la Red de varamientos de mamíferos marinos del sudeste, los restos de ballenas fueron enterrados.

Unos meses más tarde, un equipo del Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian desenterró los restos de ballena.

Lo llevaron para limpiarlo en el Bonehenge Whale Center en Carolina del Norte y luego transportaron el esqueleto de ballena a su almacén en las afueras de Washington, DC.

El año pasado, el Dr. Rosel trabajó con el Dr. Tadasu Yamada, coautor del estudio y científico del Museo Nacional de Naturaleza y Ciencia de Japón.

Pudieron observar más de cerca el espécimen tipo de la ballena en el Smithsonian e identificar las diferencias que la distinguen de otras especies de ballenas.

Los datos genéticos proporcionaron ‘una segunda línea de evidencia’ que apoya la singularidad de la especie.

Juntos, los datos morfológicos y genéticos finalmente confirman al mundo científico que estas ballenas representan una nueva especie.
Tanto el nombre común como el nombre científico de la especie (ballena de Rice, Balaenoptera ricei) son en honor al renombrado biólogo estadounidense Dale Rice, quien tuvo una carrera de 60 años en la ciencia de los mamíferos marinos.

Rice, quien murió en 2017, fue el primer investigador en reconocer que la nueva especie está presente en el Golfo de México.

La Dra. Rosel y su equipo han detallado su análisis en un artículo científico publicado en Marine Mammal Science.

Recientemente, se identificó un nuevo linaje evolutivamente divergente de ballenas parecidas a Bryde basado en datos genéticos y se encontró que estaba restringido principalmente al norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO