El día en que la Antártida se tiñó de rosa

antártida
Redactora
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
5/5 - (2 votos)

El extraño fenómeno sucede una vez cada 1000 años y es sorprendente para los pocos habitantes que se encuentran allí. Las imágenes, casi surrealistas, fueron capturadas por los científicos que trabajan en el continente helado. «Por lo general, a mediados de invierno, la Antártida está casi continuamente oscura, excepto por un ligero ‘crepúsculo náutico’ alrededor del mediodía, lo que significa que el horizonte es apenas visible en buenas condiciones. Pero este año, nos presentaron un gran espectáculo, que tuvo la mayoría del personal de la estación agarrando chaquetas y corriendo afuera con sus cámaras para mirar los colores asombrosos», declaró el científico de la Antártida Stuart Shaw, en un comunicado del NIWA (National Institute of Water and Atmospheric Research) neozelandés.

La explicación del fenómeno

Según advirtieron los científicos, esto sucede por los aerosoles remanentes en la estratosfera, y particularmente de la erupción volcánica de Tonga en enero pasado. Shaw señaló que estaba viendo el mismo efecto en la parte inferior del mundo. La Antártida está a unos 5.000 kilómetros de Nueva Zelanda y a unos 7.000 kilómetros de Tonga.

Image Antártida 2 35

«Los aerosoles estratosféricos pueden circular por el globo durante meses después de una erupción volcánica, dispersando y desviando la luz cuando el sol se esconde o sale por el horizonte, creando un resplandor en el cielo con tonos de rosa, azul, púrpura y violeta. Estos crepúsculos volcánicos son conocidos como ‘resplandores posteriores’, cuyo color e intensidad dependen de la cantidad de neblina y nubosidad a lo largo del camino de la luz que llega a la estratosfera», indicó el pronosticador de NIWA, Nava Fedaeff.

Image Antártida 3 30

El volcán ubicado en el archipiélago de Tonga estalló repentinamente el 15 de enero, creando un hongo de cientos de kilómetros, y una explosión se escuchó a 9.000 kilómetros de distancia, en Alaska. También generó un tsunami que sacudió China, Estados Unidos y Sudamérica, causando 2 muertos en Perú, a miles de kilómetros de distancia. Alrededor del volcán se generaron 400.000 rayos. Los científicos creen que tal explosión no ha ocurrido en la Tierra durante al menos 1000 años. Y sus efectos, siete meses después, aún son visibles.

Fuente: El Destape

5/5 - (2 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.