Japón usa bolsas ‘aptas ciervos’ para evitar que los animales coman plástico

venado japon bolsa
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Un grupo de amantes de los animales de Japón llamado Fed Up ha ideado una forma brillante de proteger a los ciervos del consumo de desechos plásticos nocivos.

Fed Up ha desarrollado una bolsa de papel hecha de salvado de arroz que los ciervos pueden digerir si la consumen accidentalmente.

La idea se concibió después de que un venado falleciera el año pasado con más de 4 kilogramos de plástico dañino en el estómago.

El consumo de plástico es un problema continuo para los animales que viven en el parque Nara, donde más de 1200 ciervos deambulan libremente. Las criaturas están protegidas por la ley y solo deben ser alimentadas con galletas sin azúcar, que vienen sin plástico; sin embargo, se cree que muchos visitantes alimentan a los ciervos con otros alimentos y dejan envases de plástico, que luego los animales se comen.

Con esto en mente, los residentes de Nara decidieron tomar el asunto en sus propias manos, por lo que Takashi Nakamura, que dirige una empresa de papel en la ciudad, se asoció con un diseñador y un mayorista de cosméticos para crear la bolsa de salvado de arroz.

En Twitter, la fundación compartió una foto de la masa de bolsas plásticas encontradas dentro de uno de los ciervos fallecidos.

La bolsa amigable con los ciervos es buena para el medio ambiente, ya que se puede reciclar junto con los cartones de leche y el salvado de arroz, además de ser completamente inofensiva para cualquier animal que pueda ingerirla, según BBC.

Juntos, Fed Up ha vendido alrededor de 3500 bolsas a seis empresas diferentes de la zona, incluida una farmacia y un banco local.

Los voluntarios participaron en una limpieza masiva del parque, recogiendo más de 31 kg de desechos plásticos.

Sin embargo, tienen un precio elevado, y cada bolsa de salvado de arroz cuesta alrededor de 100 yenes (73 peniques), lo que significa que son significativamente más caras que su contraparte de plástico.

Aún así, se espera que más empresas se unan para combatir el plástico que plaga al ciervo de Nara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *