Jardinero excavó un poco más de lo normal y descubrió una ‘familia’ neolítica de 7000 años

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Un jardinero y su hijo estaban cavando un pozo, nada fuera de lo común. Cuando de repente descubrieron la tumba de una ‘familia’ neolítica que data de hace 7.000 años.

Alexey Agoshkov, del pueblo de Zelenkhoz en la región rusa de Buriatia (Rusia), estaba excavando con su hijo Iván cuando hicieron el increíble descubrimiento, que ha emocionado a arqueólogos de todo el país.

Como muestran las imágenes, la pareja descubrió a dos adultos acostados de lado, con las piernas dobladas y un niño entre ellos.

Uno de los adultos tiene un anillo de piedra blanca en su cráneo y los restos de brazaletes de concha en ambas muñecas.

El otro sujeta un portaagujas de hueso en la mano izquierda, con tres microplacas de calcedonia cerca del sacro (el hueso ubicado sobre el coxis).

Al explicar cómo encontró los esqueletos, Alexey dijo: “Estaba cavando un pozo de abono con mi hijo… cuando de repente saltó un hueso, una articulación.

“Limpié con cuidado la parte superior del entierro y vi el cráneo de un adulto primero, luego el niño, luego el segundo adulto”.

El padre tiene experiencia en el descubrimiento de restos, según informes locales, habiendo buscado anteriormente tumbas de la Segunda Guerra Mundial en el oeste de Rusia, por lo que pudo desenterrar los restos completos con la ayuda de su hijo.

'familia' neolítica de 7000 años
Man finds a family burial older than Egyptian pyramids while working in a garden. A 7,000 years old Neolithic grave might be a part of one of the world’s most ancient settlement

“Me sorprendió mucho cuando encontramos el primer hueso”, dijo Iván. “Dije: ‘Wow, un humano’.

“Fui directamente a ver a mamá. Al principio no me creyó, y ni siquiera quiso mirar”.

Lo que es aún más emocionante es que este descubrimiento puede ser el primero de muchos en el área.

Los arqueólogos rusos creen que el sitio puede ser parte de un cementerio más grande, que podría pertenecer a uno de los asentamientos más antiguos del mundo cerca de la ciudad moderna de Ulan-Ude, fundada en 1666.

Si es así, sería “simplemente asombroso”, según el Dr. Prokopy Konovalov, que ha estado trabajando en el sitio.

Con el fin de obtener más información, se está trabajando ahora para determinar la edad, el género y la raza de los tres pueblos antiguos.

Los investigadores también buscarán confirmar que los esqueletos son de hecho una familia, compuesta por un hombre, una mujer y un niño.

La causa de la muerte tampoco está clara, aunque no hay signos evidentes de heridas.

Una cosa parece clara: para el jardinero Alexey y su hijo, explorar su aldea local se volvió mucho más interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO