La gran barrera flotante consigue su primer éxito: así está retirando los plásticos de la gran isla de basura del Pacífico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Han sido seis años de perseverancia pero, finalmente, lo ha conseguido. El joven emprendedor Boyan Slat ha conseguido eliminar plásticos del océano. Fue en 2013 cuando fundó The Ocean Cleanup, una organización sin ánimo de lucro se propuso eliminar plásticos de la Gran Isla del basura del Pacífico, cuyo tamaño alcanzó el año pasado una superficie equivalente a Francia, España y Alemania juntas. 

Ante tamaña problemática, este joven holandés de 25 años puso sobre la mesa la construcción de una gran barrera con la que poder recoger grandes cantidades de basura flotante de los océanos de todo el mundo. Se sucedieron varios prototipos pero, finalmente, han dado con la fórmula, según comunicó a principios de este mes The Ocean Cleanup.

En esta última versión, la fundación ha desarrollado un sistema compuesto por una pantalla submarina gigante que está unida a un tubo flotante de 600 metros. Como si fuera un brazo gigante el dispositivo recoge, poco a poco, el plástico. Se estima que este nuevo sistema es capaz de limpiar hasta 1,6 millones de kilómetros cuadrados en los próximos cinco años. 

Desde su puesta en marcha y, hasta la fecha, el dispositivo ha recogido en la gran isla de basura que se encuentra entre Hawaii y California, grandes cantidades de redes fantasmas muy grandes asociadas a la pesca comercial, objetos de plástico y microplásticos de un tamaño de más de un milímetro.

Tanto es así que la de los microplásticos ha sido una de las sorpresas que ha superado las expectativas de este sistema. Diversas investigaciones habían sugerido que los microplásticos caen hacia el fondo del océano pero parece que también se quedan flotando en la superficie de los océanos. La basura que este sistema ha recogido hasta ahora consiste en plásticos muy descastados y descompuestos, es decir, no se trata de bolsas de plástico como tal por ejemplo, sino de fragmentos de plástico muy gruesos.

“Después de comenzar este viaje hace siete años, este primer año de pruebas en el entorno imperdonable de alta mar indica claramente que nuestra visión es alcanzable y que el comienzo de nuestra misión de librar al océano de basura de plástico, que se ha acumulado durante décadas, está dentro de nuestras posibilidades“, señaló Boyan Slat en un comunicado de la empresa.

El brazo gigante que retiene los plásticos

La barrera recoge también microplásticos de tamaño tan pequeño como un milímetro The Ocean Cleanup

Ocean Cleanup ha desarrollado un brazo gigante que es capaz de retener el plástico cuando se cierra en forma de U y las corrientes marinas arrastran la basura al interior. La parte visible del diseño es una tubería de 610 metros de largo y que alcanza unos tres metros de profundidad compuesta por plástico de polietileno que atrapa la basura.

La fundación tiene previsto construir una flota de este tipo de dispositivos así como ampliar el tamaño de las futuras versiones de la barrera. Aún así, Slat reconoce que hay algunos problemas a superar para escapar, como demostrar que el sistema es capaz de retener el plástico durante más de un año y que pueda resistir el duro clima invernal.

La otra cara de la polémica: los pequeños animales de la superficie

En su labor de recogida, la barrera también retiene pequeños organismos de la superficie The Ocean Cleanup

Sin embargo, el invento no está exento de polémica y es que como se podría esperar, este sistema no sólo recoge basura sino que arrastra consigo animales muy pequeños que viven en la superficie de los océanos y son esenciales para el ecosistema, principalmente Velella y Janthina.

La polémica no tardó en saltar a las redes aunque Slat ha defendido en un artículo publicado en su web que es imposible que su dispositivo destroce esta fauna ya que estas especies se expanden sobre 50 millones de kilómetros cuadrados mientras que el área sobre la que trabaja la barrera se reduce a 500.000 metros cuadrados.

El equipo holandés ha percibido la interacción de su dispositivo con la vida marina y, por eso, apuntan que es necesario limpiar el desastre medioambiental y garantizar que el océano sea lo más seguro posible para toda la biodiversidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un ambicioso padre construyó un barco pirata de 15 metros para que sus hijas festejaran su mejor Halloween

Vaya suerte la de estas niñas que les ha tocado un padre obstinado y dedicado a colaborar con las tradiciones culturales que se celebran durante el año. Pues, tras el deseo de una de sus hijas de festejar Halloween bajo la temática de piratas, a este buen hombre solo le quedó dejar volar la imaginación y poner manos a la obra para la construcción de un barco pirata.

Pero no se trata de un barco pirata improvisado, más bien comprende una ambiciosa escenografía que posee unos 15 metros de largo: el resultad representa una espectacular embarcación que se extiende por todo el jardín de la casa. Para convertirlo en un navío casi verídico, durante la noche se ilumina con luces, humo e incluso se le suma el sonido de una banda sonora personalizada.

El responsable de esta obra de arte es Tony DeMatteo, residente de Rochester, en Nueva York. Según han reportado medios locales, comenzó a trabajar en el barco para su hija Ali, de 13 años, en noviembre del año pasado. Lo curioso y más rescatable del suceso es que Tony logró crear este barco pirata sin preparar un gran desembolso de dinero: todo el material que incluye desde madera hasta metales lo consiguió reciclado.

Un ambicioso padre construyó un barco pirata de 15 metros para que sus hijas festejaran su mejor Halloween
Un ambicioso padre construyó un barco pirata de 15 metros para que sus hijas festejaran su mejor Halloween
barco pirata

Cabe destacar que no es la primera vez que Tony se embarca en una aventura como esta. Tanto él como su familia llevan ya ofreciendo espectáculos de Halloween en su casa desde hace unos ocho años. Y la particularidad de esta edición estuvo en complacer a su hija, quien pidió que la temática se basara en Piratas del Caribe.

Para Tony, si bien hacer este tipo de escenarios implica muchas horas, también constituye tiempo para compartir en familia, uno de los motivos por los que Tony dice que el resultado merece la pena. Otra de las recompensas obtenidas es ver que amigos, vecinos y familiares disfrutan también del espectáculo. Y sin dudas, en este año más que nunca, ya que ahora todos los grandes eventos y celebraciones se han cancelando debido a la pandemia.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO