in

La polémica moda rusa de pedir casamiento a punta de pistola

En los últimos años se ha impuesto una nueva moda en Rusia: pedir matrimonio a punta de pistola. Sí, entre la propuesta de matrimonio sea más extrema MEJOR.

Se trata de escenas actuadas en las que varias personas intervienen para hacer un ‘asalto, secuestro o alguna detención por posición de drogas’. La idea es que la persona que va a ser sorprendida primero reciba el susto de su vida, para después pasar al mejor momento de su vida.

Las propuestas extremas pueden costar desde 700 rublos (unos 10 dólares) para una sesión de fotos de media hora con un “miembro de las fuerzas de seguridad”, hasta alrededor de 60.000 rublos (900 dólares) para un espectáculo completo de las fuerzas de seguridad.

“La gente del trabajo podría exagerar y romper algo: ¡pueden dar miedo!”

El creador de la empresa que se encarga de este tipo de propuestas, Sergei Rodkin, dice que no hay un límite de precio si l que busca el cliente es armar algo grande.

El empresario de 36 años cuenta que solía organizar los espectáculos gratis en 2010 para amigos. Y poco a poco fue creciendo hasta que se convirtió en un negocio.

Entre los actores se encuentran antiguas miembros policiales y ex militares, para dar autenticidad a las actuaciones.

De una redada por drogas… a una propuesta de casamiento

Anastasia espera que su novio Sergei la esté esperando cuando llegue su vuelo al aeropuerto de San Petersburgo. Pero cuando aterriza, él le envía un mensaje de texto para decirle que no iba a poder ir por el trabajo, pero que había mandado a un amigo.

Cuando Anastasia está llegando a su casa, en el coche del amigo, un bus con ventanas oscuras se acerca a ellos y de repente salen hombres armados con máscaras que se llevan al conductor de su auto.

Mientras tanto llevan a Anastasia a la parte trasera del automóvil en el que viajaba. Los hombres comienzan a revolver sus cosas en el maletero y descubren un pequeño paquete lleno de polvo blanco.

Rodeada de hombres vestidos con uniformes de operaciones especiales negros, una detective de civil se vuelve hacia ella: “Se sospecha que usted suministra sustancias prohibidas”. A Anastasia se le a el color rápidamente y comienza a desvanecerse, mientras dice: “Debes estar equivocado. Eso no es mío”.

“¿Entonces de quién es? ¡Basta de juegos!”, dice uno de los policías mientras continúa revisando el auto. De repente, encuentran una pequeña caja roja y pregunta: “¿Y qué es esto?”.

Ella se quiebra y asegura que no sabe de que se trata. En ese momento el policía se arrodilla, se saca la máscara y le grita: “¡Cásate conmigo!”.

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Descubrieron rastros de yaguareté en el Parque Nacional El Impenetrable: la especie estaba extinguida hace más de cinco años

Good Morning World: la original campaña de NZ con la que saludan al mundo cada día desde un lugar diferente