La polémica moda rusa de pedir casamiento a punta de pistola

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En los últimos años se ha impuesto una nueva moda en Rusia: pedir matrimonio a punta de pistola. Sí, entre la propuesta de matrimonio sea más extrema MEJOR.

Se trata de escenas actuadas en las que varias personas intervienen para hacer un ‘asalto, secuestro o alguna detención por posición de drogas’. La idea es que la persona que va a ser sorprendida primero reciba el susto de su vida, para después pasar al mejor momento de su vida.

Las propuestas extremas pueden costar desde 700 rublos (unos 10 dólares) para una sesión de fotos de media hora con un “miembro de las fuerzas de seguridad”, hasta alrededor de 60.000 rublos (900 dólares) para un espectáculo completo de las fuerzas de seguridad.

“La gente del trabajo podría exagerar y romper algo: ¡pueden dar miedo!”

El creador de la empresa que se encarga de este tipo de propuestas, Sergei Rodkin, dice que no hay un límite de precio si l que busca el cliente es armar algo grande.

El empresario de 36 años cuenta que solía organizar los espectáculos gratis en 2010 para amigos. Y poco a poco fue creciendo hasta que se convirtió en un negocio.

Entre los actores se encuentran antiguas miembros policiales y ex militares, para dar autenticidad a las actuaciones.

De una redada por drogas… a una propuesta de casamiento

Anastasia espera que su novio Sergei la esté esperando cuando llegue su vuelo al aeropuerto de San Petersburgo. Pero cuando aterriza, él le envía un mensaje de texto para decirle que no iba a poder ir por el trabajo, pero que había mandado a un amigo.

Cuando Anastasia está llegando a su casa, en el coche del amigo, un bus con ventanas oscuras se acerca a ellos y de repente salen hombres armados con máscaras que se llevan al conductor de su auto.

Mientras tanto llevan a Anastasia a la parte trasera del automóvil en el que viajaba. Los hombres comienzan a revolver sus cosas en el maletero y descubren un pequeño paquete lleno de polvo blanco.

Rodeada de hombres vestidos con uniformes de operaciones especiales negros, una detective de civil se vuelve hacia ella: “Se sospecha que usted suministra sustancias prohibidas”. A Anastasia se le a el color rápidamente y comienza a desvanecerse, mientras dice: “Debes estar equivocado. Eso no es mío”.

“¿Entonces de quién es? ¡Basta de juegos!”, dice uno de los policías mientras continúa revisando el auto. De repente, encuentran una pequeña caja roja y pregunta: “¿Y qué es esto?”.

Ella se quiebra y asegura que no sabe de que se trata. En ese momento el policía se arrodilla, se saca la máscara y le grita: “¡Cásate conmigo!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

The New York Times lanza portada con los nombres de las casi 100.000 víctimas de Covid-19 en Estados Unidos

Porque más que los números y estadísticas, importan los nombres. Y vaya que si han de ser nombres trascendentales si se trata de personas que han perdido la vida a causa de la pandemia de coronavirus.

Sin dudas, una portada histórica para un acontecimiento histórico en el país. Desde hace unas semanas, Estados Unidos supera ampliamente al número de soldados estadounidenses fallecidos en la Guerra de Vietnam por culpa de la propagación del virus y la consecuente cuestionable gestión de las autoridades nacionales.

The New York Times es uno de los diarios impresos más prestigiosos del mundo y no ha perdido su importante rol como medio de comunicación ante la sociedad. Más bien estos tiempos que corren han hecho que se reafirmara su misión, algo con lo que a partir del suceso de este domingo se ha valido de un gran aplauso y reconocimiento.

Se trata de su escalofriante portada publicada este domingo 24 de mayo que muestra, sin imagen de por medio, seis columnas dedicadas a homenajear por su nombre a algunas de las víctimas del Covid-19. Así la tapa aparece ocupada por el nombre, la edad y una brevísima pincelada biográfica de 1.000 víctimas del coronavirus en Estados Unidos.

El titular principal que acompaña a las víctimas reza “Las muertes en Estados Unidos se acercan a 100.000, una pérdida incalculable”. Así mismo, el diario estadounidense ha expresado que “no eran simplemente nombres en una lista. Eran nosotros mismos“.

A su vez, han explicado el por qué de la realización de la misma. Simone Landon, editora asistente del departamento gráfico, ha indicado que ante la llegada de la cifra de 100.000 muertos, pretendían “representar el número de una forma que expresara tanto la vastedad como la variedad de las vidas perdidas”.

Por otra parte, el director creativo jefe del diario asumió que no recuerda ninguna portada sin imágenes en sus 40 años de experiencia: “aunque ha habido algunas páginas que solo llevan gráficos, esta es sin duda la primera (sin imágenes) de los tiempos modernos.

La portada se ha vuelto viral de manera inmediata y ha llegado a países de todo el mundo. Desde luego, el gesto tiene mucho que enseñar y servir para la reflexión de sociedades que habitan el planeta. Nadie querrá ver los nombres de una persona que conoció entre las víctimas publicadas en la tapa de un diario. Ni, por supuesto, nadie querrá ser un nombre inmortalizado en una portada que aguarda por algún lector en un puesto de diarios.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Everest a la vista! 🙏🏻♥️

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO