La primera fuente de vino en Italia: abierta las 24 horas y gratuita

2 min


¿Una fuente que en lugar de agua dispensa vino y además gratis? Si, leíste bien. Esta es una iniciativa que se ha llevado a cabo en la región italiana de Abruzo, al este de Roma.

La “fontana del vino” se encuentra en un punto del Cammino di San Tommaso, una conocida ruta entre Roma y Ortona, por lo que los peregrinos que la lleven a cabo podrán disfrutar del vino tinto que deseen sin pagar durante las 24 horas de los siete días de la semana.

El viñedo Dora Sarchese ubicado en Ortona y la organización sin fines de lucro llamada The Way of St. Thomas (El camino de Santo Tomás) abrieron esta mágica fuente dedicada a los peregrinos católicos que viajan entre Roma y Ortona.

Si planeas ir a Italia y eres amante del vino, más te vale pasar por la sagrada “Fontana del Vino”.

Esta es la primera fuente italiana que en lugar de agua tiene vino. Claro que las filas para servirse una copa de vino ya empiezan a verse alrededor de esta fuente.

Hace unos meses, Eslovenia también abrió una fuente que dispensaba cerveza en Zalec, una localidad de menos de 5.000 habitantes, y en España, concretamente en el Camino de Santiago, ya existe la «Fuente de Iratxe», cuyo vino lo proporcionan las bodegas que llevan el mismo nombre. En ella, los peregrinos que tratan de llegar hasta Santiago de Compostela pueden disfrutar de un trago de esta bebida.

Y tú, ¿qué esperas para visitar esta fuente de vino?

Una maratón en Francia en donde los participantes deben correr y tomarse 23 vasos de vino

La carrera de borrachos más larga del mundo: Marathon du Médoc, una maratón para beber vino en Francia en la que se supone que los participantes deben correr y tomarse 23 vasos de vino de Burdeos.

Aparentemente, la Maratón del Médoc es una tradición milenaria que data de 1985. Cada septiembre, miles de personas de todo el mundo acuden a Burdeos para participar en esta carrera de 42 kilómetros en donde los participantes se disfrazan como policías sexys, pitufos, zombis o cebras.

Durante todo el recorrido pasan a través de hermosos viñedos y palacios, donde se detienen a tomar vino, queso, frutas y ostras, también en algunas paradas hay carne y, por supuesto, están los 23 vasos de vino antes mencionados. La carrera dura aproximadamente seis horas y media y, a diferencia de las carreras de maratón reales, se anima a los participantes a tomarse ese tiempo y no a acelerarlo. Continuar leyendo…


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Delfina Velarde

Soy un poco de todo. Por momentos escritora, cada tanto fotógrafa y desde siempre una exploradora. Viajar me ayuda a conocer quién soy. Seguí mi ruta de viaje en @travelersintranslation

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines