La Tierra tendrá una ‘nueva luna’ hecha de basura espacial

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Según nuevos informes, una nueva miniluna está en camino a la órbita de la Tierra, llegando a 43.500 kilómetros de nuestro planeta.

Se cree que el objeto no es en realidad un asteroide, sino que está hecho de basura espacial vieja que regresa a la Tierra.

De hecho, para ser específico, se cree que este objeto, llamado Asteroide 2020 SO, es en realidad un antiguo cohete propulsor que data de la década de 1960.

Hablando con CNN, el director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, el Dr. Paul Chodas, dijo:

Sospecho que este objeto 2020 SO recién descubierto es un antiguo cohete propulsor porque sigue una órbita alrededor del Sol que es extremadamente similar a la de la Tierra, casi circular, en el mismo plano, y solo un poco más lejos del Sol en su punto más lejano.

Ese es precisamente el tipo de órbita que seguiría una etapa de cohete separada de una misión lunar, una vez que pasa por la Luna y se escapa a la órbita alrededor del Sol. Es poco probable que un asteroide haya evolucionado a una órbita como esta, pero no imposible.

El Dr. Chodas analizó el movimiento del asteroide en el tiempo, tratando de conectarlo con cualquier lanzamiento conocido de misión lunar, y descubrió que probablemente estaba en las “proximidades de la Tierra a finales de 1966”.

Por lo tanto, esto se correlacionaría con el lanzamiento del Surveyor 2 el 20 de septiembre de 1966, una misión diseñada para un aterrizaje suave en la superficie de la Luna, pero que provocó que la nave espacial se estrellara después de una falla.

El Dr. Chodas explicó que el cohete Centauro utilizado para impulsar la nave terminó pasando por alto la Luna y entró en órbita cerca del Sol. Nunca se volvería a ver, pero el Dr. Chodas sospecha que este objeto podría serlo.

El Dr. Chodas dijo: ‘En un mes más o menos tendremos una indicación de si 2020 SO es realmente un cuerpo de cohete o no, ya que deberíamos comenzar a poder detectar el efecto que la presión de la luz solar tiene sobre el movimiento de este objeto: si realmente es un cuerpo de cohete , será mucho menos denso que un asteroide y la ligera presión debida a la luz solar producirá cambios suficientes en su movimiento para que podamos detectarlo en los datos de seguimiento’.

Se espera que el objeto entre en una órbita distante alrededor de la Tierra hacia finales de noviembre. Si es un asteroide, entonces se considerará una mini-luna, pero si de hecho es un cohete propulsor, se considerará simplemente otra pieza de basura espacial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO