Esta «lancha voladora» podría ayudar con el problema de la erosión en Venecia, Italia

Redactora / Travel writer
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Una compañía sueca presentó una «lancha voladora» que busca solucionar el problema de las olas que generan erosión en Venecia.

Se trata de la compañía Candela, y lo que hizo fue desarrollar una lancha eléctrica que funciona utilizando unas hidroalas que se controlan por computadora, también conocidas como «alas» marinas. Lo que hace esta lancha voladora es reducir el daño que genera el «moto ondoso».

Lancha Voladora De La Compañía Candela

Cabe tener en cuenta que el problema que es conocido como «moto ondoso» es la erosión, y lo que lo causa son las estelas de las lanchas a motor, autobuses acuáticos y ferries que chocan contra los edificios que están ubicados a lo largo de los canales de Venecia.

En el caso de la lancha voladora de la compañía Candela, las alas marinas lo que hacen es elevar el casco en el aire dando la sensación de que vuela sobre el agua, y generando una estela mucho menor.

Lancha Voladora C-7

El nombre de esta lancha voladora es Candela C-7, y según explica la compañía se trata de un barco que es silencioso y obtiene energía a través de una batería. «El barco tiene cinco sensores que leen el agua y se comunican con el sistema informático en el barco«, explicó Maria Rohman, quien forma parte de Candela, luego de conducir la lancha, según explicó la agencia de noticias Reuters.

«El sistema informático le dice a las alas que se muevan y se mueven 100 veces por segundo, hacia adelante y hacia atrás y en diagonal para mantener el barco estable. Entonces cuando estás volando, vas a unos 15 nudos«, agregó Rohman. «Es extremadamente estable sin golpear contra las olas, simplemente navegas«.

Lancha Voladora Candela C-7
Imagen vía Reuters

Según informó la compañía, esta lancha no solo consume poca energía sino que las alas que genera tienen menos de cinco centímetros de altura. De acuerdo a la información que reportó Reuters, también espera que las hidroalas se vuelvan un medio de transporte regular en Venecia, reduciendo así la contaminación y la erosión.

«Esta es una ciudad antigua. Todos amamos Venecia y si podemos ayudar a salvarla, deberíamos hacerlo«, finalizó Rohman.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *