fbpx

Las dos islas más visitadas de Tailandia: Phi Phi island y Maya Bay

5 min


Es verdad que cuando uno piensa en Tailandia lo primero que se viene a la mente son islas paradisíacas casi desiertas, paz, armonía y alguna que otra fiesta. Pero es bien sabido que desde el 2009 con el lanzamiento de la película “THE BEACH” de Leonardo DiCaprio, esas islas desiertas quedaron en el olvido. Hoy Koh Phi Phi es uno de los lugares más visitados a nivel mundial, recibe a diario 2500 turistas de todas parte del mundo. Para acceder a esta isla solo hay dos opciones: ir con un tour full day o ir por tu cuenta y pagar la entrada al parque nacional, y demás gastos. En mi caso opte por la primera opción, eso de andar batallando juntando gente para que me salga más económico el tour no es lo mío. Vengo a descansar no a batallar!

Mi aventura comenzó en Phuket, la isla más grande al sur Tailandia. Llegué al aeropuerto a las 7am procedente de Bangkok (la caótica capital de Tailandia), una vez ya en tierra firme, al salir del aeropuerto, me abordaron una infinidad de empresas turísticas para vender el tour que planeaba hacer, pero opte por esperar pues ya tenía una muy buena referencia de dónde contratar mi tour. Lo primero que hice fue tomar una minivan, de esas que te llevan por 200 bahts a al centro de Phuket, una vez ahí e instalada en mi hotel, me puse en marcha rumbo a la agencia que había contratado con anterioridad en mi país.

Después de caminar 3 km por las calles de Patong beach, bañada en sudor, llegue a mi destino “Panda Phuket Tours”. Un chico español de lo más majo, como dicen ellos, fue el que me atendió. El trato fue de primera, agua a mi llegada (la necesitaba después de caminar 3 km bajo el sol). Habla hispana, un par de galletas, y la mejor explicación del mundo. Después de unos minutos hablando y dándome tips, me decidí por hacer el tour full day completo a Phi Phi y Maya Bay que era la que interesaba. Es verdad que estos tours no son nada baratos, pero por dios atravesar todo el mundo para poder conocer este país, y no hacer un esfuerzo extra por pagar y conocer la principal atracción que a mí me había motivado a dejar México, hubiera sido una completa tontería! Una vez acordado el precio y los horarios, la emoción que empezaba a sentir en mi cuerpo era indescriptible, iba a estar yo en la famosa Maya Bay. Leonardo DiCaprio seguro me iba a tener envidia en ese momento.

Como bien había acordado con Toni la minivan del tour me recogería a las 8 am en la puerta de mi hotel. Me había advertido que la puntualidad en Tailandia no es lo de ellos, y así fue, puesto que llegaron por mi 8:20am. Después de un par de cigarros y un café apareció la famosa minivan, venía con 6 turistas más de otras partes del mundo, muy amablemente el chofer me abrió la puerta y se disculpó por el retraso, vale que por 20 min no pasa nada!!
A las 9 am estábamos en el Puerto de Phuket, donde nos recibió un grupo de tailandeses que nos invitaron a tomar café, galletas y una que otra pastilla para el mareo, mientras nos iban contando todo lo que visitaríamos y dándonos alguna que otra recomendación durante el tour.

10:00 am salimos del puerto, no sin antes tomarnos la foto del recuerdo, esto según para la página de la compañía (yo nunca vi las fotos en internet). El trayecto cabe recalcar que fue en speedboat, íbamos no más de 14 personas, incluso tenía conexión a internet, la verdad que el servicio muy bueno. Después de 45 minutos a bordo de la embarcación y una empapada tremenda, llegamos a lo que todos queríamos conocer, La famosa e impresionante Maya Bay, si aquella donde Leonardo DiCaprio se enamora, aquella donde fue feliz y donde todo mundo sueña con vivir. La vista era impresionante, la vibra y la sensación que te trasmite el estar ahí parada, entre dos enorme acantilados, con el agua cristalina mojando tus pies, es algo que no se puede explicar. Pasamos casi 40 minutos en esta isla haciendo snorkel y relajándonos, pero teníamos que continuar el viaje (que si hubiera terminado ahí, yo hubiera quedado más que encantada).

Nuestra siguiente parada era Monkey Island. Si, aquella famosa playa de los videos en youtube donde los monos se te suben y algunos hasta te roban. Llegamos cerca de las 11:00 am y nuestra sorpresa fue ver que solo había 3 o 5 monos. ¿Qué? ¿Solo 5 monos? Pues si, no sabemos si era por la temporada o que pero solo pudimos ver 5 monos, aun así no le quita el encanto esta isla. Después de pasar 20 minutos ahí buscando más monos decidimos que lo mejor era pasar al siguiente destino para así aprovecharlo al máximo.

Fue hasta las 12 del día cuando llegamos a Phi PhI Don island. Aquella isla de la que todos hablan, ahí haríamos una parada de casi 2 horas, para comer y nadar. Como bien me lo había dicho Toni en un principio, todo está incluido. Y así fue, nos llevaron un restaurante a pie de playa donde nos recibieron con un delicioso y basto buffet tailandés (ya saben el típico arroz con verduras, el pollo al curry picante como a mí me gusta la comida, ensalada, fruta, y agua). Todo un manjar para el paladar después de pasar todo el día nadando y en movimiento.

Phi Phi junto con Maya Bay son las dos islas más visitadas de todo Tailandia, estas islas por desgracia no tienen descanso ningún día del año, cabe destacar que su belleza es incomparable, la energía que uno recarga ahí es majestuosa. Después de terminar de comer nos quedaba una hora para poder embarcar de nuevo. ¿Qué se puede hacer con una hora libre en Koh Phi Phi? NADAR. Eso fue lo que la mayoría hicimos, estar todo el día en el mar, saboreando las olas, la arena, y los rayos del sol. Por desgracia teníamos que seguir nuestro recorrido, pues aún nos faltaba una isla más.

Khai Island es famosa por aquel video en Facebook de un puente sobre el mar que se mueve con el movimiento de las olas. La verdad que es una aventura poder cruzarlo, muchos desistimos a mitad del camino y preferimos quedarnos en la orilla a observar como los demás iban cayendo. Los últimos 40 minutos de nuestro recorrido lo disfrutamos en esta isla haciendo un poco de snorkel y observando la puesta de sol que este hermoso país ofrece a sus miles de turistas día con día.

A las 16:40 llegamos de vuelta al puerto de Phuket muertos de cansancio. Nos volvía a recoger la misma minivan que nos recogió por la mañana y uno a uno nos fue dejando en nuestros hoteles. Y así es como se pasa un día agradable en las paradisiacas islas de Kho Phi Phi y Maya Bay.


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

Tamara Galván

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines