BOURTANGE: la fortaleza con forma de estrella en los Países Bajos

BOURTANGE holanda fortaleza estrella6
Redactor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En el norte de los Países Bajos, cerca de la frontera con Alemania, se encuentra la fortaleza de Bourtange. Esta pequeña ciudad amurallada perfectamente restaurada se encuentra al este de la ciudad de Groninga y data de 1580.

Bourtange se construyó con la forma de estrella característica de estas ciudades amuralladas. Uno de los aspectos más relevantes de la localidad, es que en los siglos XVI y XVII el pueblo fue una fortaleza medieval amurallada. Fue Guillermo I de Orange quien decidió crearla con el objetivo de defender la carretera que enlazaba Alemania con Groningen.

El contexto de su construcción es la Guerra de los 80 años. La zona era perfecta como fortaleza porque, además el agua de un lago dificultaba aún más el paso a los enemigos. La fortaleza como tal fue abandonada en el año 1851 y, a partir de entonces, pasó a ser esa pintoresca localidad. En los años 60, la antigua fortaleza fue reconstruida y se convirtió en un auténtico museo al aire libre.

La traza italiana

El estilo constructivo empleado en Bourtange es la traza italiana. A finales del siglo XV y principios del XVI se cambió la forma de las murallas en Italia, como respuesta a las invasiones francesas: se hicieron muros más bajos y anchos, con bastiones y revellines. Este diseño pronto se importó al resto de Europa. Fue muy usado en el norte de Francia y en los Países Bajos debido a las guerras entre Francia y España y entre España y las Provincias Unidas.

Bourtange: La Traza Italiana
La vista de Bourtange desde el cielo
Bourtange: La Traza Italiana
Uno de los puentes que da acceso a esta fortaleza

Qué hacer en Bourtange

Sus calles empedradas, estanques, parques y puentes complementan la estampa. En este conjunto medieval viven poco más de 400 personas, y el turismo es la gran fuente de ingresos.

Muchas de las casas de Bourtange son también pequeños museos en donde se puede descubrir cómo era la vida de la fortaleza del siglo XVIII. En la década de los 60 se reconstruyó la antigua fortaleza de Bourtange, para convertirlo también en un museo al aire libre. Veréis allí defensas y baluartes, puentes levadizos, casas señoriales, cañones…

Qué Hacer En Bourtange
Un destino ideal para pasar el día: gastronomía local, museos, tiendas de recuerdos y calles empedradas

Pero también disfrutarán con sus tiendas históricas, o con una romántica cena en alguno de los restaurantes de la plaza del mercado, en un lugar en donde bien se puede decir que estaréis sobre y bajo las estrellas. La historia de la vieja Guerra de los Ochenta Años aún resuena tras las piedras de Bourtange.

Hoy en día podemos pasear entre casas señoriales, puentes levadizos, cañones y otros instrumentos de defensa. Asimismo, podrán llevase algún recuerdo de las tiendas históricas que hay por varias calles. Y es que, nada falta en esta bella e insólita localidad holandesa. Un paseo por sus calles o una cena en uno de sus restaurantes puede ser inolvidable.

Qué Hacer En Bourtange
Puentes que cruzan canales: una postal de Bourtange

Si además quieren pasar una noche en Bourtange y sumergirse de lleno en su ambiente medieval, nada mejor que alojarse en su hotel instalado en lo que fueron un día los barracones de soldados. En definitiva: naturaleza, cultura, historia y belleza. Esas son las palabras clave para describir a la «Estrella de Holanda».

Un verdadero lujo cerca de la frontera con Alemania que deben visitar.

Seguí leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También
Te puede interesar