Te presentamos 7 museos de Ámsterdam que debes conocer YA

Museos de Ámsterdam
Foto: Claudio
Redactora / Travel writer

¿Sabías que la capital de los Países Bajos posee algunos de los museos más importantes y visitados del mundo? ¡Sí, lo que lees! Amsterdam es mucho más que canales, bicicletas y coffee shops. Todo se debe a que aquí vivieron grandes artistas como Van Gogh y Rembrandt, entre otros, que dejaron una parte importante de su colección. Además, esta hermosa ciudad fue testigo de la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial, y hasta el día de hoy se conservan numerosos recuerdos. 

Si deseas conocer cuáles son aquellos museos de Ámsterdam que sí o sí debes visitar en tus próximas vacaciones por la ciudad, no dudes en tomar lápiz y papel, pues en la siguiente nota encontrarás una selección de los más importantes. ¡Comencemos!

¿Cuáles son los mejores museos de Ámsterdam?

1. Rijksmuseum

Abrimos esta lista de los museos de Ámsterdam más recomendados con el Rijksmuseum, conocido a nivel mundial por ser el más visitado de Holanda. ¡Recibe más de dos millones de visitantes por año! 

El museo propone un recorrido por la historia del arte de los Países Bajos, haciendo hincapié en los grandes pintores del Siglo de Oro holandés y a la colección de cerámica de Delft (un tipo de alfarería desarrollado desde finales del siglo XVI), y un paseo por salones que exponen obras de origen egipcio y asiático.

Algunas de las pinturas más valiosas son “La ronda de noche” y “La novia judía” de Rembrandt, “La Lechera” y “Mujer leyendo una carta” de Vermeer y “El Alegre Bebedor” de Hals, entre otras. 

¡Pero no todo es arte en el Rijksmuseum! Este lugar también aloja una importante muestra de objetos que van desde la Edad Media hasta el último siglo, como maquetas de barcos, armas antiguas, mobiliario de época, casas de muñecas y una impresionante biblioteca que promete dejar con la boca abierta a los viajeros bibliófilos.

Puedes visitar el museo de manera independiente y aprovechar para tomarte el tiempo necesario para recorrerlo en su totalidad. Pero si deseas conocer en profundidad su historia y las piezas más relevantes, te recomendamos contratar una visita por el Rijksmuseum con un guía en español

2. Casa Museo de Rembrandt

La Casa Museo de Rembrandt fue, como evidencia su nombre, la antigua residencia de una de las figuras más importantes de la historia del arte. En la actualidad es otro de los museos de Ámsterdam que debes asegurarte de visitar en cuanto se te presente la oportunidad.

Rembrandt Harmenszoon van Rijn vivió en esta casa entre los años 1693 y 1658, su etapa artística más prolífica. Pero la casa terminó subastada luego de caer en bancarrota, hasta que muchos años después, en 1907, la Fundación Rembrandthuis tomó cartas en el asunto, adquirió el inmueble y lo restauró con el objetivo de recuperar el aspecto que tenía cuando el artista vivía en ella.

La duración total de la visita es de aproximadamente una hora, y durante el trayecto podrás conocer la cocina, algunas habitaciones con mobiliario de la época, una sala con varios objetos que usaba como modelos y el sitio donde pintó grandes obras maestras como “La ronda de noche”, que en la actualidad se encuentra exhibida en el Rijksmuseum. 

La entrada al museo incluye un audio guía en español que te permitirá conocer la historia de la casa y del artista. Sin lugar a dudas, es uno de los museos de Ámsterdam más entretenidos y enriquecedores. 

3. STRAAT Museum

En contraposición con otros museos de Ámsterdam, este abrió hace relativamente poco y, además, es el primer museo de arte callejero y graffitis del mundo. Está ubicado en un antiguo almacén de soldadura de 8.000 metros cuadrados al que puedes llegar tomando un ferry gratuito que sale en la parte de atrás de la Estación Central. ¡No hay excusas para no visitarlo!

En el STRAAT Museum encontrarás más de 150 obras plasmadas en grandes lienzos creados por importantes figuras del rubro como Xoooox, Mike 171, Ox Alien, Phibs, Craneo, Guitar y Banjo, entre otros. Una de las piezas más destacadas se encuentra en su exterior: se trata de un retrato de Ana Frank de 24 metros de altura creado por el grafitero de origen brasileño Eduardo Kobra. 

4. Museo Van Gogh

Continuamos con el paseo por los museos de Ámsterdam haciendo una parada en el que fue creado en honor a Vincent Willem van Gogh, un artista que falleció a los 37 años pero que, aún en su corta vida, realizó un total de 900 pinturas y 1.100 dibujos. 

El Museo Van Gogh alberga las obras más importantes del artista entre las que destacan “Los comedores de patatas”, “El dormitorio en Arlés”, “Los girasoles”, “Almendro en flor”, “La casa amarilla” y el “Campo de trigo con cuervos”; además de varios autorretratos, objetos personales y las cartas que le escribió a Theo, su hermano.  

Para profundizar en la historia del pintor, sus cuadros y otras curiosidades relacionadas, no dudes en reservar una visita guiada en español. Si bien puedes hacer el recorrido de manera independiente con la audioguía que incluye la entrada al museo, aprenderás más contratando a un especialista en la materia.  

Un dato interesante que te sugerimos tener en cuenta es que la tarjeta I amsterdam City Card incluye la entrada a este y otros museos de Ámsterdam, ¡no dudes en ingresar en el link provisto para conocer todas las opciones!

5. Museo Amstelkring

En el ático de un edificio que data del siglo XVII, cuya fachada no dice mucho, se encuentra el Museo Amstelkring, uno de los museos de Ámsterdam más sorprendentes. 

También conocido como Nuestro Señor en el Ático, una antigua iglesia católica clandestina. Todo se remonta al año 1578, año en que se prohibió esta religión en todo el país. Debido a esto, los creyentes tuvieron que ingeniárselas para no ser descubiertos mientras la practicaban. Uno de ellos, el comerciante Jan Hartman, decidió fusionar tres áticos de su propiedad para construir una iglesia que tenía la capacidad de albergar a más de 100 fieles. Con el paso del tiempo y gracias a su historia, se convirtió en un museo.

La entrada incluye una audioguía que te permitirá conocer cada una de las estancias de la casa, además de la iglesia ubicada en la última planta. Su altar de estilo barroco es impresionante. El recorrido dura alrededor de una hora, así que puedes combinarlo con otros museos de Ámsterdam. 

6. Casa de Ana Frank

La Casa de Ana Frank es uno de los lugares más sobrecogedores de la ciudad y, en consecuencia, uno de los museos de Ámsterdam más emblemáticos. 

Probablemente ya lo sabías, pero en este edificio que actualmente funciona como museo funcionaba un anexo donde vivieron Ana Frank y su familia, además de otras 4 personas judías, durante la ocupación nazi. Los documentos establecen que entre julio de 1942 y agosto de 1944, esta niña de 13 años escribió varios diarios de su vida cotidiana en este escondite. Pero todo terminó cuando alguien los delató y, como consecuencia, quienes vivían aquí fueron enviados a campos de concentración.

El único miembro de la familia que pudo sobrevivir a este hecho trágico fue su padre, Otto Frank, quien recuperó los escritos de Ana y tomó la decisión de publicarlos en honor a su familia y con el objetivo de constatar las terribles consecuencias de la guerra. 

Este sitio alberga el diario original de la pequeña, entre otros muchos recuerdos de la época, convirtiéndose así no solo en uno de los museos de Ámsterdam con mayor carga histórica, ¡sino en uno de los más importantes del mundo! Para visitarlo, lo único que debes tener en cuenta es que es necesario sacar tu entrada con bastante antelación. Puedes hacerlo a través de la página principal del museo. Pero en el caso que viajes dentro de nada y no hayas podido hacer tu reserva, te invitamos a acercarte a las taquillas del museo y ver si consigues alguna entrada para el día. ¡Quizás tienes suerte! 

El ticket de acceso incluye un folleto que explica la historia de Ana y su familia, aunque si puedes te recomendamos adquirir también una audioguía en español para no perderte ningún detalle importante.

7. Moco Museum

El Moco Museum está ubicado en el interior de la Villa Alsberg, justo entre el Museo de Van Gogh y el Rijksmuseum, así que si te levantas temprano y te organizas con tiempo, puedes hacer una visita de los tres en un mismo día. 

Sí, sabemos que su nombre no lo convierte en uno de los museos de Ámsterdam más atractivos, pero créenos que lo que aloja en su interior es precioso. Se trata de un edificio señorial construido en 1904 que posee una interesante colección de arte moderno y contemporáneo conformada por obras de artistas urbanos como Banksy, Basquiat, Warhol, Hirst, KAWS y Koons, entre otros. 

Puedes adquirir tu entrada de manera online a través de esta página, o bien acercarte a la taquilla que se encuentra en la puerta del museo. Si tienes la tarjeta turística I amsterdam City Card el acceso es gratuito, ¡aprovecha!

¡Valora esto!
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hay mucho más sobre
Ver más de
Te puede interesar