Reproducir vídeo

Conoce el Hotel del Salto, un edificio embrujado que puedes visitar cerca de Bogotá

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Situado a 1 hora de Bogotá, en el municipio de Soacha, el Hotel del Salto se ha consolidado como una de las construcciones más famosas y resonantes de la zona.

El motivo de su importancia o reputación poco tiene que ver con si presenta un servicio de lujo o si sus habitaciones regalan una vista exuberante. A decir verdad, se trata de un hotel que ha sido distinguido por la creencia local de que está embrujado.

Si eres fanático de este tipo de historias, este es atractivo perfecto para ti. Y si no, verás también que se trata de una opción interesante para tener en cuenta y en este artículo te contaré el por qué. 

Hotel del Salto

La edificación está construida justo sobre un precipicio al borde la cascada de Tequendama, un salto de más de 180 metros de altura en medio de la sabana de Bogotá.

Salto del Tequendama (Tequendama Waterfalls)
Cataratas de Tenquendama

Desgraciadamente, la contaminación del Río Bogotá ha provocado que gran parte de la flora y fauna autóctona situada sobre la base del desaparezcan. Así mismo, también que el agua que cae de la cascada no sea tan limpia. Sin dudas, dos aspectos que han afectado notablemente al turismo.

La buena noticia es que, desde hace casi diez años, han aparecido varios programas de preservación y de a poco la cascada vuelve a ser un punto turístico súper importante y que vale la pena visitar. 

Te estarás preguntando por qué te cuento esto si lo que iba a hacer es hablar sobre fantasmas, no seas impaciente… ¡Todo está relacionado! 

La historia

El Hotel del Salto fue creado en 1923 como una mansión residencial para un famoso arquitecto del momento. El estilo arquitectónico es pomposo, incluso para la época, y nos remonta a las mansiones francesas del siglo XIV. 

En 1928, el edificio comenzó a funcionar, estando abierto al público como hotel. Los huéspedes eran viajeros adinerados que visitaban las cataratas y querían alojarse justo en el mejor sitio para admirarlas.

El apogeo del hotel duró casi 60 años y, como si se tratara de una coincidencia, su decadencia comienza en el mismo momento en que las aguas de las cataratas muestran la peor cara de la contaminación.

Hotel del Salto
Fuente: https://peru.com/

La leyenda

Después de leer la breve explicación de la historia ya debes poder deducir tú mismo la razón oficial por la cual se cerró el hotel. Sí, efectivamente: la contaminación y el descenso del turismo.

Peeero hay quienes creen otra versión: ¡el hotel y toda la zona están embrujados!

Cuenta la leyenda que los indios muiscas indígenas solían saltar de las cataratas de Tequendama para evitar ser capturados por los conquistadores españoles y que, al caer, se transformaban en águilas. Estos volaban a su libertad y dejaban sus almas humanas rondando las cataratas y acechando a los invasores (actualmente cualquier turista).

A estos fantasmas se les suman las almas en pena que saltaban al vacío desde las barandas del hospedaje y como no encontraban la paz, quedaban vagando en los pasillos de la vieja construcción, con las consecuencias de muchos años abandonada. Dicha situación da pie a cientos de historias donde se reúnen los fantasmas indígenas y los actuales

Hotel del Salto
Fuente: https://peru.com/

Hoy, el edificio está abierto nuevamente y funciona como un museo donde turistas, curiosos y viajeros afirman haber visto espectros dentro del hotel.

Expertos en el tema y cuidadores del antiguo hotel, señalan que es normal que haya eventos sobrenaturales. Ellos cuentan que se escuchan gritos desgarradores y la atmósfera resulta densa para quienes lo visitan por primera vez.

El Museo 

En 2011, la Fundación Granja Ecológica de Porvenir y el Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia comenzaron un esfuerzo conjunto de restauración de la intrincada arquitectura del hotel. Su misión era convertir el Hotel Del Salto en un museo que sirviera como símbolo nacional del patrimonio cultural y la restauración ambiental.

Lo renombraron como Museo de Biodiversidad y Cultura de las Cataratas de Tequendama ” y, en el año 2013, la mansión reabrió como museo con su primera exposición: “Cavernas, ecosistemas del mundo subterráneo”.

Hotel del Salto
Fuente: http://www.casamuseotequendama.org/

Para los interesados en conocer más, este lugar puede ser visitado todos los sábados, domingos y festivos entre las 9:00 am y las 4:00 pm.

El ingreso tiene un costo de USD 2,5 por persona. Por su parte, el acceso para los niños menores de 8 años es gratis. 

Allí también se realizan recorridos de carácter histórico, cultural y ambiental por el interior de la Casa Museo. Los mismos ocurren cada 20 minutos y presentan una duración aproximada de entre 45 minutos y una hora, tiempo durante el cual explicarán la historia de la Casa y podrás disfrutar de exposiciones itinerantes. Es el momento perfecto para que prestes atención y te conectes con el lugar ¡tal vez oigas algo sobrenatural! 

¿Cómo llegar? 

Hay varias maneras de llegar desde Bogotá hasta Salto de Tequendama. Puede ser en coche, en autobús, taxi o Uber.

Hotel del Salto
  • Coche: Tomará solo 1 hora y el camino es bien directo  
  • Autobus Via Portal 80:  Lo tomas a 5 cuadras del Museo del Oro en el centro de Bogotá y te deja en la estación de Salto. Tiene un valor de USD 2 y tardas casi dos horas en llegar. 
  • La opción más económica es un bus de linea que sale USD 1 pero tarda 4 horas! 
  • Te puedes tomar un taxi o Uber, precio ronda los USD 10
Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
MIRA TODAS LAS ACTIVIDADES QUE HAY PARA HACER
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO