Cuevas de Acsibi: un recorrido de laberinto en Salta, Argentina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Argentina es uno de los países con mayor riqueza natural del mundo, prácticamente la mayoría de los ecosistemas existentes se distribuyen a lo lago de todo el país y, las Cuevas de Acsibi de Salta, no son la excepción.

Sentirse un explorador, buscar “pasadizos” y descubrir cuevas naturales es posible dentro de la provincia de Salta, al norte de la Argentina, donde pareciera que en cualquier momento gritan “corte” dentro del set de filmación Hollywoodense.

Cuevas de Acsibi
Buscar “pasadizos” y descubrir cuevas naturales es posible dentro de la provincia de Salta, en las Cuevas de Acsibi. Foto: Cuevas de Acsibi.

Aquí te contaremos todo lo que necesitas saber para que, durante tu recorrido por el norte argentino, te puedas desviar y visitar las Cuevas de Acsibi (o el Valle de las Cuevas) y sentirte un astronauta que camina por Marte.

El mejor desvío: el Valle de las Cuevas

Las Cuevas de Acsibi son formaciones rocosas de arenisca roja. Su nombre, en cacán, significa “lugar de fuego” debido al color que presenta el cañón angosto en ciertas oportunidades y muy colorido en otras.

¿Cómo llegar?

Llegar a Acsibi o Valle de las Cuevas, no es tarea fácil ya que no cuenta con caminos o rutas que direccionen a los turistas hasta el lugar. Sin embargo, estos lugares que no aparecen en los mapas son, generalmente, los más buscados por los viajeros más intrépidos.

Las Cuevas de Acsibi se encuentran a 15 kilómetros del pueblo de Seclantás, ubicado sobre la mítica Ruta 40, una de las rutas más extensas y turísticas de la Argentina recorriendo todo el oeste del país.

Cuevas de Acsibi
Las Cuevas de Acsibi se encuentran a 15 kilómetros del pueblo de Seclantás, ubicado sobre la mítica Ruta 40. Foto: Cuevas de Acsibi.

Stop de viajero de ruta: un viaje por la Ruta Nacional 40 es un de los mejores recorridos de Argentina que se pueden hacer en auto, moto o incluso motorhome ya que recorre los más diversos paisajes a través de sus 5200 kilómetros de ruta y bordeando la Cordillera de los Andes, pasando desde los fríos y nevadas montañas al oeste de la Patagonia Argentina hasta el cálido y seco noroeste del país.

La única manera de poder llegar a las cuevas es a través de una excursión desde la Finca Montenieva quienes son los dueños del lugar y quienes autorizan a las 4X4 a ingresar al sitio.

Cuevas de Acsibi
La única manera de poder llegar a las cuevas es a través de una excursión desde la Finca Montenieva. Foto: Cuevas de Acsibi.

Las excursiones parten desde distintos puntos de la provincia de Salta y llevan, generalmente, todo el día debido a la dificultad que, en ciertos casos, se presenta. Las agencias de viaje son las encargadas de organizar las visitas o se pueden contratar directamente con la Finca Montenieva (lugar donde también es posible hospedarse).

Cuevas de Acsibi
El primer tramo es en camionetas 4X4 y luego se necesita una caminata de 2 a 4 horas a través de senderos y pasadizos. Foto: Cuevas de Acsibi.

El primer tramo es en camionetas 4X4 y luego se necesita una caminata de 2 a 4 horas a través de senderos y pasadizos hasta llegar a paredes de más de 100 metros de altura.

Excursión por el Valle de las Cuevas

Como te contamos antes, esta excursión conlleva una divertida aventura en 4X4, senderos de trekking y además una belleza paisajística pocas veces vistas en el mundo. Los colores, las formas y el sitio forman parte de una naturaleza única de los Valles Calchaquíes en la provincia de Salta e invitan a los viajeros a que “le busquen forma a las formas” según los guías que acompañan a los turistas.

Cuevas de Acsibi
Los colores, las formas y el sitio forman parte de una naturaleza única de los Valles Calchaquíes en la provincia de Salta. Foto: Cuevas de Acsibi.

El Valle de las Cuevas o las Cuevas de Acsibi son esos lugares donde los viajeros deben experimentar con los sentidos o prestarle atención a ello que por ahí nunca se piensa: utilizar los ojos para observar los cambios de color en los pequeños orificios que se forman por la erosión, escuchar los sonidos de la naturaleza con algún cóndor o pájaro que sobrevuela la región, sentir la humedad de las formaciones rocosas y caminar a través de los estrechos pasadizos, sentir la naturaleza viva y propiamente dicha, generalmente sin tanta masificación turística, haciendo del Valle de las Cuevas, un lugar realmente de otro planeta.

Cuevas de Acsibi
Visitar las Cuevas de Acsibi implica aminar a través de los estrechos pasadizos, sentir la naturaleza viva y propiamente dicha, generalmente sin tanta masificación turística. Foto: Cuevas de Acsibi.

Con algo de suerte, los viajeros pueden además adentrarse en la naturaleza observando algún puma o llamas que son oriundos de la zona y protagonistas en el Valle de las Cuevas.

¿Qué más visitar?

Seclántas, el pueblo más próximo al Valle de las Cuevas es un lugar colonial muy pintoresco, ideal para visitar al otro día de haber recorrido las Cuevas de Acsibi.

El pueblo de Seclantás es el lugar ideal para, como dirían algunos argentinos “bajar un cambio”, es decir, relajarse y descubrir antiguas casonas de adobe, una iglesia del año 1885, el camino de los artesanos (perfecto para comprar souvenirs del lugar) y, último pero no menos importante, catar los mejores vinos de altura oriundos de la provincia de Salta, producidos en viñedos de más de 3100 metros sobre el nivel del mar.

Cuevas de Acsibi
Con algo de suerte, los viajeros pueden además adentrarse en la naturaleza observando algún puma o llamas. Foto: Cuevas de Acsibi.

El Valle de las Cuevas o las Cuevas de Acsibi, como se prefiera llamar, son un recorrido “de otro planeta”. Las formas que la naturaleza ha formado en la zona son un atractivo turístico que ningún viajero debería perderse en su viaje por Salta, no por nada llamada, “La Linda”.

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO