Play Video

Errores que muchos cometen al visitar CDMX por primera vez

( Actualizado el:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

A la hora de visitar un lugar por primera vez, siempre es necesario prestar atención a recomendaciones y experiencias de los locales y también de otros viajeros que hayan elegido el mismo lugar al que planeas ir. En destinos como la Ciudad de México (CDMX), conocidos por su constante movimiento y ritmo frenético, es importante tomar recaudos y extremar la atención. De esa manera, evitaremos problemas y contratiempos que pueden quitarnos la alegría de viajar. En la siguiente nota, te comentaremos algunos errores que muchos cometen al visitar CDMX por primera vez.

Planificación: el mejor remedio

Como solemos hacer referencia en Intriper, resulta más que importante planificar y averiguar antes de emprender el viaje, ya que una vez en el destino puede que tardes en acostumbrarte a las costumbres locales y eso haga crecer tu nerviosismo, lo que sin dudas puede llevar a equivocarte más. En cambio, ser precavido y realizar tu propia investigación antes de partir derivará en un mejor rendimiento de tu tiempo, dinero y una maximización de recursos en general. Es por eso que te recomendamos tener en cuenta estas equivocaciones antes de hacer tu primera visita a la Ciudad de México.

Armar un itinerario desorganizado

Muchas veces nos confiamos en la cercanía entre los diferentes atractivos turísticos dentro de un destino. En ese sentido, la Ciudad de México cuenta con una vasta oferta y variedad, por lo que no todos se encuentran cerca entre sí ni a una distancia conveniente de donde decidamos alojarnos. Por ejemplo, si piensas quedarte unos pocos días en CDMX, te conviene concentrarte en algunas zonas como el casco histórico y el Paseo de la Reforma. Si cuentas con más días, puedes armar un itinerario más pensado teniendo en cuenta las cercanías entre sí de los distintos puntos a los que quieres ir.

Errores que muchos cometen al visitar CDMX por primera vez
Palacio Nacional de Bellas Artes en CDMX

En esa dirección, ten siempre en cuenta cuándo puedes ir caminando, cuándo puedes tomarte el transporte público y cuándo, por ejemplo, dependerás de un taxi o un servicio de aplicación de traslado. En ese sentido, CDMX es una de las ciudades con peor tráfico de Latinoamérica, por lo que nuestra imprecisión podría derivar en quedarnos atascados en medio de la ciudad y desperdiciar valiosas horas. Además, agregarás una cuota grande de estrés y preocupación que no sirve para viajar: lo más importante siempre es disfrutar de la experiencia y aprender.  

No llevar un abrigo

No importa el destino al que viajemos, siempre es fundamental tener en cuenta que el clima y las previsiones climáticas han cambiado en los últimos años. Si bien podemos tener en cuenta que el clima es agradable en general en CDMX, pero durante noviembre y febrero el frío puede llegar a hacerse sentir, aunque no sea bajo cero. Con ropa cómoda y fresca, más un abrigo que tenga en cuenta los cambios de temperatura, podrás estar más que seguro de estar preparado para disfrutar tu viaje al máximo.

Lo mismo sucede con un paraguas u otro tipo de equipamientos para la lluvia, en especial camperas impermeables o zapatillas adecuadas para no resbalarte en medio de la calle. En CDMX las lluvias suelen ser frecuentes entre mayo y octubre, pero siempre cabe la posibilidad de encontrarnos con tormentas tropicales fuera de esa fecha. Así, con un abrigo, un paraguas y algún accesorio que consideres adecuado para poder salir a recorrer la ciudad los días de lluvia, estarás listo para comenzar tu travesía por la ciudad.

Subestimar el mal de altura

Aunque CDMX no suele figurar entre las ciudades con más altura de la región, sus 2,250 metros sobre el nivel del mar puedes despertarnos una serie de sorpresas en nuestra salud si no estamos acostumbrados o si nos confiamos demasiado. En ese sentido, para quienes practican deporte y piensan continuar con sus rutinas en la Ciudad de México, puede llegar a afectarlos. Lo mismo si pensamos pasarnos todo el día caminando entre los distintos puntos turísticos. En ese sentido, te recomendamos preguntarle a los locales de confianza algunos consejos para soportar la altura. Otros consejos importantes son comer alimentos que te oxigenen la sangre y no hacer demasiada actividad física durante los primeros días en la ciudad.

Cuidado con los lunes

Es posible que tengas en cuenta que los fines de semana nunca son un buen día para ir a los museos cuando eres turista: es cuando hay más afluencia, porque los turistas, los viajeros de fin de semana y los locales con el día libre confluyen allí. Pero cuidado: ¡tampoco planifiques tu visita para un lunes! La mayoría de los museos de la CDMX cierra los lunes, porque es el día más conveniente para que permanezcan cerrados en un día de mantenimiento.

Usar el transporte público en horas pico

Puede parecer una verdad de Perogrullo o simple sentido común, pero muchas veces cuando nos encontramos de viaje solemos perder la noción del tiempo y de repente quedamos en la otra punta de la ciudad en hora pico. Así, un gran día de descubrimientos y excursiones puede derivar en un dolor de cabeza al quedarte atascado en el tráfico o viajar apretado con el resto de las personas que salen de sus empleos. Tener en cuenta este factor en CDMX te será de gran ayuda para no caer en la trampa y optimizar recursos y tiempo, algo que nunca está de más en un viaje.  

Errores que muchos cometen al visitar CDMX por primera vez
Photo by Sergio Gonzalez on Unsplash

Evitar el transporte público por completo

Este consejo puede parecerte una contradicción con el anterior, pero en realidad son complementarios. Confiar en el transporte público en sus peores horas puede ser equivocado, pero desestimarlo del todo es también un error que te llevará a gastar muchísimo dinero o incluso caer en atascos de tránsito arriba de un taxi. Aunque con sus fallas –algo que sucede en casi todas las grandes ciudades-, lo cierto es que el transporte público de CDMX es funcional y práctico, además de ser bastante económico. Si evitas la hora pico del Metro (5 a 8 de la tarde y 7 a 9 de la mañana), podrás sacarle el jugo a tu experiencia y billetera. El Metrobus es otra excelente opción para viajar directo sin perder tiempo. Por otra parte, al igual que en otras capitales del mundo, hay puntos de recogida de bicicletas gratuitas (ECOBICI) para armar tu propio recorrido.

Alojarte en Santa Fe si no vas por negocios

Como hemos mencionado anteriormente, la Ciudad de México es realmente grande y con muchas zonas distantes entre sí. El consejo básico aquí es tratar de estar en la zona más céntrica posible, para así poder acceder a las zonas turísticas y estar en una posición equidistante con otros destinos. Ahora bien, hay muchos hoteles en sitios de reservas online y páginas de internet que ofrecen sus servicios en Santa Fe. Para alguien que viaja por primera vez a CDMX esto puede resultar confuso y creer que estaremos en plena zona turística. En realidad, Santa Fe es uno de los polos financieros más importantes de México y se encuentra un tanto apartado del resto de la ciudad. No tiene grandes atracciones, por lo que te la pasarás más viajando que disfrutando.

Irte sin probar verdadera comida mexicana

Como hemos mencionado muchas veces en Intriper, la fama de la cocina mexicana es universal y en CDMX tenemos la chance de probar toda su inmensa variedad, llena de matices y detalles locales. Ahora bien, es un error pensar que mientras más caro más sabroso o mientras más lujoso más auténtico. En ese sentido, la Ciudad de México cuenta con muchos pequeños mercados y fondas en donde encontrar excelentes propuestas en relación de precio y calidad.

Errores que muchos cometen al visitar CDMX por primera vez
Comida mexicana. Photo by angela pham on Unsplash

Además, no hay que olvidarse de los locales de comida callejera, comúnmente denominados “templos”. Además de experimentar el auténtico sabor, también podrás encontrarte con las costumbres de los locales y sentirte un mexicano más. Recuerda: si quieres probar auténtica comida mexicana, no es necesario ir a los locales más costosos ni con nombres de firma internacional. A veces, mientras más simple, mejor.

Pedir la salsa más picante

De la mano con el consejo anterior, una vez que entremos en confianza con las costumbres y ritmos locales es probable que nos sintamos con ánimo de ir un paso más allá. Ahora bien, hay una regla de oro: en México lo picante es MUY picante. Claro que puedes probarla, si quieres hacerlo no te desalentaremos. Pero una cosa es pedirla a consciencia y probarla con cuidado, y otra confiar en que, si has comido picante en tu país, entonces puedes chorrear todo tu taco con salsa picante mexicana sin problemas. Consultar con los meseros y los locales te será de gran ayuda para ahorrarte disgustos.

Errores que muchos cometen al visitar CDMX por primera vez
Photo by Sergio Gonzalez on Unsplash

Confiar del clima de la estación en la que haces tu visita

Por último, y como hemos hecho referencia anteriormente, la Ciudad de México no se ha visto indiferente al cambio climático que afecta a gran parte del mundo. Si bien puedes predecir los climas fríos y las lluvias, no todo es tan exacto hoy en día. Revisa de manera periódica y vuelve a uno de nuestros primeros consejos: lleva siempre abrigo y elementos para la lluvia.  

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
MIRA TODAS LAS ACTIVIDADES QUE HAY PARA HACER
Play Video
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO