Reproducir vídeo

Jhonny Cay, el paraíso colombiano que no debes dejar de conocer en tu viaje a San Andrés

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Si la isla de San Andrés es ya de por sí un paraíso, espera a conocer Jhonny Cay, el islote que no te puedes perder en el caribe colombiano.

Seguramente ya escuchaste hablar muchas veces de la isla de San Andrés y su mar de los siete colores. En lo personal, es uno de mis rincones favoritos del mundo. Quizás porque allí fue la primera vez que vi el Caribe, pero probablemente porque nunca volví a ver a encontrar un lugar igual. Estoy segura de que si me pidieran que describa el paraíso, se le parecería bastante a San Andrés.

Pero a decir verdad, sé que mi experiencia en la isla no hubiese sido la misma de no haber conocido Jhonny Cay.

Jhonny Cay es una islita pequeñita y deshabitada a la que solo se puede llegar desde San Andrés. Está a solo 1 km (o 15 minutos en lancha) de distancia y aunque puede parecer poco para que el paisaje cambie tanto, la realidad es que este cayo es un paraíso dentro del paraíso.

Las particularidades que hacen a Jhonny Cay tan especial

Lo que más impacta de Jhonny Cay es su paisaje virgen, que se combina a la perfección con esos toques caribeños que le dieron la llegada de los turistas a la isla.

Jhonny Cay comprende un área de más de 45 mil metros cuadrados, de los cuales 10.400 son de playas y 15 son de vegetación. Realmente es un lugar que inspira paz con solo verlo.

Sus playas son alucinantes. La arena es tan blanca y fina que sería muy fácil pensar que estás parado sobre un colchón de harina suave. El agua del mar es hiper cristalina y, por supuesto, los siete colores de San Andrés siguen estando presentes, solo que se sienten más cerca.

Islas de Colombia: San Andrés

El sol se siente fuerte aquí. El reflejo que hace en la arena puede parecer que es aún más intenso, por eso es recomendable aprovechar una caminata por el interior de la isla durante las horas del mediodía.

Jhonny Cay es ideal para los que disfrutan del contacto con la naturaleza. Tiene mucho verde y se puede respirar el aire puro. Los árboles ofician de sombrillas a lo largo de la isla y son también refugio de la fauna del lugar. No es difícil encontrarse con lagartijas coloridas, para nada tímidas, descansando del sol.

Una isla con ritmo propio

Jhonny Cay tiene identidad propia. Si bien no está habitada de manera permanente, la gran afluencia turística hizo que esté preparada con chiringuitos para comer y beber sin problemas. Incluso es posible darse algún masaje, comprar aceite de coco y si te distraes, hasta posiblemente encuentres a alguien vendiendo souvenirs.

La personalidad de la isla posiblemente te recordará a Bob Marley – no solo por la música sino también por los colores que decoran hasta a los árboles – y más de una vez te olvidarás que estás en Colombia. El idioma oficial de San Andrés es el creole – un dialecto que mezcla un poco de inglés y francés, y que solo hablan los isleños – y en Jhonny Cay está más presente que nunca.

Esta pequeña isla perdida en el mar es, quizás, el refugio preferido de los habitantes de la isla. Aquí es difícil no relajarse, la energía con la que vibra la isla es especial. De eso no quedan dudas.

Jhonny Cay, un pequeño paraíso en el caribe colombiano de San Andrés

Nada como disfrutar de un buen plato de comida

Debo confesar que aunque recuerdo a Jhonny Cay con mucho cariño por su belleza, no la puedo olvidar por una cosa completamente diferente: allí comí el mejor plato de pescado a la parrilla de toda mi vida.

La comida de San Andrés tiene algo especial, los sabores, los ingredientes, la preparación. Pero durante mis días en la isla, no conseguí comer un plato tan espectacular como el que comí en Jhonny Cay en ningún otro lado.

El pescado fresco, preparado a la parilla y condimentado solo con sal, se acompaña con un arroz a base de leche de coco que no podría complementarse mejor. El toque final se lo da el jugo exprimido del limón que decora el plato. Simple pero delicioso.

Lo mejor es que lo preparan en todos los puestos de comida de la isla y el precio es tan barato que incluso podrías repetir.

Cuál es el mejor momento para disfrutar Jhonny Cay

La visita al islote solo tiene un inconveniente: no puede durar todo el día. Lamentablemente, para visitar Jhonny Cay hay que informarse de las mareas. Por lo general, se recomienda ir a la mañana temprano porque alrededor de las 3 de la tarde todas las embarcaciones se ven obligadas a volver a San Andrés.

Por eso, lo recomendable es que antes de programar tu paseo preguntes a qué hora te recomiendan ir para poder sacarle el máximo provecho.

Pero no hay de qué preocuparse. Jhonny Cay se puede complementar a la perfección con una visita al Acuario natural de San Andrés. De camino a la isla principal, puedes detenerte en medio del mar para hacer snorkel y divertirte observando los peces típicos del Caribe colombiano.

jhonny cay
Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO