Reproducir vídeo

Spotted Lake, el lago “arco iris” de Canadá

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Así como si fuese la paleta de colores de un pintor gigante o el detrás de escena de una película, el Spotted Lake (lago manchado o con manchas) de Canadá es, definitivamente, uno de los lagos más curiosos del mundo.

Pequeñas fosas con agua con fondos llenos de minerales, hacen que, según la estación del año, cambien de color como si estuviese todo planeado para sorprender los ojos de todos los viajeros que llegan a esa parte del continente.

En este post te contaremos todas las razones que hacen a los turistas visitar el Spotted Lake, el lago “arco iris” en Canadá.

Spotted Lake
Los fondos llenos de minerales, hacen que, según la estación del año, cambien de color. Foto: Hardo Müller

¿Por qué visitar el Spotted Lake?

El lago Kliluk, o Spotted Lake para la mayoría, es una formación natural ubicada al sudoeste de Canadá, en la provincia de British Columbia. El pueblo más próximo es Osoyoos, lugar donde se encuentran la mayoría de hoteles y agencias de turismo para quienes se atreven a visitar esta zona canadiense.

El Spotted Lake es uno de los lagos más extraños del planeta gracias a sus colores cambiantes estación a estación y la importancia del lugar que se remonta a períodos antiquísimos.

Las propiedades minerales y curativas del Spotted Lake datan de tiempos donde los pueblos originarios aún vivían en la zona (previo a la colonización) y utilizaban las aguas para curar enfermedades cutáneas. Cuenta la historia que incluso durante batallas entre tribus rivales, llamaban a tregua para curar a los heridos en este mismo lago.

Spotted Lake
Las propiedades minerales y curativas del Spotted Lake datan de tiempos donde los pueblos originarios aún vivían en la zona. Foto: Mack Male

Stop histórico: La ambición de algunos hombres hizo que este lago fuera prácticamente “asaltado” durante la Primer Guerra Mundial, que utilizaban los minerales del lago para la creación de municiones. Pasada la Guerra, el lugar pasó a manos privadas, quienes buscaron la creación de un balneario y un spa, pero gracias a la acción del Ministerio de Asuntos Indígenas de Canadá y los propios pueblos que buscaban preservar el lugar sagrado de sus antepasados y la naturaleza en sí, se canceló el proyecto y se declaró espacio natural y sagrado, buscando demostrar a todo visitante, la importancia del lago Kliluk.

Este lugar tan particular, que parece creado por alguna figura sobrenatural, cuenta con 365 fosas (curioso, verdad?) las cuales cambian de color gracias a los minerales que las componen: sulfato de magnesio, titanio, plata y sodio. Depende la estación del año, las fosas se “tiñen” de amarillo, rosado e incluso celeste hipnotizando a todo aquel que se para a verlo. Una experiencia que deja en “shock” a cualquiera que lo visite y haciendo que sea el lago más impresionante del planeta.

Durante los meses de verano el agua del lago se evapora y se pueden vislumbrar las fosas. Hoy en día no está permitido caminar por el lago, ya que se busca preservar el lugar. Igualmente, los balcones en altura y alrededor del lago, hacen que los visitantes puedan disfrutar de los colores del Spotted Lake en valle fronterizo de Okanagan.

Spotted Lake
Spotted Lake en temporadas en invierno cuando las fosas aún están cubiertas de hielo. Foto: [email protected]

“Parece magia”: según los viajeros que ya han visitado el lago, a pesar de las explicaciones científicas de los minerales, aún se sigue sintiendo esa sensación extraña al ver los colores del lago. Este lugar, al ser una protección cultural y natural, hacen que se respire historia y se respete la importancia de ser un lugar sagrado para los primeros habitantes del lugar.

Lo más importante de visitar el lago “arco iris”

El Spotted Lake se encuentra en el poblado de Osoyoos, a 4 horas en auto de Vancouver, una de las ciudades más importantes de Canadá. La mejor opción es alojarse en Osoyoos, el lugar más cercano y que ofrece variedad hotelera y gastronómica. Considerado como el lugar más templado de Canadá (gran dato para los friolentos), Osoyoos es un atractivo más: cuenta con parques acuáticos, resorts y atracciones para toda la familia.

El ícono de Osoyoos, además de la belleza natural que caracteriza a todo el país, son sus vinos y bodegas, distribuidos a lo largo de todo el poblado canadiense. La mejor opción y si se cuenta con el tiempo suficiente, es disfrutar de la tranquilidad del lugar, de la naturaleza y los atractivos de esta ciudad recóndita y aún poco visitada de Canadá.

Spotted Lake
Depende la estación del año, las fosas se “tiñen” de amarillo, rosado e incluso celeste. Foto: GoToVan

Mejor época para visitar: los mejores meses del año, donde se observan mayor cantidad de “manchas” y el lago en todo su esplendor, es durante los meses de verano canadiense (junio, julio y agosto). Esto hace que el agua del lago se evapore y se vean las 365 fosas de colores. Además, son los meses más favorables para visitar todo el país ya que las nieves en invierno, imposibilitan bastante el traslado por las rutas y la visualización de atractivos.

Desde hace más de 15 años, el Spotted lake pertenece a las poblaciones nativas, quienes buscan incansablemente que se comprenda la importancia del lago. Los turistas son más que invitados a observar a la naturaleza en su máxima expresión respetando el lugar sagrado. Spotted Lake es un lugar mágico, pareciera sacado de alguna película que aún, espera por ser descubierto.

Agradecemos la foto de portada: anthropodermic

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
Read More
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO