Top 10 de bares y restaurantes ocultos (y accesibles) de New York

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

A la hora de planificar un viaje, la alimentación es uno de los puntos más importantes para garantizar nuestro bienestar físico y, al mismo tiempo, tener en cuenta a la hora de los gastos. En ciudades dolarizadas, como es el caso de New York, encontrar opciones económicas no siempre es sencillo, sobre todo cuando hablamos de ir a un bar o a un restaurante para experimentar un poco más de cerca la vida diaria en la gran ciudad. Es por eso que en la siguiente nota te comentaremos un top 10 de bares y restaurantes ocultos (y accesibles) de New York para que tengas en cuenta en tu estadía.

Económicos sin descuidar el sabor

Como suele ocurrir con todas las grandes ciudades (París, Londres e incluso hasta Buenos Aires), los precios suelen ser más elevados que en otros lugares del mundo. Si bien hay algunos gastos que se pueden evitar en caso de tener un presupuesto ajustado, no todos son completamente prescindibles. Tal es el caso de la alimentación, un ítem fundamental a la hora de pensar cuánto querremos gastar al final de nuestra aventura. New York es uno de esos lugares que nos pondrán a prueba.

Ahora bien, la clave está en cómo proteger nuestro bolsillo sin caer en el atajo de la comida rápida diaria, sobre todo para nuestra salud. Por suerte, ese espacio entre la cena de alta categoría y la fast food se ha llenado de opciones económicas que cumplen con dos requisitos importantes: el sabor y el buen precio. ¿Qué bares y restaurantes cumplen con esta premisa en una ciudad tan compleja y extensa como New York? Existen diferentes opciones, algunas ocultas, que te recomendaremos en la siguiente nota para disfrutar tu viaje al máximo.

Ideales para comer:

A la hora de buscar ofertas gastronómicas variadas para aprovechar tu estadía en esta gran ciudad, existen algunas opciones económicas que puedes aprovechar si cuentas con un presupuesto mediano o no cuentas con las monedas exactas para cada actividad que piensas realizar. Algunas recomendaciones:

1 – Quality East – sabor a las brasas: los habitantes de NYC tienen un alta estima por las denominadas steakhouses y los cortes de carne de gran tamaño. El problema es que su precio suele ser poco accesible, algo que deriva en que muchas veces eliminemos la carne durante nuestro viaje. Ahora bien, un lugar como Quality Eats, ubicado en el West Village (19, Greenwich Avenue) es una rareza. Con un ambiente joven y moderno, sus platos superan apenas los 20 dólares, por lo que es un lujo al que se puede acceder. También tiene otras dos locaciones: 3 East, 28th Street; y 1496 Second Ave y 78th Street.

2 – Fuku + – la invasión asiática: New York tiene una gran debilidad por la comida asiática y David Chang fue uno de los grandes impulsores más recientes dentro de esta tendencia. Fuku+ es uno de los más recientes dentro de sus locales, ubicado en el número 15 de la calle 56 Oeste, muy próximo a las zonas de la Quinta Avenida y el Central Park. Uno de los platos más económicos y sabrosos según los visitantes es el sándwich de pollo frito.

El tradicional sándwich de pollo frito de Fuku. Foto: Fuku

3 – Sunday in Brooklyn – menú hipster: si estás en tus planes visitar Brooklyn, no puedes dejar de ver la innovación que se encuentra en sus calles, sobre todo en las internas. La zona de Williamsburg es considerada como la cuna del mundo hipster y allí podremos encontrar Sunday In Brooklyn, ubicado en Wythe 348. Recomendado por el diario español El País, este pequeño mercado y restaurante tiene un menú fresco y económico a la hora del almuerzo para aprovechar si decidimos pasar el día en la zona. La comida será deliciosa y saludable, al mismo tiempo que no gastaremos una fortuna, lo que a su vez nos hará bien para descansar de la comida rápida por un tiempo.

4 – The Wayland – el sabor de lo casero: este pequeño bar es de un estilo rústico y cuenta con un aroma de tarta de manzanas y especies que nos hacen sentir en un atmósfera hogareña. Además, suena música indie y tiene una estética de sala de estar. Allí podrás encontrar tragos de autor, whiskys infusionados y pequeños platos que sirven para acompañar la bebida. Todo por un precio accesible y puedes decir que viviste una experiencia de un bar tradicional en Nueva York. Ubicación: 700 East 9th St, entrance on Ave C.

The Wayland desde afuera. Foto: http://www.thewaylandnyc.com/

Ideales para beber

Si lo que más te interesa es aprovechar para tomar algo y sentir cómo son los ambientes de los bares neoyorkinos, estas opciones te ayudarán a conocer lugares un tanto alternativos sin descuidar la calidad de servicio y, además, ahorrar bastante dinero. Estas son algunas de las recomendaciones:

5 – Rudy’s Bar and Grill – horas felices para disfrutar: ubicado en el área de Hell’s Kitchen, en la Novena Avenida con la calle 44th, este pequeño bar se especializa en ofrecer cervezas baratas y acompañamientos que te permitirán comer por un bajo precio si no estás demasiado interesado en la comida fusión o ese estilo de propuestas. Con cada cerveza podrás comer un pequeño hot dog que realmente hace la diferencia si estás ajustado en tu presupuesto. Las cervezas de barril varían de 3 a 8 dólares. Un plus, cuenta con una pequeña terraza en el fondo que merece la pena ser visitada y compensa su falta de espacio al interior.

6 – Fat Cat – un bar al ritmo del jazz: para los amantes de la música, esta es una opción a tener en cuenta. Ubicado en el West Village (75 Christopher St), su única contra es que hay que pagar una entrada que oscila entre los 3 y 6 dólares, aunque adentro podrás disfrutar de jazz en vivo, algo que es muy interesante para disfrutar en una ciudad como New York. En su interior cuenta con más de 30 mesas de billar, ping pong y otros entretenimientos. Las cervezas tienen un valor promedio de 5 y 6 dólares, algo bastante económico dentro del rango de precios que tiene esta ciudad.

The Fat Cat y sus bandas en vivo. Foto: Trip Advisor

7 – Local 138 – beber y ahorrar al mismo tiempo: emplazado en el Lower East Side, es una muy buena opción para tomar algo y relajarse. Este bar cuenta con uno de los mejores happy hours de la ciudad. De 16 a 19hs se pueden conseguir bebidas por 3 dólares y, además, cuentan con el plus de que no prohíben el consumo de comida traída del exterior, algo que nos puede ayudar a no lastimar nuestro presupuesto en Nueva York y poder destinarlo a esa entrada para una obra de Broadway que tanto querías ver antes del viaje.

8 Jimmy’s Corner – para después del teatro: hablando de Broadway, el Distrito de los Teatros es una zona un tanto costosa para beber una copa antes o después de una obra, sin embargo en Jimmy’s Corner es una excepción que merece la pena ser visitada. Su decoración está llena de recuerdos relacionados al boxeo, lo que lo vuelve un lugar más ameno después de tanta marquesina y el ruido cansador que puede generar Times Square. Está ubicado en 140 W. 44th St., entre Broadway y 7th Ave.

Jimmy’s Corner. Foto: Trip Advisor

9 – Bar Botanica – un breve viaje al pasado de Nueva York: de aspecto y clima discreto, es un viaje al pasado de esta ciudad inmensa. Con un happy hour más que recomendable entre 4 y 5 dólares, entre las 16 y las 20hs, este lugar es uno de los más recomendados para descansar un poco de tus caminatas. Si buscas divertirte un poco, también puedes participar de las noches de karaoke que organiza todos los domingos a la noche. Lo puedes encontrar en 47 E. Houston St., entre Greene y Mulberry

10 – Johnny’s Bar – una estética kitsch: ubicado en West Village (90 Greenwich Ave. en W. 12th St.) cuenta con un tablero de ajedrez en su techo, además de otras decoraciones que recuerdan a la estética kitsch. Además de su particular estilo, suele ser uno de los más visitados debido a sus precios accesibles en bebidas, sobre todo en los happy hours que se extienden desde el mediodía hasta las siete de la tarde. Se pueden encontrar ofertas que llegan a los 3,50 dólares, un precio que vale la pena aprovechar en esta ciudad.

En resumen, comer y beber de manera económica en New York puede parecer complicado, pero no es algo imposible. La clave es realizar una pequeña investigación previa para anotar cuáles son los que más despiertan tu atención. Otro consejo que podemos brindarte es que no tengas miedo de caminar y buscar por tu propia cuenta, ya que en ciudades como estas la variedad de lugares para comer y beber puede ser tanta que todas las semanas abra un local nuevo que aún no hemos logrado conocer o no cuenta con reseñas online. Si descubres uno, te sentirás más que bien realizado y conforme con tu descubrimiento. ¡Compártelo con nosotros!

Publicado en
Destino
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO