Líderes de comunidades nativas exigen que se remueva el Monumento Nacional Monte Rushmore en Estados Unidos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

En víspera de la fiesta nacional del 4 de julio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, viajó este viernes a Dakota del Sur para pronunciar un discurso frente al Monumento Nacional Monte Rushmore.

Durante la ceremonia de este viernes se espera el inicio de una protesta cerca del monumento, en la zona tradicionalmente conocida como Black Hills, a dos kilómetros del monte, por parte de activistas aborígenes que exigen su eliminación al encontrarse en tierras apropiadas ilegalmente a la comunidad de los oglala sioux.

El líder de la tribu Cheyenne River Sioux está pidiendo que se remueva el Memorial Nacional Monte Rushmore, debido a que que fue tallado en un área que es considerada como tierra sagrada para los nativos. 

Monte

Harold Frazier, presidente de la tribu Sioux del río Cheyenne, criticó la próxima visita del presidente el 3 de julio, diciendo que su tribu está siendo “obligada a presenciar el azote de nuestra tierra con pompa, arrogancia y fuego con la esperanza de que nuestras tierras sagradas sobrevivan”.

Sus comentarios hacen referencia a los planes de Trump y el gobernador de Dakota del Sur, Kristi Noem, de traer de vuelta el espectáculo anual de fuegos artificiales del monumento para celebrar el Día de la Independencia, a pesar de que los expertos en incendios lo consideraron “desaconsejado” debido a las condiciones secas.

Así, este viernes a las 15.00 horas comenzará la “Manifestación contra Trump” para reclamar la devolución de las tierras, monumento incluido. “Es un símbolo de limpieza étnica”, ha lamentado el director ejecutivo del Consejo para el Tratado Sicangu Lakota, organización dedicada a aplicar la legalidad del tratado original, Phil Dos Águilas.

El Monte Rushmore fue tallado en Black Hills, las cuales siempre habían sido ocupadas por los nativos Lakota Sioux. En el Tratado de Fort Laramie de 1868, firmado durante los conflictos entre nativos y colonizadores de occidente, EE.UU. reconoció a Black Hills como parte de la Reserva Great Sioux.

Sin embargo, una vez que se descubrió que había oro en Black Hills, los colonizadores decidieron no honrar el tratado. Mineros se movieron al área y la armada de EE.UU. comenzó a movilizarse contra las personas nativas a mediados y finales de 1870. 

El Monte Rushmore es promovido como “un símbolo de libertad y esperanza para personas de todas las culturas y orígenes”; pero para las personas nativas es un recordatorio de una traición. 

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO