Los niños de la cueva tailandesa fueron sedados con una mezcla de ketamina, xanax y un supresor de saliva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

A los niños tailandeses que se quedaron atrapados en una cueva el verano pasado se les dio ketamina, xanax y atropina supresora de saliva para evitar que entraran en pánico durante su dramático rescate, reveló la BBC el lunes.

Los 12 niños, de entre 10 y 16 años, y su entrenador de 25 años recibieron el cóctel de drogas antes de que fueran sacados de la cueva de Tham Luang en el norte de Tailandia en julio del año pasado, dijo el corresponsal de la BBC en el sudeste asiático, Jonathan Head.

La ketamina, más comúnmente utilizada como tranquilizante para caballos, es un anestésico general, y el xanax induce somnolencia.

La atropina disminuye la frecuencia cardíaca y se utilizó para secar los líquidos en la boca para mitigar el riesgo de que los niños se atragantaran con su propia saliva.

El equipo de rescate volvió a administrar la ketamina dos veces para evitar que los niños recuperen la conciencia, dijo Head, y agregó que los niños más grandes recibieron dosis más grandes.

‘Los chicos y su entrenador estaban tan sedados que, en algunos casos, apenas respiraban. A cada miembro del equipo se le dio una máscara facial completa, luego se la ató con sus manos y pies a una especie de camilla con ataduras de cables’, informó Head.

Los rescatistas movieron a los niños abrazándolos más cerca de sus cuerpos o empujándolos hacia delante, antes de pasarlos a otros buzos. Más cerca de la entrada, los buzos conectaron a los niños a un sistema de poleas instalado en el techo de la cueva y los arrastraron.

‘Sedar a los muchachos y a su entrenador fue la única forma de salir con vida’, dijo Vernon Unsworth, el buzo británico que ayudó a liderar los esfuerzos de rescate, en el podcast.

El equipo de rescate, que estaba formado por buzos profesionales y anestesistas, inicialmente se debatió sobre si utilizar sedación.

Antes de continuar con los esfuerzos de sedación y rescate, los buzos británicos y Harris, un ciudadano australiano, se aseguraron de que el gobierno tailandés les otorgue inmunidad en caso de que algo saliera mal.

Los 12 niños y su entrenador fueron rescatados de la cueva de Tailandia exitosamente

Los doce niños y su entrenador de fútbol fueron rescatados de la cueva en Tailandia, donde estuvieron atrapados durante más de dos semanas.

La osada operación de rescate estaba llena de peligros, y los niños se vieron obligados a sumergirse en túneles oscuros y angostos para llegar a la salida. Por ahora todos permanecerán en el hospital para ser monitoreados en caso de que desarrollen alguna enfermedad por estar dentro de la cueva por tanto tiempo. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO