Los niveles de dióxido de carbono alcanzaron el nivel más alto de los últimos 3.6 millones de años

emisiones
Redactora Social
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

Dado que la cantidad de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera sigue aumentando en 2021, los niveles se encuentran en su punto más alto en los últimos 3,6 millones de años.

Los niveles de CO2 y metano aumentaron el año pasado, y el CO2 alcanzó nuevos niveles a pesar de una reducción del 7% en las emisiones globales esperadas, que fue impulsada por la pandemia de coronavirus.

Según los cálculos publicados por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), el promedio global de CO2 atmosférico alcanzó 412.5 partes por millón (ppm) en 2020, lo que marca un aumento de 2.6ppm desde 2019 y el quinto aumento más grande desde que comenzó la organización midiendo los niveles de CO2 atmosférico hace 63 años.

En un comunicado emitido el miércoles 7 de abril, la NOAA declaró que la cantidad de CO2 en la atmósfera es «comparable a donde estaba durante el Período Cálido del Plioceno Medio, hace unos 3,6 millones de años».

Durante ese tiempo, dijo la organización, el nivel del mar era unos 25 metros más alto que hoy, la temperatura promedio era 3°C más alta que en la época preindustrial, y los estudios indican que grandes bosques ocuparon áreas del Ártico.

Si la pandemia no hubiera resultado en la reducción del 7%, Pieter Tans, el científico principal del Laboratorio de Monitoreo Global de la NOAA, estima que 2020 habría sido un año récord de emisiones de CO2.

Los gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono y el metano se liberan mediante la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas. Al hacer esto, los humanos han provocado que la temperatura de la atmósfera de la Tierra se eleve a niveles que no pueden explicarse por causas naturales, informa USA Today.

En las últimas dos décadas, la temperatura mundial ha aumentado alrededor de dos tercios de grado.

Colm Sweeney, del Laboratorio de Monitoreo Global de la NOAA, comentó: “La actividad humana está impulsando el cambio climático. Si queremos mitigar los peores impactos, será necesario un enfoque deliberado en reducir las emisiones de combustibles fósiles a casi cero, e incluso entonces tendremos que buscar formas de eliminar aún más los gases de efecto invernadero de la atmósfera».

En lo que respecta al metano, el análisis de la NOAA encontró que «el aumento anual de metano atmosférico para 2020 fue de 14,7 partes por mil millones (ppb), que es el mayor aumento anual registrado desde que comenzaron las mediciones sistemáticas en 1983».

El químico investigador de la NOAA, Ed Dlugokencky, ha dicho que si bien el aumento de las emisiones de combustibles fósiles «puede que no sea totalmente responsable del reciente crecimiento de los niveles de metano, la reducción de las emisiones de metano fósil es un paso importante hacia la mitigación del cambio climático».

La organización ha notado que su informe es preliminar y que el cálculo final de los niveles suele ser ligeramente más bajo que las cifras preliminares. Sin embargo, incluso teniendo en cuenta los ajustes, «es probable que el aumento de 2020 siga siendo uno de los más grandes de todo el registro», dijo la NOAA.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *