La NASA confirmó que hay agua en la Luna y esto podría facilitar las misiones de los astronautas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Mediante un anuncio emitido por la NASA durante la jornada del lunes, el organismo confirmó una ansiada noticia: hay agua en la Luna. Es decir, se ha detectado agua en la superficie de la Luna y esto podría significar un gran aporte para facilitar la misión de los astronautas en el futuro.

Según ha trascendido, el descubrimiento fue posible gracias al Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA), un avión Boeing 747 modificado para transportar un enorme telescopio reflector.

La NASA confirmó que hay agua en la Luna y esto podría facilitar las misiones de los astronautas
La NASA confirmó que hay agua en la Luna

El desafío por encontrar rastros de presencia de agua en la Luna comenzó recién a partir del 2008: si bien durante mucho tiempo se creyó que la Luna era un astro muy árido, desde aquel momento unos investigadores lograron descubrir unas moléculas de agua en el interior de magma traído por astronautas de las misiones Apolo.

La misma se trata de agua helada, atrapada en el fondo de grandes cráteres que se hallan continuamente a oscuras, cerca de los polos, donde las temperaturas son extremadamente bajas. Tiempo después, un reciente estudio publicado en Nature Astronomy revela la existencia de una multitud de microcráteres, identificadas como “trampas frías”que contienen en el fondo agua helada.

El hallazgo, que ha sido publicado esta semana en dos artículos en Nature Astronomy (2), implica la detección directa de agua molecular (H2O) en la Luna y, al mismo tiempo, señala también la existencia de grandes áreas, alrededor de los dos polos lunares, en las que el agua podría estar atrapada de forma estable.

Sin embargo, al respecto, los especialistas prefieren ser cautelosos ya que consideran como algo prematuro aún dar precisiones sobre “la cantidad de agua y en qué estado se encuentra“. De acuerdo a lo que han indicado los científicos de la NASA, sería más conveniente, al menos por el momento, que este hallazgo sea utilizado como un recurso científico “para entender la evolución del Sol, de la Luna y de nuestro Sistema solar“:

“Es difícil saber si va a servir como un recurso natural para explotar. Las observaciones de SOFIA y otras futuras nos ayudarán a entender el gran panorama de dónde y cómo se encuentra el agua. Ahora sabemos que hay agua en algunos de los cráteres oscuros”

Explicó la NASA durante el anuncio de este lunes

Volviendo a las investigaciones, en una de las dos publicaciones acerca de la presencia de agua en la Luna, Casey Honniball, del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la Nasa, analizó junto a su equipo los datos del telescopio aéreo del Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA), que observaba la Luna en infrarrojos a 6 nanómetros.

Gracias al registro a esa longitud de onda, a diferencia de las observaciones anteriores, pudieron detectar una firma inequívoca del H20 que no se comparte con otros compuestos de hidroxilo. Así mismo, los investigadores descubrieron, además, que en las latitudes altas cerca del polo sur el agua está presente en concentraciones que van de las 100 a las 400 partes por millón

Lo cierto hasta el momento es que, según la NASA, este anuncio podrá influir de manera positiva en su próximo programa Artemisa, que busca enviar astronautas a la Luna para el 2024: “Este nuevo descubrimiento contribuye a los esfuerzos de la NASA para aprender sobre la Luna en apoyo de la exploración del espacio profundo. Bajo el programa Artemisa de la NASA, la agencia enviará a la primera mujer y al próximo hombre a la superficie lunar en 2024 para prepararse para nuestro próximo salto gigante: la exploración humana de Marte ya en la década de 2030. Comprender la ciencia de la Luna también ayuda a reconstruir la historia más amplia del sistema solar interior“.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

Una de las mejores mesas de la casa en un restaurante de la ciudad de Nueva York es (o era) también una habitación de hotel. ¿Cómo? En medio de reglas estrictas para cenas en interiores y un menor número de viajeros debido a la pandemia, Le Crocodile, un restaurante francés del Wythe Hotel en Williamsburg, ha optado por una solución innovadora y oportuna para los tiempos que corren.

Se trata de la posibilidad de acceder a una experiencia de restaurante totalmente privada dentro de una habitación de hotel vacía. Si bien la iniciativa tiene su sustento en propiciar espacios seguros y garantizar el menor contacto posible entre personas desconocidas, también ha servido como una estrategia para compensar las pérdidas comerciales debido a la ausencia de turistas internacionales en la Gran Manzana.

Así, por una cifra de cien dólares por persona, los comensales obtienen la habitación durante toda la noche para disfrutar de comida y bebidas francesas. Por lo pronto, según ha trascendido, las habitaciones privadas están completamente reservadas la mayoría de los fines de semana. No obstante, Le Crocodile todavía tiene su comedor interior principal y su jardín al aire libre con asientos limitados y mesas distanciadas físicamente según lo dictado por las pautas del estado neoyorquino.

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada
Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

El propietario del restaurante y chef de este hotel de Nueva York, Aidan O’Neal, dice que se le ocurrió la idea de reemplazar las camas por mesas de comedor, pero al principio nadie pensó que fuera una buena idea. Revisaron la idea nuevamente en el verano y ahora todas las habitaciones del segundo piso del hotel se han convertido en comedores.

Conoce Wythe Hotel: cómo es por dentro el hotel de Nueva York que convirtió sus habitaciones en comedores

El Wythe Hotel ocupa una antigua fábrica centenaria, tiene 70 habitaciones y está situado en el litoral de Brooklyn. Se ha conservado su carácter industrial y algunas habitaciones tienen paredes de ladrillo visto.

hotel de Nueva York

Todas las habitaciones cuentan con techos altos (casi 4 metros) de madera originales, ventanas y suelo de hormigón con calefacción. Algunas habitaciones ofrecen vistas al perfil urbano de Nueva York, y otras dan a los barrios de Brooklyn y Williamsburg.

hotel de Nueva York

El hotel tiene un restaurante en la planta baja, Le Crocodile, y un bar en la 6ª planta, el Lemon’s. El Lemon’s ofrece platos pequeños, y Le Crocodile sirve desayunos, almuerzos y cenas a base de platos americanos. Para las comidas, se utilizan ingredientes de origen local. Hay un comedor privado.

hotel de Nueva York

La parada de North Williamsburg del ferry de East River está a 644 metros del alojamiento, t el Music Hall de Williamsburg se encuentra a 483 metros del Wythe Hotel.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO