Un grupo de no videntes realizó un ascenso al volcán Lanín demostrando que nada es imposible

parque-lanin-ciegos-ascensojpg
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Cuatro personas viajaron desde la costa atlántica para realizar la popular travesía de ascenso al volcán Lanín, situado en el interior del Parque Nacional Lanín. Pero no fue cualquier grupo, sino uno integrado por personas que demuestran que cuando hay ganas todo es posible de lograr. Se trata de aventureros con problemas de visión que decidieron dejar de lado los obstáculos para desafiar su condición y cumplir el reto.

Un grupo de personas pertenecientes a la ONG marplatense “Guías a la Par”, realizó un ascenso guiado al Volcán Lanín: Carlos Vizcaíno, con ceguera; Claudio Gómez, con una disminución visual, y los guías Magalí López y Mauro Ringas. Además, también ayudaron guías de San Martín de los Andes que conocían el lugar.

Desde la agrupación se encargan de ayudar a personas ciegas a realizar diversas actividades físicas. La idea de vivir esta experiencia única empezó un año atrás, cuando las coordinadoras propusieron el proyecto de escalar el Lanín. Sabiendo que se trataba de un viaje costoso y para el cual debían conseguir cómo cubrir gastos de traslado, vestimenta y demás necesidades básicas, vendieron rifas y comida para poder costear el mismo.

Un Grupo De No Videntes Realizó Un Ascenso Al Volcán Lanín Demostrando Que Nada Es Imposible
Un grupo de no videntes realizó un ascenso al volcán Lanín demostrando que nada es imposible
Imagen Ascenso Al Volcán Lanín Parque Lanin Ciegos Ascenso4Jpg

El volcán Lanín es un estratovolcán considerado activo, ubicado en el sur de Chile y Argentina, más precisamente en una zona incluida en el Cinturón de Fuego del Pacífico. Tiene una altitud de 3.776 metros sobre el nivel del mar y hacer cumbre en el volcán Lanín es una de las experiencias turísticas más convocantes en la Patagonia.

La comitiva fue recibida por el Jefe de los Guardaparques, Santiago Gorini. Y una vez preparados se dispusieron al ascenso. Si bien lamentaron no poder hacer cumbre, terminaron su experiencia embargados por la emoción ante el intento de este nuevo desafío.

En lo que fue el recorrido en sí, este grupo de no videntes tardó unas siete horas para realizar el primer tramo del ascenso. Luego descansaron en el refugio a 2300 metros de altura. A través de un comunicado difundido por el Parque Nacional Lanín, indicaron que los participantes de la travesía se encontraban “muy cansados, pero con muchas ganas y emoción”.

Allí, tras un descanso, realizaron prácticas en técnica de tensión en hielo y la utilización de grampones, una especie de calzado con estacas para no resbalarse en los suelos congelados. Por último, el tramo final lo ejecutaron cerca de las 2 de la madrugada con la intención de llegar a la cumbre del volcán. Uno de los grupos llegó hasta los 2800 metros, mientras que el otro hasta los 3250.

Nos vamos del Volcán Lanín con el orgullo y la certeza de haberlo dejado todo, no nos quedamos con nada. No hicimos cumbre porque estábamos muy cansados”, explicó Mauro Ringas, guía del grupo de ciegos. Así mismo, admitieron que “la montaña les puso una barrera”, pero no descartan regresar por el objetivo máximo en un futuro.

Si quieres conocer más historias como esta, ¡síguenos en Instagram!

https://www.instagram.com/p/CI3RiaiM-6X/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *