Este padre se tatúa la mancha de nacimiento de su hijo para hacerlo sentir más seguro de sí mismo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Desafortunadamente, los estereotipos de belleza que consumimos y a los que estamos expuestos, consciente o inconscientemente, han moldeado nuestro ideal de belleza, nuestro “deber ser” físico para alcanzar un grado de felicidad o satisfacción personal. ¿Qué pasa cuando algo de nuestro cuerpo escapa a esos mal llamados “modelos”? La frustración se nos hace carne propia, provocando inseguridad y afectando nuestro rendimiento en cuestiones que escapan (o no) a la imagen física: trabajo, parejas, amigos…

Lo cierto es que, en mayor o menor medida, cuando algo de nuestro cuerpo empieza a perturbarnos, la actitud se nos escurre entre las manos. Eso mismo notó Derek Prue, un padre que comenzó a observar cómo su hijo empezaba a manifestarse algo incómodo con su mancha de nacimiento que cubre buena parte de su pecho.

En algunos casos, podemos asumir que los complejos solo existen en nuestra mente. Es decir, que aquellas cosas que nos incomodan de nosotros mismos, solo parecen ser realmente observadas en detalle por nosotros. Quizás nuestro círculo íntimo de familia y amigos no repare en aquel detalle. Aún así, los padres pueden llegar a hacer hasta lo imposible con tal de calmar las preocupaciones de su hijo, y en este caso Derek decidió transmitirle seguridad y amor tatuándose la forma de su mancha de nacimiento.

Sí, ya sé… imposible seguir leyendo la nota sin sentir un poco de emoción. Al respecto, Derek expresó: “No lo dudé ni un segundo… Mi hijo estaba cada vez más incómodo a medida que crecía, y tuve la idea de tener la misma marca que él… Lo vi como una oportunidad de hacerlo sentir más cómodo consigo mismo”.

Este padre se tatúa la mancha de nacimiento de su hijo para hacerlo sentir más seguro de sí mismo
Este padre se tatúa la mancha de nacimiento de su hijo para hacerlo sentir más seguro de sí mismo

De esta manera, este padre se dirigió a Juicy Quill Tattoo, un estudio de piercings y tatuajes cerca de su hogar en Alberta, Canadá. El valiente hombre y el tatuador pasaron juntos más de 30 horas allí, a lo largo de varias semanas, mientras le tatuaban una copia idéntica de la marca de nacimiento de su hijo en el pecho.

¿Cómo descubrió el pequeño la sorpresa que le tenía preparada su padre? El hijo de Prue, Derek Jr., quedó completamente en shock cuando su padre reveló la marca mientras jugaban en la piscina. Cabe destacar que, por vergüenza a su marca, el chico había empezado a llevar una camiseta para cubrir su propia mancha en el agua, pero se alegró mucho cuando se dio cuenta de lo que había hecho su padre. Al final, el acto de solidaridad de su padre le dio a Derek Jr. la confianza para ser diferente, y ahora no duda tanto en quitarse la camisa cuando va a nadar.

“Ahora tenemos las mismas marcas para toda la vida”

Derek
padre

Si quieres conocer más historias sorprendentes como esta, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO