in

Por qué el 2019 será el año en el que más deberías viajar

Vivimos muy acelerados, todo el tiempo. Este apresuramiento hace que la gente esté siempre a punto de explotar. Hasta la persona más pacífica en un atasco de tránsito es capaz de enloquecer. Estamos llegando a un límite y eso se nota en el aumento de los casos de depresión, de estrés, de ansiedad, de obesidad, en el fracaso de los matrimonios, y en la dificultad que tienen las personas solteras para encontrar pareja. Esta “cultura correcaminos” está haciendo estragos en todo, desde la salud y la dieta hasta el medio ambiente.

Debemos dar prioridad a las cosas que son importantes y dejar ir todo lo demás, entonces comienza a desaparecer la presión. Debemos incorporar aquello que nos haga feliz, aquello que nos haga bien.

Todos necesitamos durante el 2019 entender la importancia de disfrutar más el momento. El ahora. Las pequeñas cosas. Dejarnos llevar más.

Interpretar los momentos de felicidad, esos pequeños instantes (como el de Will Smith en ¨Persuit of Happiness¨)

Pocas frases generan tanta adrenalina y felicidad como:  ¨sus boletos han sido confirmados¨

Viajar no sólo se trata de conocer un lugar, probar algo nuevo, tener esa foto que tanto vimos… viajar es más bien una transformación: un camino hacia lo desconocido y del que nunca volvemos siendo los mismos.

¿Qué llevamos cuando nos vamos de viaje?

Algunos quieren llevarse de todo, incluso demasiado.

Hay quienes no llevan más que ganas acumuladas, sueños, metas, miedos, amor o compromiso… Todo esto no cabe en una valija. Son cosas que llevas contigo mismo, para dejarlas en alguna parte, o para traerlas de vuelta. Siempre renovado y con nuevas ideas. Incluso, puede que con una nueva vida por delante. Por eso, en este 2019 no importa lo que lleves, lo importante es que te dejes llevar. Este es nuestro mensaje para ti: déjate llevar.

Déjate llevar porque el mundo está para recorrerlo. Déjate llevar porque hay poco tiempo y mucho qué ver. Déjate llevar porque viajar es la mejor forma de vivir la vida. Déjate llevar porque viajas seguro y protegido, porque te ofrecemos nuestra confianza y nuestro respaldo.

Si todavía no te convenciste de que el 2019 es oportunidad para viajar más, aquí te damos 5 razones por las que viajar podría traer muchos beneficios a tu vida:

1. Científicamente comprobado: viajar te hace más feliz que comprar cosas

Ya sabemos que viajar nos da más felicidad que comprar cosas materiales. Los momentos vividos en un viaje, la suma de experiencias y los recuerdos brindan un placer y un bienestar a largo plazo.

Y es que viajar hace bien: planificar un viaje, buscar hospedaje, armar itinerarios, comprar los pasajes y hacer las valijas, todo esto ya supone un cambio en el estado de ánimo de las personas.

Incluso los momentos previos al viaje y anticiparse a las experiencias que se van a vivir ya genera una sensación de felicidad que potencia el viaje en sí mismo.

Viajar nos conecta con nosotros mismos, con nuestras emociones y alegra el espíritu.

2. Tu cerebro, agradecido!

El simple hecho de tener que adaptarse a nuevos destinos, paisajes, sensaciones, aromas, personas, sonidos, permite crear un mapa mental del lugar en el que uno está. Esto sumado a la necesidad de comunicarse en otro idioma, estimulan el cerebro y lo vuelven más activo y creativo.

3. Fortalece tu autoestima

Al viajar, solemos enfrentarnos a nuevos desafíos cada día y el hecho de buscar los recursos para resolverlos, potencia la autoestima.

En especial, si se trata de un viaje a destinos lejanos o a culturas diferentes, que representan un mayor desafío, llegar a un lugar desconocido o tratar de entender un nuevo idioma. Todas estas nuevas vivencias se transforman en anécdotas inolvidables y en futuros recuerdos.

Todo lo que vivimos nos ayuda a reforzar la confianza en nosotros mismos.

4. Reduce el estrés

Está comprobado que el hecho de dejar atrás la rutina y el ritmo acelerado de la vida en la ciudad permite desconectar, bajar los niveles de ansiedad y disfrutar del presente en un nuevo escenario.

Pero claro, es importante la actitud con la que uno encara el viaje en sí mismo. Los preparativos del viaje, las inseguridades, los miedos por el idioma desconocido y las dificultades que se puedan presentar pueden jugar en contra.

Viajar nos permite ver los problemas desde oro punto de vista.

5. Permite afrontar mejor los problemas

Cuando uno se aleja y conoce otras realidades adquiere una nueva perspectiva de la propia vida y es capaz de ver sus problemas desde otro punto de vista. Por eso, al regresar de un viaje, valoramos mucho más a los que nos rodean, nos quejamos menos, y eso mejora nuestro bienestar emocional.

¿Qué viajes emprenderás este año?

Escrito por Delfina Velarde

Soy un poco de todo. Por momentos escritora, cada tanto fotógrafa y desde siempre una exploradora. Viajar me ayuda a conocer quién soy. Seguí mi ruta de viaje en @travelersintranslation

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Se casaron horas después de conocerse en el aeropuerto

Así será el restaurante subacuático más grande del mundo